El sector financiero teme que los fondos de pensiones de promoción pública no estén listos este año

perspectivas pensiones Inverco, El sector financiero teme que los fondos de pensiones de promoción pública no estén listos este año
Foto: Andre Taissin- Unsplash

Aunque es más que previsible que a lo largo del mes de febrero se lleve al Consejo de ministros la propuesta que regula la puesta en marcha de los fondos de pensiones de promoción pública, quedan aún muchos flecos que cerrar como cuales serán las bonificaciones que tendrán los empresarios por impulsarlos, qué gestoras podrán optar a su gestión y con qué coste y, sobre todo cuánto tardará la plataforma en estar operativa.

Algunos de estos asuntos son los que ha subrayado Inverco en la presentación de su informe anual y de perspectivas de IIC para 2022.  Aunque desde el sector de fondos y planes de pensiones valoran muy positivamente la puesta en marcha de un producto que impulse en segundo pilar de las pensiones, creen que los incentivos siguen sin ser suficientes, al menos en la fase arranque. "No es una crítica porque por primera vez un gobierno busca en 30 años impulsar el sistema de empleo pero creo que hay que dotarle de estímulos en esta fase de arranque", afirma Ángel Martínez Aldama, presidente de Inverco.

Las concesiones de Escrivá, buenas pero insuficientes

Hay que recordar que el ministerio presidido por Escrivá incluye en el último borrador que las aportaciones de las empresas se excluyan de la base de cotización de los trabajadores, aunque con un límite, como también se abre la mano a que el trabajador pueda aportar más si la empresa no llega al máximo, aunque también con límites. Medidas positivas pero que Inverco pide mejorar y, como propuesta, deja sobre la mesa la posibilidad de que al menos se recuperen las bonificaciones que tenían las empresas que ofrecían a sus trabajadores planes de empleo.

"Es un anteproyecto que aplaudimos desde el sector. Estamos comprometidos y pensamos que las medidas que se plantean son adecuadas pero deberían ser más ambiciosas ya que el éxito de una medida así tiene que materializarse desde un primer momento”, confirma José Antonio Iglesias, residente de la Agrupación de Fondos de Pensiones.

Junto con la falta de incentivos suficientes, desde Inverco se muestran preocupados con que haya una demora en la puesta en marcha del fondo público que se traduzca en una nueva fuga en el ahorro previsión como ya se vio en 2021, cuando las aportaciones brutas a planes de pensiones individuales cayeron un 39% sin que se apreciara trasvase a otros productos de ahorro finalista.

"En febrero se aprobará el anteproyecto de ley y se remitirá a las cortes pero a partir de ahí los calendarios son muy estimativos. Nos preocupa que en 2022 estos instrumentos no estén operativos para que puedan hacer esas aportaciones que hoy tienen limitadas en sus planes individuales", afirma Aldama.

Solo los mercados tirarán de la industria

De hecho, consideran que también 2022 será un año en el que entre menos dinero del que salga en planes de pensiones, más teniendo en cuenta que se vuelve a reducir, de 2.000 euros anuales a 1.500 euros el límite de dichas aportaciones. Esto, calculan, implicará reducción adicional superior a los 320 millones en las aportaciones al sistema individual (12% menos de las realizadas en 2021).

Aun así, las perspectivas que manejan en cuanto al patrimonio de planes de pensiones españoles siguen siendo positivas, aunque solo por el efecto de los mercados de valores. De hecho, pronostican un crecimiento del patrimonio del 1,96% hasta alcanzar los 130.000 millones de euros.