¿Están los mixtos y perfilados conservadores en la cuerda floja? Las principales gestoras defienden su potencial de recuperación

, ¿Están los mixtos y perfilados conservadores en la cuerda floja? Las principales gestoras defienden su potencial de recuperación
Photo by Elizabeth Morgan on Unsplash

Después de las caídas de marzo, la mayoría de los fondos españoles se quedaron en números rojos. En este contexto, pocos fueron los que se salvaron de la quema generalizada del mercado por lo que no es sorprendente que los mixtos y perfilados conservadores también retrocedieran en marzo y en el año en curso. 

Sin embargo, lo llamativo está en el tamaño de la caída en plazos más largos. Según el análisis realizado por FundsPeople, los perfilados españoles conservadores acumulan caídas similares a otros fondos de la misma familia, como los moderados y arriesgados, en un plazo de tres y cinco años.

Esta bajada pone bajo la cuerdas a los mixtos y perfilados conservadores, cuyo potencial a simple vista sería inferior a los otros vehículos por la menor exposición a activos de riesgo con un mayor potencial de recuperación.

Las principales gestoras españolas se posicionan ante el reto que afronta esta categoría y señalan que vías existen para recuperar el terreno perdido sin tener que recurrir a ampliar su nivel de riesgo.


CaixaBank AM

Jorge Hernández Cifuentes, director de la División Investment Solutions

Desde inicios del verano pasado, la táctica implementada por CaixaBank Iter capitaliza el valor de proteger las caídas, para poder rebotar desde niveles más altos (aunque sea con menos fuerza). Este cambio del posicionamiento táctico responde a la voluntad de cubrir las necesidades de nuestros partícipes en su expectativa de retorno/riesgo y su horizonte temporal, teniendo en consideración el punto del ciclo en el que nos encontrábamos. Abandonábamos así lo que algunos denominan la carrera de la rentabilidad a la que nos empujaba el mercado, muy habitual en los fondos mixtos conservadores, que puede fácilmente provocar un aumento del riesgo de las carteras y, en definitiva, deteriorar el perfil de liquidez de los clientes. La magnitud de la corrección de los mercados ha demostrado que los cambios realizados eran los adecuados y que nuestra táctica en CaixaBank Iter puede aprovechar ahora las oportunidades que se están generando.

Es importante subrayar que el potencial de revalorización no se circunscribe a la renta variable. Los mercados de renta fija corporativa han sufrido una fuerte distorsión y contribuyen a generar oportunidades. Hay que tener en cuenta que la rápida reacción de los bancos centrales y de muchos gobiernos a la crisis, aplicando políticas monetarias y fiscales de una magnitud y rapidez de implementación sin precedentes, supone todo un aval para aquellos inversores que, con el suficiente horizonte de inversión, quieran capitalizar su resultado. Esta gama de fondos sigue dando respuesta a las necesidades de los inversores más conservadores.


Santander AM

Cristina Rodríguez Iza, directora de Global Multi Asset Solutions (GMAS) España

En el mes de marzo hemos asistido a un evento histórico en los mercados: la caída brusca y rápida de todos los activos de riesgo sin excepción. Esto ha impactado también a los fondos conservadores, donde los que mejor se han defendido son los que tenían menor riesgo en cartera. El mejor activo en marzo, también con rentabilidad negativa, ha sido la liquidez. Mirando al futuro, estas dislocaciones vuelven a generar oportunidades de inversión, aunque hay que gestionar bien los momentos de entrada y acotar los riesgos. Es cierto que un fondo mixto con mayor peso en bolsa tiene mayor potencial de revalorización a largo plazo, pero también es verdad que con las nuevas medidas extraordinarias de los bancos centrales los activos de renta fija donde más invierte el mixto conservador tienen un soporte adicional y con las recientes subidas de diferencial, mayor potencial de revalorización.


Bankia AM

Sebastián Redondo, director de Inversiones

En realidad, todos los fondos tienen la misma capacidad de recuperación si no han vendido o deshecho posiciones en lo peor de la caída. Y en nuestro caso, no hemos reducido el riesgo en ningún fondo mixto, por lo que si el mercado se recupera, como esperamos, la capacidad de recuperación está intacta.


Bankinter Gestión de Activos

Javier Turrado, director comercial

La afirmación de que su potencial es más limitado alcanzaría su máxima expresión en el caso de que los fondos sólo tuvieran a la renta variable como fuente de rentabilidad y por lo tanto a menor peso, menor potencial. Sin embargo, no podemos olvidar que es muy importante la gestión de las bandas de exposición, el incremento de la beta de la cartera, la rotación sectorial y la selección de valores. Asimismo, hemos asistido a una subida generalizada de tipos, a una ampliación de los diferenciales de crédito… que hacen que también surjan oportunidades en los mercados de renta fija. En este aspecto, es importante destacar que las actuaciones de los bancos centrales debieran dar soporte a los mercados de bonos y por tanto, es probable que generen para las carteras unos devengos de tires mucho más interesantes que las que tenían hace unos meses.


Unigest (Grupo Unicaja Banco)

Si bien estos fondos invierten un menor porcentaje en renta variable que otras vocaciones o estrategias, no implica que tengan un menor potencial de recuperación. Se trata de fondos multiactivos, globales, diversificados, flexibles y que se gestionan de acuerdo al binomio rentabilidad/riesgo. La renta variable ha sido el activo que más ha recuperado desde los mínimos de marzo, pero no ha sido la estrategia que más rentabilidad ha ofrecido por unidad de riesgo. Por el contrario, algunos segmentos de renta fija han sido los que mejor lo han hecho si tenemos en cuenta la rentabilidad por unidad de riesgo. Tras la ampliación de los diferenciales a niveles atractivos, que no se veían desde hace mucho tiempo, estos han experimentado una corrección interesante, que han permitido esta recuperación. En cualquier caso, creemos que todavía hay valor en algunas estrategias, aunque como siempre, no exentas de riesgo.

Aún es demasiado pronto para evaluar cuál va a ser el impacto definitivo en la macroeconomía en general y en los resultados individuales de las compañías en particular, por lo que las proyecciones que estamos viendo creemos que son poco fiables. Dicho esto, las medidas extraordinarias tomadas por bancos centrales y los gobiernos para hacer frente al impacto de la pandemia en la economía, están ayudando a la recuperación de los mercados, lo que nos hace ser moderadamente positivos en cuanto a la recuperación, si bien en un entorno de gran cautela. Consideramos que tanto la bolsa como sobre todo la renta fija en general y algunos segmentos especialmente se están viendo beneficiados, lo que está contribuyendo a una recuperación, de momento parcial, de las fuertes caídas que vimos en marzo. Bajo estas premisas de inversión, confiamos en la capacidad de recuperación de nuestros fondos más conservadores.