Las diez mejores ideas en el mundo de los ETF de 2010

Con 2011 a la vuelta de la esquina, el balance del año que termina es de otros 12 meses de expansión de la industria de ETF. Con entradas de capital de unos 100.000 millones de dólares, los activos siguen creciendo, también desde un punto de vista de desarrollo de productos, en el que 2010 fue un año clave, con más de 200 nuevos ETF irrumpiendo en el mercado con nuevas ideas. Según ETF db, algunos de los debutantes son directos competidores de fondos existentes, como el caso de la serie de ETF lanzados por Vanguard que replican índices de S&P y Russell y que son productos similares a los de otros de la competencia. Pero la mayoría de los nuevos lanzamientos fueron novedosos y abrieron nuevas posibilidades de activos y estrategias a los inversores.

ETF db señala una decena de las mejores ideas del año, no desde una perspectiva de rentabilidad o métrica cuantitativa, sino en su novedad y en su concepción como nuevas herramientas para que los inversores puedan usar a la hora de hacer su asset allocation y que permiten acceder a una exposición única y antes no disponible en el espectro de ETF.

1. Emerging Markets Local Debt Fund (ELD). La mayoría de los ETF de deuda de los mercados emergentes estaban en emisiones denominadas en dólares. Sin embargo, éste ofrece exposición a deuda de los mercados en desarrollo denominada en divisa local, que permite diversificar la exposición en dólares, con un cupón medio superior al 7%.

2. Cambria Global Tactical ETF (GTAA). Se trata del primer ETF realmente de asset allocation global, pues tiene la flexibilidad de invertir en ETF de varias clases de activos, que incluyen bonos nacionales y domésticos y acciones, materias primas, divisas y real estate. Utiliza un modelo basado en tendencias de los diferentes activos y su cartera estará invertida o en posiciones de liquidez dependendiendo de las circuntancias. El fondo es resultado de la asociación de AdvisorShares y Cambria Investment Management.

3. Rydex Emerging Markets Equal Weight ETF (EWEM). Una alternativa a la ponderación por capitalización bursátil es la ponderación equitativa, una metodología que da una asignación equivalente a todos los componentes de un índice y proporciona una mayor diversificación de la cartera. Este ETF aprovecha además el interés en los mercados emergentes.

4. Lithium ETF (LIT). Ganar exposición a materias primas a través de acciones de compañías comprometidas en el proceso de producción y extracción se ha convertido en una estrategia popular, así como la de aprovechar el cambio en las políticas energéticas dirigido hacia las energías alternativas. Este ETF supone una mezcla de ambas tendencias, pues el metal se usa en las tecnologías futuras para generar energía de forma eficiente. Además, el litio no cotiza en ningún mercado de commodities y la mayoría de firmas que lo producen son grandes compañías que dedican sólo una porción minoritaria de su negocio a este proceso. Sin embargo, el ETF está ligado a un índice que incluye numerosos puntos de la cadena, tanto mineras como firmas que fabrican o venden baterías.

5. BulletShares Corporate Bond ETFs son unos innovadores productos en el espacio de renta fija de Guggenheim y están ligados a índices compuestos por bonos corporativos con grado de inversión con distintos vencimientos. Según van venciendo los bonos, los activos se transforman en liquidez y se distribuye a los accionistas.

6. United States Commodity Index Fund (USCI). Debutó en agosto y es un ETF basado en un amplio rango de materias primas ligado a un índice basado en investigaciones en los mercados de commodities de un equipo de profesores de Yale, con la idea de identificar aquellas que cuenten con bajos inventarios. Su universo está formado por 27 materias primas.

7. Small Cap International ETFs. La mayoría de los ETF que conforman la primera generación de fondos cotizados internacionales que otorgan acceso a nuevos países como Indonesia , Polonia, Vietnam, Colombia o Irlanda y que han proliferado en los últimos tiempos están formados por acciones de gran capitalización, la mayor parte de las veces multinacionacionales que generan ingresos en todo el mundo. Por ello, no están catalizados por cambios en el consumo local: de ahí que muchos inversores apuesten por las pequeñas firmas para jugar de una forma más pura las economías locales. Entre los nuevos lanzamientos de 2010, hay ETF de pymes canadienses, australianas, indias, latinoamericanas, taiwanesas y coreanas.

8. PowerShares Fundamental High Yield Corporate Bond Portfolio (PHB). Se trata de un ETF no nuevo de 2010, sino que cambió su índice durante el año, abandonando su benchmark de Wells Fargo a favor del RAFI High Yield Bond Index. Fue el primer ETF en adoptar esta estrategia de ponderación basada en factores fundamentales y de calidad, lo que le diferencia de otros productos de bonos basura, la mayoría de los cuales otorga los mayores pesos a las mayores emisiones de deuda high yield.

9. Emerging Markets Consumer Index Fund (ECON). La mayoría de las mayores firmas de los mercados emergentes son bancos y petroleras y los índices tienen a darles mayores peso, el contrario de lo que pasa con sectores como el consumo o la tecnología. Sin embargo, la urbanización del mundo emergente y el crecimiento de las clases medias están disparando el interés por el sector de consumo, en el que se centra este ETF.

10. China A-Shares ETF (PEK). Las acciones A (que cotizan en yenes en los mercados de Shanghai Y Shenzhen) suponen cerca de tres cuartos del mercado bursátil chino, lo que significa que este ETF ha otorgado un gran acceso a los inversores a la economía más importante del mundo, en la medida en que las restricciones chinas se han ido diluyendo. Además, las firmas chinas listadas en EEUU (acciones N) o en Hong Kong (acciones H) suelen operar de forma más global, con lo que el mercado A incluye firmas más jóvenes catalizadas por el consumo doméstico y permiten jugar su economía de forma más pura.