Los neobrokers, defensores de la educación financiera: así ayudan a sus clientes en la planificación de sus inversiones

Los neobrokers defensores de la educación financiera al ayudar a sus clientes en la planificación de sus inversiones, Los neobrokers, defensores de la educación financiera: así ayudan a sus clientes en la planificación de sus inversiones
Adrián Luna (Scalable Capital), Joaquín (Kintxo) Cortés Elorza (Trade Republic), Ramiro Martínez-Pardo (HeyTrade) y Andre Themudo (BlackRock). FundsPeople.

El avance de la digitalización ha hecho surgir un nuevo tipo de cliente, muy alejado de la banca tradicional, que demanda más sencillez y transparencia en productos, servicios y procesos. Dar cobertura a estas necesidades ha supuesto nuevas oportunidades que están aprovechando las plataformas de inversión, según apuntan responsables de neobrokers, en un desayuno organizado por FundsPeople y patrocinado por iShares by BlackRock, donde también han explicado su apuesta de valor y cómo ayudan a los ahorradores en la planificación financiera.

Kintxo Cortés, Country Manager de Trade Republic España, cree que la educación financiera juega un papel clave en este contexto, si bien ha de ser “clínica” para no influir en exceso en las decisiones del cliente.

En ese sentido, señala que el producto estrella de esta plataforma es el plan de inversión, que permite a cualquier persona realizar aportaciones regulares a ETF y sin comisiones. “Creemos que exponer la cartera a productos diversificados como son los ETF de manera periódica en el tiempo es una manera saludable de invertir a medio y largo plazo”, indica.

Trade Republic también impulsa la educación financiera desde el ámbito del marketing. “Los inversores, sobre todo los jóvenes, quieren tener una persona de confianza cerca, que puede ser un gestor en el caso de los grandes patrimonios, o un influencer para los que están arrancando, porque buscan mucho contenido en redes sociales”, señala Cortés.

Por este motivo, este neobroker trabaja con creadores de contenido “que poseen criterio y un gran poder educativo, que pueden dar consejos interesantes de ahorro e inversión a largo plazo”.

Inversión pasiva a largo plazo

Aunque los participantes de este desayuno insisten en que el largo plazo debe ser la brújula con la que guiarse para invertir, esta tesis todavía no termina de calar del todo entre los ahorradores. Para Ramiro Martínez-Pardo, CEO de HeyTrade, “hay que seguir trabajando en esta cuestión y explicar que, para la inmensa mayoría de los inversores, la apuesta por productos más diversificados como los ETF a largo plazo es la mejor forma de ahorrar”.

“Es muy difícil estar en el mercado invirtiendo activamente y lo más probable es no conseguir batir a los índices, por lo que la inversión pasiva es la mejor opción y dejar la activa a oportunidades concretas complementando la cartera o a inversores más avanzados”, defiende.

Riesgos en un mercado bajista

Esta posición cobra mayor relevancia en un momento como el actual, con el fin de un mercado alcista histórico y “que ha sido el único que ha conocido mucho nuevo inversor porque aún no ha vivido otros ciclos como inversor activo, como el de 2008”.

“Para nosotros tal vez esté muy claro, pero para un inversor que se aproxime a este mundo no es tan sencillo distinguir las alternativas. Hay mucho bróker de CFD y plataformas que juegan un papel distinto, más agresivo, con apalancamientos. En estos casos, el cliente corre un gran riesgo de perder parte de su patrimonio, desilusionarse, abandonar el mundo de la inversión y volver a dejar el dinero en el banco”, advierte el CEO de HeyTrade, para quien, si esto ocurre, “podríamos volver muchos años atrás y que se deshaga el progreso de la industria”.  

El boca a boca

Para Adrián Amorín Luna, responsable en España de Scalable Capital, el boca a boca juega un papel relevante para que los inversores no deshagan sus posiciones pensadas a largo plazo en un mercado bajista.

“Tener la sensación de no ser el único al que le va mal puede ayudar a mantener la estrategia y llegar a la conclusión de que es una fase que hay que pasar y que habrá años buenos y malos”, sostiene Amorín Luna, quien asegura que los clientes de Scalable no están abandonando o invirtiendo menos en los planes de inversión.

A este respecto, destaca la importancia de que los productos se diseñen con una idiosincrasia muy alejada del ‘gambling’ o el trading con apalancamiento y que los ahorradores lo entiendan, “sobre todo en España, donde son más conservadores, quizás porque en el pasado hubo players que no hicieron las cosas muy bien”. “Así que no solo tenemos que hacer un trabajo educativo con las personas que nunca han invertido, sino con aquellas que lo hicieron y les fue mal. Hay que volver a captar a estos clientes demostrándoles que hay otras maneras de invertir”, añade.

Los tres pilares de un inversor

André Themudo, responsable del negocio de distribución y de gestoras de fondos para BlackRock en Iberia, coincide en que los tres pilares más efectivos para un inversor son el largoplacismo, las aportaciones periódicas y la diversificación.

“No se puede pensar que por invertir en las cinco mayores empresas del Ibex 35 se está diversificado, sobre todo si se tiene en cuenta que España representa menos del 2% del PIB mundial. Hay que mostrar que hay todo un mundo más allá y claramente los ETF son vehículos que permiten con un solo clic estar diversificado en miles de empresas globalmente”, afirma.

Themudo pone en valor varias de las características de estas plataformas. Una de ellas es la aportación periódica. “El hecho de que puedas invertir todos los meses 30 euros, o cualquier otra cantidad, te permite seguir estando invertido y evitar la trampa del market timing”, señala el director de BlackRock.

Accesibilidad e independencia

Otra de ellas es la accesibilidad, que diferencian a estos neobrokers de la banca tradicional, donde el proceso para abrir una cuenta es más enrevesado y largo. Así, “las plataformas han facilitado la accesibilidad, no solo por el precio -que es más barato y competitivo- sino también porque ofrecen más facilidades, permiten invertir de forma más rápida y en productos sencillos”.

“Además, tras la restructuración del sector bancario, los nuevos inversores empiezan a confiar más en estos players independientes. Aunque no ocurre lo mismo en el caso de la banca privada, donde los clientes siguen instalados en entidades más clásicas y con otro pedigrí”, añade.

Apuestas en sectores de futuro

Este nuevo tipo de cliente, más joven y con menor experiencia, también se diferencia del resto por su mayor interés en realizar apuestas sectoriales y en línea con sus valores personas, inversiones que quizás sean menos racionales y más emocionales, según pone de manifiesto Kintxo Cortés (Trade Republic). “Muchos de estos inversores ven a los ETF como una herramienta muy útil para realizar esta exposición concreta y diversificada en temáticas de futuro y que serán una buena inversión a medio y largo plazo”, añade.

“Hay ETF, por ejemplo, con exposición al mundo de la ciberseguridad -una industria que se prevé crezca un 30% anual en los próximos cinco años-, que permiten una apuesta diversificada y segura en este sector. Lo mismo ocurre en materia ASG o con empresas socialmente responsables”, señala el Country Manager de Trade Republic.

Por ello, agrega Cortés, la posibilidad de ofrecer activos de este tipo es un factor clave para que los ahorradores más jóvenes empiecen a invertir en plataformas.

Gestión pasiva ¿o activa?

Ramiro Martínez-Pardo (HeyTrade) coincide en el interés existente en ETF sectoriales y por megatendencias, que están difuminando incluso la distinción tan extrema que existe entre inversión pasiva y activa, porque algunos de estos instrumentos pueden llegar a invertir solo en unas decenas de empresas y, aunque mantienen la diversificación, son apuestas mucho más concretas que, por ejemplo, un fondo MSCI World.

El CEO de HeyTrade cree también que la industria debe buscar un punto de equilibro ante la abundancia de ETF existentes, que aprovechan las distintas tendencias o matices. “No hay sobreoferta, pero en cierto modo esta profusión va en contra del principio de sencillez que defendemos y de mantenerse invertido en lo mismo durante décadas”, añade.

El diseño de producto

En este sentido, Adrián Amorín Luna, responsable en España de Scalable Capital, cree que la clave se encuentra en diseñar productos que sean fáciles de entender por parte de los clientes. “Para que no se sienta abrumado en su búsqueda, nuestra plataforma le muestra ETF relevantes o basados en sus inversiones pasadas. Damos facilidades para que no se encuentre ante miles de fondos y no sepa por dónde empezar”, apunta.