Las 10 tendencias que se verán en ASG en 2022

tendencias ESG 2022, Las 10 tendencias que se verán en ASG en 2022
Firma: Kazuend (Unsplash)

La ASG (ESG, por sus siglas en inglés) ha vivido en este 2021 otro de sus momentos más brillantes de los últimos años. La pandemia y los planes de estímulos que han puesto sobre la mesa bancos centrales y gobiernos han tenido en la inversión responsable a una de sus grandes protagonistas. Los gestores han identificado esas oportunidades y animados por los avances que se han visto desde el punto de vista de la regulación han ampliado la oferta de esos productos ASG que cada vez cuentan con más demanda por parte de los inversores.

Un ejemplo, según un reciente informe de Morningstar, en el tercer trimestre de 2021, los flujos hacia los fondos  europeos del artículo 8 y del artículo 9 captaron el 56,8% de los flujos totales de productos made in Europe. Además, según una reciente encuesta llevada a cabo por Nordea AM, el 76% de los inversores ha aumentado su exposición a inversiones ASG en los últimos doce meses.

La ESG es más que una megatendencia pero el universo es tan amplio que conviene discernir el grano de la paja. Una pista la da siempre el informe anual que publica el proveedor de índices MSCI que lleva por título ESG: trends to Watch. Como novedad, en su edición de 2022, que puede consultarse pinchando aquí , no incluye cinco sino diez tendencias que marcarán la ASG durante el año que viene. Y las integra en dos bloques: el clima, el concepto mainstream de la ASG y las oportunidades que dejan los mercados emergentes. Reproducimos a continuación un resumen de las mismas elaborado por Linda Eling-lee y Megin Thwing Eastman, las autoras del informe.

Clima como primera prioridad

  • 1. El nuevo "efecto Amazon

En las salas de juntas de las empresas de todo el mundo, la presión para establecer un objetivo de cero emisiones está provocando un estribillo común: ¿Qué hacemos con nuestros proveedores? A medida que las mayores empresas del mundo se esfuerzan por alcanzar el objetivo de cero emisiones, la presión a la baja sobre las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) puede resultar tan familiar para los proveedores como la presión a la baja sobre los precios.

  • 2. Las emisiones de las empresas privadas, a examen público

Los críticos afirman que las empresas privadas se están convirtiendo en un refugio opaco para los activos de combustibles fósiles con alto contenido de carbono. Pero, ¿son ciertas esas acusaciones? Hay mucha opacidad pero será algo que cobre importancia.

  • 3. El enigma del carbón: repensar la desinversión

 Si el objetivo es una cartera neta cero, la desinversión podría parecer el camino de menor resistencia, especialmente cuando se trata de carbón. Los inversores probablemente buscarán ampliar su caja de herramientas: comprometerse donde puedan ejercer influencia, desinvertir donde no puedan, además de insertarse colectivamente en los debates políticos para cambiar el contexto.

  • 4. No hay planeta B: Financiación de la adaptación al clima

Los desastres naturales extremos se avecinan incluso si conseguimos limitar el calentamiento global a 1,5°C o 2°C por encima de los niveles preindustriales. No habrá forma de escapar a la necesidad de proyectos que nos ayuden a adaptarnos a un clima cambiante. A medida que los gobiernos y las supranacionales emitan bonos para pagarlos, podrían impulsar una expansión a gran escala del mercado de bonos verdes.

La ESG como algo mainstream

  • 5. El ecopostureo vuelve a ser el lenguaje común de ASG

Los flujos de entrada a los fondos ASG en 2021 han sido muy intensos, pero a medida que la estrella de los ASG ha aumentado, también han surgido dudas sobre su credibilidad. Tanto los escépticos como los idealistas denuncian ejemplos de lavado verde o de responsabilidad social. La buena noticia es que estamos viendo un vocabulario común emergente que debería ayudar a la transparencia y, lo que es más importante, a clarificar la elección.

  • 6. La regulación en una encrucijada:

¿Convergencia o fragmentación? Con al menos 34 organismos reguladores y emisores de normas en 12 mercados que han emprendido consultas oficiales sobre ASG sólo en 2021, no es de extrañar que las empresas y los inversores estén dándole vueltas a la cabeza. Vemos una convergencia en algunas áreas básicas, pero hay signos de una mayor fragmentación, impulsada por las diferentes prioridades regionales.

  • 7. Poner las calificaciones ASG en el lugar que les corresponde

Hace una década, sólo un puñado de inversores entendía y utilizaba las calificaciones ASG. Hoy en día, los inversores, las empresas, los medios de comunicación y el público esperan que les ayuden a responder a una multitud de preguntas. Pronto, tanto la normativa como las fuerzas del mercado podrían fomentar códigos de conducta para la elaboración de calificaciones ASG, dejando claro lo que captan y lo que no.

Riesgos y oportunidade en emergentes

  • 8. Café frente a hamburguesas: La biodiversidad y el futuro de la alimentación

La Agenda de Agricultura Sostenible de la COP26 y los objetivos de la Conferencia de Kunming, prevista para la primavera de 2022, reflejan una realidad nefasta: Si no cambiamos drásticamente la producción de alimentos y los hábitos alimentarios, el cambio climático y la pérdida de biodiversidad los cambiarán para nosotros. En cualquier caso, las industrias de la alimentación y la agricultura están abocadas a una remodelación radical.

  • 9. El aumento de las bacterias

Se avecina otra crisis sanitaria Incluso mientras seguimos luchando contra el COVID-19, la próxima crisis sanitaria mundial ya amenaza: En 2050, 10 millones de personas al año podrían morir por infecciones bacterianas anteriormente tratables. Para hacer frente a este reto, se necesita una gran inversión en nuevos antibióticos y una drástica reducción de su uso cotidiano en los próximos años, especialmente en la agricultura.

  • 10. Transición justa: Encontrar el nexo entre la necesidad y la capacidad de inversión

A medida que los capitanes de las finanzas privadas comienzan a dirigir el capital mundial hacia la consecución de emisiones cero, muchos se están dando cuenta de que es poco probable que los esfuerzos para frenar el riesgo climático tengan éxito a nivel sistémico si dejamos atrás a las poblaciones, comunidades y países más vulnerables.

El informe completo de ESG: trends to Watch 2022 puede consultarse pinchando aquí