Catalana Occidente flexibiliza la política de inversión de su fondo GCO Mixto

Cambios en la gama de fondos de Catalana Occidente Gestión de Activos. La gestora ha decidido modificar la política de inversión de su fondo GCO Mixto, introduciendo unos cambios que flexibilizan su universo de inversión.

El fondo tendrá una exposición del 70% en renta fija y un porcentaje máximo al 30% en renta variable, como hasta ahora. No en vano, se elimina las restricciones del fondo con respecto a la duración de la cartera. Hasta ahora, tenía que ser interior a dos años y ahora, según consta en su folleto, no tendrá una duración media determinada.

Lo mismo pasa con la calificación crediticia de la carera de renta fija. Se incluye la posibilidad de que hasta el 20% de la parte de renta fija tenga baja calidad crediticia (inferior a BBB-) o incluso no tengan calificación. Algo que hasta ahora no estaba permitido.

 También se introducen cambios en la parte de bolsa. En concreto, hasta ahora el producto solo invertía la parte de acciones en compañías españolas, principalmente del Ibex 35. Ahora, la exposición se dirigirá principalmente a emisores de la OCDE, de capitalización bursátil alta media, u otros países emergentes (máximo el 15%).

Desde la propia gestora explican que «se ha considerado que una cartera de renta variable con un enfoque global variable tiene más sentido; permite una mejor diversificación de la misma y aprovechar la oportunidad de invertir en sectores no representados en nuestro mercado”.

Al final, estos cambios han traído consigo que se incremente el nivel de riesgo del fondo, que hasta ahora estaba en el nivel tres entre siete en la escala de la CNMV y ahora se incrementa hasta el cuatro.