Cómo se plantean la búsqueda de alfa los selectores españoles

, Cómo se plantean la búsqueda de alfa los selectores españoles
Funds People

Uno de los aspectos que suelen destacar los gestores de fondos en sus presentaciones es su capacidad para generar alfa, entendido como el valor o la rentabilidad adicional que son capaces de aportar por encima de la rentabilidad del mercado gracias a su buen hacer o a un proceso de inversión particularmente exitoso. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce y por eso los inversores profesionales suelen prestarle especial atención a la relación entre la beta y el alfa o, dicho de otro modo, entre el riesgo de mercado y la rentabilidad adicional que es capaz de generar una inversión.

“Es importante matizar bien algunos términos como exceso de retorno, generación de alfa o incluso beta”, señala David Sánchez, analista de fondos de inversión en AndBank, durante el desayuno temático organizado por Funds People y patrocinado por Algar Global Fund, fondo co-gestionado por Jean-Claude Felguera y Walter Scherk y asesorado por Juan Perea y por Beatriz Paredes, centrado precisamente en esta relación entre el alfa y la beta. “La beta de mercado no explica del todo la exposición del fondo y qué estás pagando. Nosotros trabajamos bastante ahora con los cuatro factores que definió Carhart en 1997 –value, quality, momentum y size– porque, a veces, lo que parece generación de alfa es una exposición de beta oculta a alguno de estos factores”.

, Cómo se plantean la búsqueda de alfa los selectores españoles

¿Por qué en Andbank consideran que esto es importante? Sánchez lo vincula a uno de los aspectos que está sufriendo una constante presión a la baja: el coste de los fondos. “Hay un término bastante novedoso que definía Martijn Cremers en 2016, que es el concepto de active fee, es decir, pagar únicamente por la gestión activa. Nosotros pensamos que las cosas irán por ahí, por intentar identificar dónde está el alfa, quitando todas esas betas ocultas, y pagar solo por ese alfa. Por eso creo que cada vez veremos más modelos core-satélite en los fondos de fondos; la gente pagará muy poco por los fondos explicados por las distintas betas y se pagará únicamente por los fondos que generen alfa”.

Entender las fuentes de alfa

“Nosotros intentamos tener lo mejor de los dos mundos, es decir, tenemos unos especialistas en gestionar la beta, que son los gestores de cartera, y luego tenemos unos especialistas en buscar alfa, que somos los selectores de fondos”, explica Marta Pérez Cogollos, Lead Research Analyst (Equities) de Santander Asset Management. “Pero no buscamos alfa a cualquier precio, sino que queremos entender la fuente de la que procede. No pasa nada si ese alfa lo ha generado un factor determinado pero tenemos que ser conscientes de ello. Nuestra labor como selectores es identificar una generación de alfa que sea sostenible porque tiene detrás un proceso de inversión, unos equipos, unos recursos… es decir, quitarle el envoltorio a lo que te están contando y saber exactamente qué es lo que estás comprando”.

Como apunta Francisco Blasco, responsable de renta variable y fondos de fondos en Imantia Capital, “al final, la labor de un selector es elegir aquel producto que genera una rentabilidad sostenida en el tiempo, saber cómo la genera y aportar alfa, determinando si ese fondo va a seguir generando rentabilidades superiores a las del mercado o si el gestor va a cambiar su filosofía, por ejemplo. Para eso hay que conocer el producto en profundidad, ver lo que está haciendo, cómo lo hace y si se adecua a tu visión”. Una labor que, como subraya Pérez Cogollos, “siempre tiene un componente más cualitativo que cuantitativo”.

“Hay que simplificar un poco”, asegura Santiago Montero, responsable de multigestión en March Asset Management. “En el mundo actual tenemos cantidad de aplicaciones y de herramientas que nos permiten determinar los sesgos de manera cuantitativa y se abusa un poco de esto. No se trata solo de valorar los datos: hay que analizar la naturaleza de lo que hay detrás. Los datos nos ayudan pero, al final, se trata de algo tan sencillo como entender cómo se gestiona y cómo se genera valor. Un gestor invierte en aquello que cree que le va a dar más potencial y un selector hace igual: invertirá más en aquellos gestores que considere que le van a aportar más valor. Pensamos que el factor humano dentro del análisis y la estabilidad y trayectoria de los equipos aportan un elemento adicional en el largo plazo”.

, Cómo se plantean la búsqueda de alfa los selectores españoles

“Nosotros insistimos muchísimo en la sistematización”, explica Jean-Claude Felguera, cogestor junto con Walter Scherk del fondo Algar Global Fund de Renta 4. “Como gestores, creemos que es muy importante explicar claramente lo que vamos a hacer y hacerlo. A veces, por la presión del retorno y de vender un buen performance, los gestores se desvían de donde se inscribe su fondo. Así que hay que mantenerse fiel a la estrategia para que la gente sepa que no te vas a despegar. Si funciona o no funciona, ya lo veremos , pero parte de la labor de análisis es entender realmente qué puedes esperar de un gestor”.