Guy Henriques (Capital Group): “En estos 90 años de historia nuestra propuesta de inversión no ha cambiado”

Guy Henriques (Capital Group): “En estos 90 años de historia nuestra propuesta de inversión no ha cambiado”, Guy Henriques (Capital Group): “En estos 90 años de historia nuestra propuesta de inversión no ha cambiado”
Foto: Cedida por Capital Group.

Se cumplen dos años de la incorporación de Guy Henriques a Capital Group. Lo hizo en noviembre de 2019 en calidad de presidente del Client Group de Capital Group en Europa y Asia. Hablar con él es hacerlo con un profesional con una trayectoria profesional en la industria de los servicios financieros que se remonta a más de 35 años. Fue director de distribución para Reino Unido y director Ejecutivo para América Latina de Schroders. Mientras trabajó allí, también ocupó el cargo de jefe de Negocios Institucionales para Asia-Pacífico, antes de convertirse en presidente de Schroders Japón. En su currículum figura incluso el hecho de haber sido director de gestión de activos para el Banco de Pagos Internacionales.

Con esta dilatada experiencia en el sector, a estas alturas parece difícil que existan cosas que le puedan sorprender. Pero las hay. Las experimentó en primera persona cuando conoció Capital Group por dentro. “La gente me decía que el modelo de negocio de Capital era muy diferente al del resto. Y realmente he podido comprobar que esto es totalmente cierto. Su cultura es muy única. Cuando se habla de los clientes, se hace con un sentido de la responsabilidad que rara vez se encuentra. En mis primeras reuniones con el equipo directivo, todas las conversaciones giraban en torno al cliente. No se hablaba de los ingresos o la evolución del negocio de la compañía. Nada… Esto me sorprendió de manera muy positiva”, afirma en una entrevista con FundsPeople.

Según Henriques, esta filosofía es algo que no solamente está en el ADN de los máximos responsables de la entidad, sino que también permea a los equipos locales. “Pese a su gran tamaño, Capital Group no es una compañía tan conocida fuera de Estados Unidos como debería serlo. De cara a mi trabajo, esto es un reto muy emocionante. Pero lo mejor es que, cuando vas preguntando a quienes dirigen el negocio en cada región – como Mario González y Álvaro Fernández-Arrieta en España- cómo ven a Capital Group dentro de cinco años te das cuenta que la aspiración es la misma. En todos los casos gira en torno a qué podemos hacer para ayudar a los clientes. Esto es algo realmente extraordinario”.

Para demostrar su afirmación, Henriques considera que la mejor prueba está en analizar cómo ha ido creciendo la gestora desde su fundación, hace ahora justo 90 años, hasta convertirse en lo que es hoy: una de las 10 mayores entidades del mundo por activos, con un patrimonio superior a los 2,6 billones de dólares en activos bajo gestión. “Capital Group se ha centrado única y exclusivamente en crecer orgánicamente a través de la comercialización de una gama muy concentrada de fondos de gestión activa. No somos una casa que esté lanzando constantemente nuevos productos al mercado. Nos centramos en aquellas categorías donde creemos que podemos hacerlo mejor o, al menos, igual de bien que el resto. Esto lo veo como una ventaja competitiva enorme”.

ASG: antes de dar titulares, hay que hacer los deberes

El hecho de que Capital Group haya apostado por una gama concentrada no significa que no sea una entidad innovadora. La historia demuestra todo lo contrario. “Fuimos la primera gran gestora en invertir en emergentes. Basta recordar que las últimas dos siglas de MSCI corresponden a Capital International. Internamente somos una firma que innova a diario. Somos muy reflexivos y metódicos. Ahora lo estamos viendo con la sostenibilidad. Nuestra propuesta en esta materia es diferente. La ASG no la va a hacer un equipo arrinconado en una esquina de la oficina. Aplicará a toda la entidad, a esos 2,6 billones que gestionamos. Y, para hacerlo bien, ese proceso lleva un tiempo. Antes de dar titulares, nos hemos puesto a hacer los deberes”.

Henriques reconoce que la ASG es, actualmente, la tendencia más importante en Europa. “Es, de lejos, el cambio más importante que he visto en la industria en toda mi trayectoria profesional. La regulación sigue evolucionando. No todo está decidido. Puede haber modificaciones, pero en este sector la definición de lo que significa mejorar la vida de la gente ha cambiado. Y lo ha hecho para bien. Al ser una de las mayores gestoras del mundo por activos, cuando tomamos una posición en una compañía ésta es muy sustancial. Y esto es muy importante porque significa que nuestra capacidad para influir en su equipo directivo es muy fuerte. El engagement es nuestra gran baza”, revela.

El engagement es más potente que la exclusión

Según el presidente del Client Group de Capital Group en Europa y Asia, el engagement es una herramienta más potente que la exclusión. “En el proceso de transición en el que están envueltas muchas compañías, esa capacidad de ir de la mano con ellas para que integren criterios de sostenibilidad en su actividad es clave”, reconoce. A su juicio, la evolución de la ASG enfatiza los beneficios de la gestión activa. “Si solo te concentras en exclusión, es muy fácil construir carteras de gestión pasiva. Sin embargo, si quieres marcar la diferencia, quizás lo importante está en lo que compras, no en lo que no compras. El engagement e invertir a largo plazo en empresas que te gustan es un gran diferenciador”, subraya.

Henriques ha detectado que la narrativa entre gestión activa y gestión pasiva ha ido cambiando. “Hace unos años, era un debate en blanco y negro en favor de los productos indexados. Ahora se ha equilibrado. En lo que respecta al precio, las comisiones de los fondos activos continuarán bajando gradualmente. En áreas como la sostenibilidad, la presión es menor, pero al final todas las gestoras activas tienen que demostrar que son capaces de añadir valor una vez descontadas comisiones. Hay muy buenas razones para invertir en buenos gestores activos. En nuestro caso, lo que nos diferencia es el enfoque de nuestra propuesta, que nos ha permitido perfeccionar, definir y construir nuestros propios principios. Son productos fáciles de entender con un track record que demuestra que, si el inversor los mantiene a largo plazo, dan buenos resultados”.

En este sentido, destaca varias diferencias clave de los productos de Capital Group con respecto al de sus competidores. “Los inversores se están empezando a cuestionar el concepto del gestor estrella. Este modelo tiene un problema: no van a estar ahí para siempre. Nuestros fondos los gestiona un equipo. Es un modelo diseñado para que sobreviva al paso del tiempo. Una salida de un gestor tiene un menor impacto sobre la estrategia. Además, todos nuestros profesionales están invertidos en los fondos que gestionan. Prueban su propia receta. En el cálculo de las remuneraciones, lo que más peso tiene son los resultados que han obtenido a largo plazo. No existe una relación entre la cantidad de activos que gestionan y su remuneración. Si nuestros fondos lo hacen bien, los flujos vendrán”.

Objetivos de crecimiento

Entre los retos que se han fijado en la entidad está el crecer fuera de Estados Unidos. “Nuestro objetivo es convertirnos en la gestora preferida en todo el mundo. Y para eso tenemos que invertir. Por ejemplo, en marca. En el pasado, Capital Group se ha mostrado muy modesta a la hora de promocionar su marca. Basándonos en nuestra experiencia en Estados Unidos, tenemos que hacer más por reforzarla. Es algo que no se consigue de la noche a la mañana. Lleva su tiempo. Somos la cuarta marca más reconocida en el mundo, pero esta posición privilegiada está marcada por nuestra fortaleza en América. Invertiremos más en la marca, lo que ayudará a los equipos de ventas locales. Ellos no tienen por qué hacer todo el trabajo. Deben recibir apoyo”.

En este sentido, la gestora está invirtiendo grandes recursos en mercados que consideran prioritarios. Entre ellos figura España, donde la gestora ya cuenta con un volumen de activos del orden de 3.100 millones de euros. “Cada mercado crece a distintas velocidades, pero lo que ha sucedido aquí es extraordinario. España es uno de los países que ha registrado un crecimiento más rápido. Nuestro objetivo no pasa por entrar en nuevos mercados abriendo oficinas, sino invertir recursos en los países en los que ya estamos. Queremos asegurarnos de que estamos haciendo las cosas bien con los clientes con los que ya estamos trabajando, dotando a los equipos locales con cada vez más herramientas que ayuden a los distribuidores”.

Asia: una región en la que existen necesidades muy distintas

Henriques afirma que en la gestora no le dan una especial relevancia a la evolución anual de las ventas. “No es nuestra filosofía. Nuestro objetivo es ir construyendo relaciones de largo plazo con los clientes. Si invertimos en recursos, ocurrirá lo mismo que en España”. Una de las regiones que tienen en el foco es Asia, de la que él es responsable y en la que vivió durante 11 años. “La creación de riqueza en la región está siendo más rápida que en Europa, lo que se explica en buena medida por cuestiones demográficas. En lo que respecta a las necesidades del inversor, existen claras diferencias dependiendo del país. La razón de por qué estamos destinando recursos allí es para asegurarnos de que estamos atendiendo las necesidades específicas de cada cliente”, explica.

En este punto, conviene resaltar que el crecimiento que ha experimentado Capital Group en Asia está basado en acuerdos de partnerships que han alcanzado con sus clientes, muchos de los cuales están trabajando con listas de proveedores cada vez más reducidas. “La consolidación está llevando a que muchos inversores estén trabajando con un menor número de clientes. En Australia, por ejemplo, en el mercado de pensiones, han pasado de trabajar con 50 gestoras a hacerlo con 20. Además, las diferencias entre el cliente institucional y de wealth management son cada vez menores. Los equipos de selección de producto se han profesionalizado mucho. Son muy técnicos y van al detalle”.

Esos procesos de fusiones y adquisiciones también afectan al mundo de las gestoras. A su juicio, es una tendencia que continuará en el futuro. “Nosotros nos mantenemos al margen de todo esto. Es posible tener éxito con este tipo de operaciones, pero es muy difícil. Consume mucho esfuerzo y tiempo unificar culturas y eso es tiempo que no se le dedica a tu cliente. Los distribuidores buscan estabilidad, no solo producto. Cuando los inversores quieran diversificación, deben saber que Capital Group es diferente. En estos 90 años de historia, nuestra propuesta no ha variado. Sigue siendo la misma. Somos una firma independiente long only, active only. En esta industria tienes que estar seguro de que eres el mejor en lo que haces”, concluye.