La CNMV informa sobre el uso de las herramientas de gestión de riesgos durante la crisis del COVID-19

, La CNMV informa sobre el uso de las herramientas de gestión de riesgos durante la crisis del COVID-19
CNMV

La Comisión Nacional del Mercado de Valores ha publicado el segundo informe sobre la intermediación financiera no bancaria (IFNB) en España. Un análisis detallado donde se describen las tendencias más recientes de las entidades y actividades que forman parte de ella y evalúa sus riesgos más importantes.

Aunque el propósito del supervisor es detallar la evolución de las principales magnitudes de la IFNB en España durante la primera mitad de año, consideran que la relevancia de la crisis del COVID-19 hace conveniente una referencia a la evolución de los fondos de inversión durante ese periodo, así como al uso de las herramientas macroprudenciales disponibles.

En este sentido, recuerdan la introducción de una nueva herramienta macroprudencial en el contexto de la crisis en España, consistente en la posibilidad de establecer plazos de preaviso para los reembolsos sin sujeción a los requisitos de plazo, importe mínimo y constancia previa en el reglamento de gestión, aplicables con carácter ordinario. Estos plazos pueden ser establecidos por la gestora o por la propia CNMV.

“Esta herramienta se une a otra aprobada hace algo más de un año que tiene que ver con la facultad de la CNMV para exigir, a una sola entidad o a un conjunto de ellas, un incremento del porcentaje de inversión en activos especialmente líquidos, una exigencia que tendría carácter temporal y estaría motivada por razones de estabilidad financiera”, puntualizan.

Swing pricing

Sobre estos meses, destacan que “la aparición de la crisis a mediados de marzo de 2020 hizo que la CNMV reforzara los esfuerzos en materia de supervisión de entidades y, en particular, de los fondos de inversión”. Los trabajos principales del supervisor estuvieron relacionados con la atención a las condiciones de liquidez de los activos de las carteras de los fondos y con la evolución de los reembolsos por entidad. En este contexto, señalan que estuvieron en contacto permanente con las sociedades gestoras con el fin de seguir la situación y recordarles tanto sus obligaciones como las herramientas de gestión de la liquidez que tienen disponibles.

Entre las indicaciones dadas, subrayan que destacaron la conveniencia en ciertos casos de valorar al precio bid o de aplicar esquemas de swing pricing.

“Las condiciones de liquidez de los fondos se evaluaron en función de diferentes indicadores como los volúmenes de negociación, el tiempo para deshacer una posición o la disponibilidad de precios para poder realizar compraventas”, afirman. También prestaron atención a las calificaciones crediticias de los activos de deuda de estas instituciones y, en particular, a los activos calificados como BBB, al ser el último escalón que pertenece a la deuda de alta calidad (investment grade), que podrían verse afectados si se percibía un empeoramiento del riesgo de crédito de las compañías emisoras.

Con el resultado de estos análisis, la CNMV realizó un seguimiento especial de una serie de sociedades gestoras que gestionan al menos un fondo con una exposición elevada a los activos considerados como menos líquidos o a la deuda con peor calificación crediticia.

En relación con el seguimiento de los reembolsos, se estima que su volumen neto acumulado desde primeros de marzo hasta finales de mayo de 2020 se situó ligeramente por encima de 6.000 millones de euros (algo más del 2% del patrimonio de los fondos de inversión). Una cifra que las gestoras afrontaron sin incidencias, subraya CNMV.

Solo hubo un número reducido de fondos los reembolsos superaron el 20% del patrimonio. La única incidencia reseñable que se ha producido hasta julio de 2020 afectó a un fondo de fondos que tenía en su cartera participaciones de una sicav luxemburguesa que había suspendido el cálculo del valor liquidativo. Se trata del Santalucia Retorno Absoluto, un fondo que desde entonces realiza suscripciones y reembolsos parciales con normalidad sin tener en cuenta esta inversión, que representaba un 7,1% de la cartera.

Unión Europea

En la Unión Europea los fondos de inversión también experimentaron un incremento de los reembolsos en marzo que fue algo mayor que en España. Según CNMV, los fondos de renta fija fueron los más afectados, con un volumen de reembolsos del 3% de su patrimonio, y las herramientas de gestión de la liquidez de estas instituciones también fueron muy importantes debido a los problemas para valorar algunos activos.

“Como consecuencia de estas dificultades de valoración en un contexto de mayores peticiones de reembolsos, que afectaron especialmente a los activos de deuda corporativa, a los derivados OTC y a los activos inmobiliarios, cerca de 200 instituciones (de las cuales aproximadamente el 90% eran fondos inmobiliarios) tuvieron que suspender los reembolsos (en España no se produjo ninguna suspensión)”, detallan.

Otras herramientas disponibles, como los esquemas de swing pricing, también se pusieron en marcha, aunque señalan que la disponibilidad de herramientas en las distintas jurisdicciones de la Unión Europea es diversa.