El inversor español renueva su optimismo con los mercados

Hans Eiskonen en Unsplash

La mayoría de los inversores y ahorradores españoles mantienen su confianza en la buena marcha de los mercados en el próximo semestre. Esta es una de las principales conclusiones del Índice de Confianza del inversor que elabora trimestralmente J.P. Morgan AM.

Tras tocar máximos históricos de la serie en 2021, la confianza de los inversores y ahorradores particulares en las bolsas de valores se desvaneció por completo en un pesimista 2022, que tocó fondo el verano pasado, con la inflación disparada, la guerra de Ucrania en toda su intensidad y los tipos de interés iniciando su escalada. A pesar de que algunos de estos factores económicos y políticos continúan presentes hoy, los inversores españoles encuestados por J.P. Morgan AM hacen una lectura diferente del momento actual. Muestran un renovado optimismo en los mercados, que se ha visto consolidado en la última encuesta. En el segundo trimestre de 2023, los inversores optimistas vuelven a superar a los pesimistas y mantienen el Índice de Confianza de J.P. Morgan AM en +1,97.

El principal argumento de los más optimistas es una perspectiva positiva de la situación económica (25%), y una menor preocupación por los efectos del conflicto bélico en Ucrania (9,8%). En el lado opuesto, los menos confiados en la evolución positiva de las bolsas muestran una visión más crítica de la economía (el 40% cree que es mala), se muestran más preocupados por el impacto de la guerra en Europa (23,8%) y mencionan la inflación como problema (12,7%).

Descenso abrupto de la confianza en el mercado americano

En cuanto a los mercados preferidos por los inversores españoles, destaca la abrupta caída en la confianza de la buena marcha de las bolsas estadounidenses en 10 puntos. Esta clase de activos acumula un descenso de casi 16 puntos en los últimos tres trimestres.

Si hace casi un año la guerra en Ucrania hizo de las bolsas norteamericanas el mercado preferido para invertir (entonces un tercio de los inversores españoles apostaba por este mercado), hoy esa cifra ha mermado hasta casi la mitad.

En este trimestre, resulta llamativa también la acusada recuperación por las bolsas asiáticas en las preferencias de los inversores. Ha experimentado una subida del 100% hasta ser la opción que mayor confianza ofrece al 17,8% de los encuestados, un nivel no visto desde hace justo un año y que coincide en el tiempo con la reapertura de China.

La bolsa española y las europeas se mantienen este trimestre en niveles similares de confianza dentro de una evolución estable.

Se mantiene la intención de compra de renta fija

Preguntados sobre su intención de compra de productos financieros en los próximos seis meses, la encuesta realizada por J.P. Morgan AM confirma que continúa el interés en los inversores españoles por la compra de productos de renta fija.

El interés por la contratación de depósitos o cuentas ahorro remuneradas continúa siendo mayoritario. Por primera vez en tres años supera la barrera del 40%. Se sitúa como en el producto financiero preferido por el 41,5% de los inversores españoles a pesar de que los bancos españoles no apuestan todavía por estrategias significativas de remuneración del pasivo.

Los fondos de inversión vuelven a ser este trimestre el segundo producto de inversión con mayor intención de compra. Así, el 16 % declara tener la intención de invertir en ellos, una cifra que aumenta hasta el 23 % entre los optimistas. Esta tendencia ascendente también puede observarse en los ETF, que alcanzan en este trimestre una intención de compra del 3,3%, la mayor de toda la serie histórica.