Cómo se han movido los inversores de fondos españoles en estos siete años de tipos al 0%

Inversores españoles cambios en era tipos 0%, Cómo se han movido los inversores de fondos españoles en estos siete años de tipos al 0%
Firma: Elizabeth Lies (Unsplash)

El BCE ha confirmado que será en su próxima reunión del mes de julio cuando ponga fin a esa política de tipos al 0% que inició en marzo de 2016. Lo hará como respuesta a la alta inflación que solo en la zona euro ha alcanzado niveles record del 8% como consecuencia de un shock de oferta y también de los altos precios de energía y alimentos a los que ha contribuido la guerra de Rusia contra Ucrania.

Esa reunión de julio pondrá fin a siete años de tipos al 0% que han impactado en el perfil de los inversores españoles. De hecho, según los datos del Banco de España, en 2016 apenas un 12% del ahorro financiero de las familias estaba en fondos de inversión y ahora esa cifra es del 15%, un nuevo récord. Además, la necesidad de encontrar rentabilidades por encima de ese 0% en el que han estado los tipos de interés todos estos años ha supuesto que cada vez más inversores hayan ampliando en riesgo de sus carteras. Algo a lo que ha ayudado también el cada vez mayor asesoramiento que han recibido de las entidades financieras al calor de la directiva MiFID II, además del buen comportamiento que de forma general se ha visto en los mercados bursátiles.

Las pruebas de que se han asumido más riesgos

En concreto, según los datos de Inverco recopilados por FundsPeople, en diciembre de 2016 había en productos conservadores (fondos de renta fija, garantizados, con garantía parcial y monetarios) 94.538 millones de euros y en la actualidad  los activos bajo gestión en estos productos ascienden a 96.096 millones, con datos al cierre de mayo.

La cifra es ascendente, sí, pero apenas ha crecido un 1,6%. Dato que contrasta mucho con el crecimiento que ha experimentado el patrimonio de los productos de renta variable y también mixtos. En 2016 había 46.732 millones de euros en fondos de renta variable (se incluyen las categorías de Renta variable Euro, Renta variable Europa,Renta variable EE.UU., Renta variable Japón, Renta variable emergentes,Renta variable resto, renta variable nacional y globales) y al cierre de mayo la cifra es de 122.398 millones de euros, lo que supone un crecimiento acumulado del 161%. En mixtos, el crecimiento ha sido menor, del 15%, pero igualmente superior al visto en los fondos más conservadores.

fuente: elaboración propia a partir de los datos de Inverco

Más partícipes en productos de bolsa

Si bien en esta variación patrimonial no solo se tienen en cuenta las suscripciones sino que también es consecuencia del buen comportamiento de las carteras, los datos de la evolución de partícipes en cada tipo de fondos también muestran una clara preferencia por los activos de riesgo al menos en estos últimos siete años. Por ejemplo, los partícipes en fondos conservadores han crecido desde 2016 en un 81% hasta los 5,8 millones, pero en fondos de bolsa el crecimiento ha sido del 227% hasta los 7,3 millones.

¿Volverá el perfil conservador?

Uno de los grandes retos de la industria es la de mantener a los inversores en perfiles lo suficientemente arriesgados que les permitan batir a una inflación creciente, que se mantenga ese trasvase de ahorrador a inversor que se ha hecho efectivo en los últimos años. De hecho, así lo aseguró Elisa Ricón, directora de Inverco, en el evento El Futuro de la Depositaría, organizado recientemente por FundsPeople.

"El inversor conservador ha ido saliendo de su zona cómoda ya que por ejemplo ahora el 80% de planes tiene exposición a bolsa frente al 35% de 2012 pero sigue habiendo 1 billón de euros en depósitos incluso con tipos bajos, y en este nuevo contexto lo previsible es que ese perfil conservador vuelva", explicó. Y eso a pesar de las advertencias de los expertos que avisan que hay que seguir asumiendo riesgo para conseguir rentabilidades positivas, más con una inflación más alta que en el pasado

No será fácil teniendo en cuenta que ha sido en los últimos meses no solo se ha visto ya a algunas entidades volviendo a comercializar depósitos con rentabilidades positivas sino que cada vez son más las gestoras que han desempolvado a los fondos garantizados situándolos de nuevo en su oferta comercial. Además, los fuertes vaivenes que se están viendo en los mercados en esta primera parte del año ha dejado a los fondos de renta fija, tanto a corto plazo como a largo, con las mayores suscripciones netas acumuladas, más de 3.000 millones de euros cada una de las categorías.