Dr. Antti Ilmanen (AQR): “Acepte la realidad. La corrección ha sido dolorosa, pero las rentabilidades esperadas ahora parten de un punto más sano”

Investing Amid Low Expected Returns, Dr. Antti Ilmanen (AQR): “Acepte la realidad. La corrección ha sido dolorosa, pero las rentabilidades esperadas ahora parten de un punto más sano”
Dr. Antti Ilmanen. Foto cedida (AQR)

Durante mucho tiempo Dr. Antti Ilmanen se sentía como el chico que gritó lobo. Los inversores han disfrutado de más de una década prácticamente ininterrumpida de subidas del mercado. Pero en opinión del co responsable de Portfolio Solutions Group en AQR Capital Management, las valoraciones solo se estaban enriqueciendo más y más. Año a año el inversor diversificado ha recibido un retorno positivo. Año a año las tradicionales métricas de valoración del mercado se seguían elevando y en consecuencia los potenciales retornos disminuyendo.

Ilmanen señala por ejemplo un indicador clásico, el Shiller P/E. Hace 10 años el PER del mercado estadounidense estaba en 20 veces beneficios. Ya por encima de la media histórica. Pero es que en el pico de la euforia el año pasado llegó a tocar 40 veces beneficios. “Lo que la gente no se daba cuenta era que lentamente estábamos almacenando los problemas para el futuro”, afirma. “Las exigentes valoraciones siempre fueron un problema, simplemente fueron engordando más y más”.

Sin darse cuenta los inversores firmaron un contrato que comprometía sus retornos futuros en base a la imagen que le mostraba su retrovisor. Las rentabilidades anualizadas han sido jugosas, pero enmascaraban, en su visión, la revalorización de las cotizaciones y los retornos potenciales cada vez más bajos. Hasta 2022.

Y así, llegamos al escenario que Ilmanen plantea en su último libro: Investing Amid Low Expected Returns: Making the Most When Markets Offer the Least. Invertir en un mundo de bajos retornos esperados: hacer lo mejor cuando el mercado ofrece menos. Se trata de la continuación del libro Expected Returns: An Investor's Guide to Harvesting Market Rewards, publicado en 2011.Más adaptada al contexto actual. Y lo cierto es que el experto no pudo acertar más con el timing del mercado. Cuando se enfrentaba a las primeras líneas del texto el mercado se encontraba inmerso en plena euforia por el descubrimiento de las vacunas contra el covid-19. Ahora que la publicación llega a los lectores, el tono es muy distinto.

La teoría del sufrimiento lento vs sufrimiento rápido

El inversor ha disfrutado de años de bonanza pero ahora ha llegado el momento de enfrentarse a los problemas del pasado. “Siempre ha estado en el aire la pregunta sobre cómo y cuándo darían un paso atrás los bancos centrales. Ese punto al fin ha llegado”, insiste Ilmanen. Y lo ha hecho de la mano de una inflación que la economía no vivía en décadas.

El experto insiste. Esta corrección era inevitable. Sabíamos que vendría, que era necesaria. La cuestión era si sería un sufrimiento lento o rápido. Ahora sabemos que ha sido el segundo caso. La renta fija ha sido visto el primer impacto, pero como bien recuerda Ilmanen, los mercados están conectados. Los públicos y los privados. Eventualmente, afirma, estas caídas llegarán al mercado de la vivienda. Puede que incluso ya lo estemos viendo en algunos puntos del inmobiliario global.

Pero esta es una historia global, en su opinión, por lo que la ola terminará por sacudirlo todo. “Me recuerda a las escenas míticas del coyote en los dibujos animados del correcaminos. Cuando corre tan rápido que se queda colgado en suspensión en el aire. Hay muchos mercados en ese punto. Parece que aguantan, pero solo están esperando a que la gravedad haga su trabajo”, cuenta.

Filosofía finlandesa para ser más felices

Pero Ilmanen también tiene un segundo mensaje. De hecho, es con el que le gustaría que se quedaran los lectores. Y es que, hay una segunda cara a esta fuerte corrección. Ahora las valoraciones parten de un punto más razonable y la euforia se ha templado. Es decir, las expectativas del inversor se han racionalizado. Y en opinión del experto, eso es una buena noticia. “¿Sabe por qué se dice que los finlandeses son los más felices? Porque es parte de nuestra cultura tener bajas expectativas”, bromea.

En su opinión, es la filosofía con la que se debe asumir la primera mitad de 2022. Incluso a pesar de que los rendimientos de los bonos y las valoraciones de los activos de riesgo aún estén por encima de la media a largo plazo. “El inversor debe aceptar la realidad y pasar página. A largo plazo sigue siendo la opción más acertada tomar riesgo en el mercado”, insiste.

¿Qué recomendaría al inversor en este contexto? No seas complaciente, pero tampoco tires la toalla. En su opinión, hay activos que todavía ofrecen diversificación. Es un tema que toca en profundidad en su libro. Por ejemplo, entre las diferentes alternativas de diversificación, Ilmanen favorece la inversión por estilo (como estrategias de valor y tendencias) frente activos ilíquidos.