Fidelity Funds Global Dividend Fund: el dividendo como escudo

Salida dinero Reembolsos
Michael Longmire, Unsplash

La generación de rentas a través de dividendos y la apreciación del capital a largo plazo seleccionando compañías con buenos fundamentales es el objetivo de este fondo de Fidelity que gestiona Daniel Roberts. Una estrategia que ya es per se muy defensiva pero cuyo sesgo se ha reforzado recientemente.

“Seguimos centrándonos en invertir en empresas con valoraciones atractivas que presenten características de calidad como modelos de negocio sencillos, flujos de caja recurrentes, estados financieros transparentes, una asignación de capital sensata y, lo que es más importante, un balance general sólido. Esto conduce a una cartera general con una clara inclinación defensiva”, afirman desde Fidelity. Y ese carácter defensivo se demuestra además en que la máxima caída que ha experimentado el fondo, que cuenta con Sello FundsPeople 2020 por su triple calificación ABC (Analistas, Blockbuster y Consistente) en los últimos tres años es de apenas el 7%  según Morningstar con datos a 31 de enero de 2020, la menor de todos los fondos analizados en esta comparativa.

Sin embargo, pese a que gran parte de los valores que componen la cartera del fondo pertencen a sectores puramente defensivos, eso no implica que no aprovechen las oportunidades que pueden generar otros negocios más ligados al ciclo económico. De hecho, a la pregunta de cuál ha sido el mayor acierto, la gestora señala a compañías como Schneider Electric. “Una nueva adición a la cartera que tuvo un buen desempeño en 2019 fue el cíclico de alta calidad, Schneider Electric, un conglomerado industrial diversificado con fuertes fosos competitivos y una atractiva exposición del mercado final a la construcción y al crecimiento estructural de la automatización industrial”, afirman.