Aberdeen Standard Emerging Markets Corporate Bond: estrategia actualizada de este buque insignia de Aberdeen en España

Siddharth Dahiya (Aberdeen Standard)
Foto cedida

El Aberdeen Standad SICAV I – Emerging Markets Corporate Bond Fund es uno de los buques insignia de Aberdeen Standard Investments en España. El producto cuenta con Sello FundsPeople 2020, con doble calificación, Blockbuster y Consistente. Tal y como explica Siddharth Dahiya, jefe de Renta Fija Corporativa Emergente en la gestora escocesa, la filosofía de inversión del fondo se basa en varios aspectos.

“En primer lugar, dependemos de un proceso de análisis bottom-up profundo y riguroso. Consideramos que esto es esencial para aprovechar las oportunidades y mitigar los riesgos de una clase de activo muy diversa y que evoluciona rápidamente. Esto nos permite, a su vez, comprender mejor las compañías, ignorar el ruido y centrarnos en los motores que de verdad impulsan los beneficios”, subraya.

El objetivo que se han fijado es identificar a las empresas que tienen modelos de negocio robustos y balances sólidos, pero que están mal valoradas. “Creemos que esta es una parte particularmente atractiva del mercado y dedicamos una parte significativa de nuestras carteras. Por supuesto, para nosotros es fundamental tener una perspectiva de largo plazo”.

Al mismo tiempo ponen mucho énfasis en la protección contra las caídas. Consideran que para que la gestión de riesgos sea eficaz esta parte debe estar integrada en la cultura de los equipos de inversión. “Nuestra primera línea de defensa es un profundo conocimiento de las empresas en las que invertimos; sin embargo, hacemos especial hincapié en la diversificación y el dimensionamiento de la posición. Nuestra gran capacidad de análisis nos permite encontrar suficientes oportunidades atractivas para diversificar eficazmente los fondos”.

A su vez, la diversificación les permite dimensionar las posiciones en consecuencia. “Tenemos un historial muy sólido en este sentido; a pesar de una histórica sobreponderación en alto rendimiento desde su creación (debido a nuestra asignación a empresas fundamentalmente mal calificadas), el fondo solo ha tenido un impago desde su creación en diciembre de 2010, mientras que el universo de alto rendimiento de los mercados emergentes ha registrado 118 impagos durante ese período”.

Sus capacidades de gestión de riesgo se ven reforzadas por la incorporación de dos analistas cuantitativos de renta fija en el equipo de deuda de mercados emergentes. Además, el sistema de gestión del riesgo de renta fija (Quantum), propiedad de ASI, les sirve para probar la sensibilidad de las carteras a los choques externos y añadir una superposición macro durante el proceso de construcción y supervisión de la cartera. “Esto nos permite, entre otras cosas, comprobar si nuestros fondos son excesivamente sensibles o están correlacionados con uno o más factores macro y nos ayuda a desglosar las fuentes de riesgo de varias maneras diferentes”.

“Para poder desarrollar todo este proceso en un mercado tan amplio como el crédito de mercados emergentes es necesario disponer de amplios recursos y nuestro equipo está formado por 38 profesionales diversificados en varias localizaciones. Nos acompaña también la experiencia, ya que llevamos varias décadas invirtiendo en estos países”. Por último, Dahiya considera importante señalar lo que ya es una seña de identidad del proceso de inversión de ASI. “El análisis de los factores ESG está integrado dentro de este proceso”.

Proceso de inversión

El objetivo de inversión del fondo es el de conseguir un rendimiento total a largo plazo que se logrará invirtiendo al menos dos tercios de los activos en títulos de deuda y valores relacionados con la deuda emitidos por empresas (incluidas las empresas estatales) que tengan su sede u operen predominantemente en un mercado emergentes.

Los primeros pasos en el análisis de un título de crédito giran en torno a la respuesta a tres preguntas básicas: ¿ese título de crédito es invertible? ¿pueden entender el modelo de negocio de la compañía que lo emite? y ¿tienen confianza en la gestión y la gobernanza empresarial?

“Para evaluar si una oportunidad de crédito es invertible, a menudo nos fijamos en el tamaño de la emisión, la liquidez potencial después de la emisión y el acceso continuo al mercado y a la gestión. Luego evaluamos el modelo comercial de la empresa y consideramos si hay alguna señal de alerta o preocupación en torno a las operaciones de la empresa. Por último, tamizamos cualquier preocupación o inquietud evidente en materia de gobernanza empresarial en torno a la empresa/los accionistas. También es importante que los directivos de las compañías en las que invertimos estén comprometidos con la empresa”, destaca el experto.

La piedra angular del proceso de análisis crediticio de Aberdeen Standard Investments es la Nota de la Compañía. “Contiene un análisis de la industria en la que opera la empresa, un análisis detallado de sus operaciones y modelo de negocio, análisis financiero y ganancias proyectadas, estructura de emisión y convenios y, finalmente, un análisis en torno a las cuestiones de ESG que afectan a la empresa!.

Una vez que se ha completado el análisis fundamental, el equipo discute el precio. “El debate se centra en el precio/valor actual en comparación con una serie de valoraciones alternativas. También podemos estimar cómo se negocia el valor del título en relación con su valor de recuperación en caso de impago, así como su valor real o justo, es decir, el precio al que creemos que debería negociarse dada la variedad de riesgos que nuestro proceso de investigación fundamental ha identificado”.

Como parte de esta evaluación general de riesgos, también consideran los aspectos técnicos del mercado, que incluyen factores como el tamaño de la emisión, la propiedad local y la base de inversores minoristas frente a los institucionales. Este análisis da como resultado una evaluación del valor relativo de cada valor (barato/justo/caro).

“Cuando construimos carteras, no nos influyen demasiado las ponderaciones de los índices de referencia, ni las concentraciones regionales, sectoriales o de calificación crediticia. Nuestro objetivo es mantener sólo las mejores inversiones, dondequiera que residan. Como resultado, analizaremos todo el universo invertible y tomaremos posiciones de alta convicción”.

Principales apuestas del fondo

Actualmente, siguen manteniendo una posición sobreponderada en el alto rendimiento, aunque su opinión se centra menos en la asignación de activos que en la selección de títulos, eliminando los nombres potencialmente problemáticos que han tenido una buena racha y eligiendo a los ganadores y perdedores en un mundo que puede haberse visto permanentemente alterado por los acontecimientos de marzo de 2020.

“A nivel de país, nuestras mayores posiciones de sobreponderación incluyen a los Emiratos Árabes Unidos, Brasil, Georgia, Colombia y Paraguay, mientras que nuestras mayores subponderaciones incluyen a Hong Kong, Corea, Tailandia, Macao e Israel. A nivel sectorial, tenemos una exposición sobreponderada en Bienes inmuebles y una exposición subponderada en Finanzas y Consumo”, señala.

Desde la recuperación en marzo, la emisión de los mercados primarios ha sido alta y han participado selectivamente en varias nuevas emisiones. “Más recientemente, añadimos posiciones en la procesadora de alimentos con sede en Brasil, Minerva, y en Rumo Logística con sede en Brasil, de la distribuidora de combustible Cosan y la empresa de papel Klabin, y cambiamos a bonos de fecha más corta en la empresa brasileña de proteínas BRF, mientras buscábamos reducir la duración de Brasil. Participamos en nuevas emisiones de Galaxy Bidco, con sede en los Emiratos Árabes Unidos, First Bank of Nigeria, Investment Corporation of Dubai, Kazmunaygas y Ukraine agri-business Kernel. Además, vendimos posiciones en Tullow Oil y el Banco GNB Sudameris”, concluye.