Las tres principales preocupaciones de los inversores a la hora de invertir en impacto

cubo
Toni Blay, Flickr, Creative Commons

Los inversores buscan que sus carteras ganen en impacto. Pero se enfrentan a algunos problemas para conseguirlo. Así lo pone de manifiesto una encuesta realizada por Vontobel a nivel mundial, que refleja que una mayoría significativa (71%) de los inversores institucionales y profesionales de todo el mundo tiene previsto aumentar sus asignaciones a soluciones de inversión de impacto en los próximos tres años, sobre todo los europeos.

El estudio, que evalúa las opiniones de casi 200 inversores institucionales y profesionales de Europa, Norteamérica y Asia-Pacífico para comprender su forma de pensar y sus prioridades con respecto a sus asignaciones de inversión de impacto actuales y futuras, revela que los inversores siguen luchando contra el greenwashing a la hora de incorporar la inversión de impacto a sus carteras.

Principales problemas

Y sus principales preocupaciones son tres: las declaraciones de impacto engañosas o exageradas (60%), la falta de una norma/definición clara del sector para los gestores de impacto (49%) y la falta de transparencia en la información (44%).

La capacidad de demostrar el impacto de la cartera es absolutamente crucial y debe ser una parte clave de los marcos de información de las empresas de inversión, ya que el 82% de los inversores afirma que la transparencia y la medición de los resultados de impacto es un factor importante a la hora de seleccionar gestores de inversión de impacto.

Los inversores citan varias dificultades que han experimentado al evaluar las estrategias de inversión de impacto, que probablemente les disuadirían de adoptarlas. Entre ellos se encuentran la falta de datos fiables, la escasa transparencia de los índices de referencia y una amplia gama de planteamientos diferentes entre los gestores de activos.

“Si bien vemos una clara demostración de compromiso con el impacto por parte de los inversores, también es cierto que muchos de ellos se encuentran todavía en una fase relativamente temprana de su trayectoria de impacto. Uno de los principales obstáculos a los que se enfrentan, y un reto común citado donde quiera que estén radicados, es la falta de transparencia y, por tanto, de capacidad para medir e informar sobre el impacto que han tenido sus propias carteras. Una mayor transparencia es fundamental para fomentar la confianza de los inversores”, explica Pascal Dudle, responsable de Listed Impact en Vontobel.