El número de trabajadores de la FSA que ganan 100.000 libras se triplica en cuatro años

El número de trabajadores de la FSA, el regulador británico, que ganan 100.000 libras o más se ha triplicado a lo largo de los últimos cuatro años, según los datos derivados de una encuesta elaborada por el Financial Times y publicada por IFAOnline.

Así, el regulador cuenta con 241 miembros de su personal que tienen un sueldo igual o mayor a 100.000 libras esterlinas al año, frente a los 81 trabajadores de marzo de 2006. El departamento fiscal vio también crecer el número de miembros con ese sueldo o superior, desde 10 hace cuatro años hasta los 35 actuales, una cifra que refleja el fracaso del regulador a la hora de cumplir sus propias reglas.

Además, la FSA premió con bonus a 2.785 trabajadores de su plantilla, casi el 85% de su fuerza laboral, con el mayor incentivo suponiendo el 35% del salario.

En la división fiscal, 194 personas fueron premiadas con un bonus superior al 15% de su salario y 343 personas obtubieron una prima de hasta el 35% sobre el mismo.

«La FSA necesita atraer y retener a profesionales de alta calidad, así que ha de ofrecer atractivos salarios, especialmente cuando compite con el sector privado a la hora de captar talentos», afirma una fuente del regulador, Kirsty Clay.

Hector Sants, su responsible ejecutivo, vio su salario incrementado el 20% el año pasado, desde las 623.000 libras anuales de 2008 hasta las 742.000 de 2009. Donó 130.000 libras de sus bonus a obras de caridad.