Dos consideraciones interesantes sobre el papel de las small caps en las carteras

alternativas, caminos
Firma: Unsplash

Pensar en una recesión inminente es antónimo de pensar en empresas de pequeña capitalización, precisamente las más delicadas ante una ralentización de la economía. Pero es precisamente donde coinciden en poner el foco dos grandes expertos como Björn Jesch, director de Inversiones de DWS, y Nicholas J. Paul, gestor de carteras institucionales de MFS.

Perspectiva geográfica

En el caso de Jesch, su tesis se centra más en la perspectiva geográfica. Recientemente se ha revertido la tendencia entre las acciones estadounidenses y europeas. En los últimos meses la renta variable europea ha brillado con más fuerza, y el director de Inversiones de DWS cree que, especialmente las small caps europeas, pueden seguir superando a sus homólogas estadounidenses.

Muchas de esas razones son de ámbito macroeconómicas (el estímulo fiscal será positivo en Europa este año, pero negativo en Estados Unidos), pero principalmente Jesch subraya razones específicas relacionadas con el mercado.

Una de ellas es que el descuento de valoración de las small caps europeas, que aún se encuentra en un 26%, muy por encima de su promedio de 14% en los últimos 20 años. “Además, esperamos una mayor necesidad de revisiones a la baja para las estimaciones de ganancias de Estados Unidos en comparación con Europa durante el año”, afirma Jesch.

Por otra parte, la composición del sector del Stoxx 600 le parece actualmente más atractiva. “La proporción de acciones value (incluidas las financieras), que seguimos favoreciendo en este entorno, es significativamente mayor que en Estados Unidos”, argumenta. Además, ve probable que los sectores cíclicos locales se beneficien relativamente más de la apertura de China (industria, minería, lujo) que los sectores estadounidenses. También ve más riesgo a la baja debido a los márgenes récord en las acciones estadounidenses, que deben corregirse en un entorno de tasas de interés reales significativamente más altas.

Por qué mejor SMid que solo Small

La segunda apreciación que hacen Jesch y Paul es a nivel técnico. Ambos coinciden en destacar el segmento de las small y mid caps (SMid caps). “Tienen tasas de crecimiento más altas, márgenes de beneficio más altos y una mayor capacidad de fijación de precios en comparación a largo plazo, lo cual es especialmente gratificante en el actual entorno de inflación. También tienen potencial de recuperación en términos de valoración. Su relación precio-beneficio en comparación con las acciones de mayor capitalización está bien por debajo del promedio de los últimos 15 años”, explica Jesch.

Pero Paul también destaca algunas ventajas potenciales que aporta ampliar la asignación a compañías de mediana capitalización. Una es la mayor liquidez. Según los cálculos de MFS, la incorporación de acciones de mediana capitalización en el universo de inversión podría permitir una exposición a títulos más líquidos sin tener que pagar una prima de liquidez por esta ventaja añadida. De hecho, a 31 de diciembre de 2022, el índice MSCI ACWI Small Mid Cap se negociaba con descuento con respecto al índice MSCI ACWI Small Cap, al tiempo que ofrecía un mayor porcentaje de acciones con un volumen de negociación medio diario superior a 10 millones de dólares.

Otro punto a resaltar es lo que aporta ampliar el abanico. El universo asociado al índice MSCI AC World Small Mid Cap, compuesto por más de 7.500 empresas, es considerablemente más grande que el índice mundial de pequeña capitalización (formado por 6.000 acciones aproximadamente).

En tercer lugar, con menor riesgo se obtiene mayor flexibilidad. “Las firmas de mediano tamaño suelen situarse en una fase temprana o intermedia en el ciclo de crecimiento de un nuevo producto o mercado, o suelen dominar en mercados finales más pequeños, pero muy interesantes. Por lo tanto, solemos identificar menos riesgo en estos negocios a menudo más maduros que en empresas nuevas o emergentes”, explica Paul. Además, las medianas empresas son todavía lo suficientemente pequeñas como para beneficiarse de un crecimiento potencial durante varios años.

Y, por último, que sigue siendo una clase de activos muy ineficiente. Desde el punto de vista de la cobertura analítica, el universo mundial de pequeñas y medianas capitalizaciones puede ofrecer una cobertura de ventas (sell-side) mucho más escasa que en el caso de las acciones de gran capitalización (tanto a escala mundial como en Estados Unidos), así como una cobertura ligeramente más limitada en comparación con las pequeñas capitalizaciones mundiales.