¿Ha pasado ya lo peor en el mercado de renta fija? Las gestoras españolas responden

renta fija segundo trimestre 2022, ¿Ha pasado ya lo peor en el mercado de renta fija? Las gestoras españolas responden
annie-spratt-n3lGbPpDIJw-unsplash

El primer trimestre ha resultado en líneas generales negativo para los inversores de renta variable y quizá más negativo para los que invierten en renta fija. De hecho, apenas un 9% de los fondos españoles de renta fija consiguieron cerrar los tres primeros meses con rentabilidades positivas . Y de los pocos que lograron esos números negros ninguno logró superar las cifras de una inflación disparada por, entre otras cosas, la guerra de Rusia contra Ucrania.

El contexto de cara al segundo trimestre no es, sin embargo, tan negativo como el que se vio en renta fija o al menos eso es lo que han señalado muchas gestoras españolas en esas cartas trimestrales en las que analizan sus carteras del primer trimestre y dan previsiones a corto plazo. Las causas que alegan es que, con las menor miedo a que se produzca una recesión económica a nivel global, lo previsible es que aunque los bancos centrales mantengan su hoja de ruta de subidas de tipos es algo que ya ha estado en estos últimos meses descontado por muchas tramos del mercado. Y todo acompañado con una cierta relajación en la tasa de inflación- ayer el INE publicó una caída en la inflación al 8,4% interanual, frente al dato del 9,8% de marzo-.

Sin recesión hay oportunidades

"Hemos cerrado los cortos en el bono americano, porque pensamos que a estos niveles ya empieza a tener cierto atractivo. La mayor rentabilidad implícita en las carteras como consecuencia de este repunte de tipos nos permitirá mitigar mejor el impacto de futuras subidas en los mismos", señala Emilio Ortiz, director de inversiones de Mutuactivos. Además, desde la gestora reconocen que han aprovechado esas caídas vistas en renta fija para comprar sobre todo deuda corporativa.

También el segmento de la renta fija privada es el elegido por Bestinver para maximizar la rentabilidad de su cartera de deuda. De hecho, afirman que gracias a la volatilidad del mercado han incrementado la rentabilidad anual esperada de la cartera para los próximos cuatro años del 1,60% al 3,10%. "Este incremento de la rentabilidad esperada ha sido posible con la incorporación de los bonos de la inmobiliaria alemana Grand City Properties o de Loxam, la compañía francesa de alquiler de maquinaria. En ambos casos, sus bonos tienen una yield del 4,50%", explican.

La duración ya no da tanto miedo…

Además, a diferencia de los últimos meses donde no había gestor que quisiera asumir el riesgo duración en sus cartera, ahora se empieza a variar el rumbo al descontar el mercado ya fuertes alzas de tipos para los próximos meses. Tanto que en Bestinver han incrementado ligeramente la duración de la cartera, pasando a 2,85 años frente a los 2,30 años que tenían a principios de año.

Este movimiento también es algo por lo que ha optado Rentamarkets. "En duración, seguimos cortos pero más neutrales que en el pasado", afirma Ignacio Fuertes, director de inversiones de la gestora. Y también coincide con el resto de las gestoras en haber aprovechado las fuertes caídas en el mercado de crédito para comprar de manera oportunista pero centrados en los bonos de más alta calidad. Además, han cambiado su visión sobre el riesgo divisa. "Hemos neutralizado la exposición larga de dólares que teníamos ya que esperamos que el BCE sea más agresivo en su discurso de subida de tipos”.

…pero diferenciando entre EE.UU. y Europa

Esa divergencia entre la política monetaria de la Fed y la de BCE es a su juicio uno de los grandes riesgos a los que se enfrenta el mercado de deuda. De hecho, Francisco Sainz, desde Imantia Capital, diferencia entre el estado actual de la curva americana y la europea, lo que implica diferencias en la estrategia de inversión.  "Nuestro escenario central es que la curva americana ya está descontado el grueso del movimiento. Por eso, la zona de 2,5-3,0% podría ser una buena oportunidad de compra", afirma.

En la curva europea distingue dos tramos: la parte corta, donde cree que el mercado ya ha descontado todas las alzas de tipos y la larga,  donde ven más recorrido al alza "por la importancia del programa de compras del BCE (que toca a su fin) y por unos niveles de tipos reales realmente reducidos aún", afirma. De ahí que su recomendación sea la de "ir comprando progresivamente duración, aprovechando los repuntes y eligiendo bien tramos y países".