Nunca es tarde si la tendencia es buena

Jorge Fernández-Cuervo_noticia
Firma: cedida (AQR).

TRIBUNA de Jorge Fernández-Cuervo Infiesta, responsable para Iberia y Latam, AQR. Comentario patrocinado por AQR Capital Management.

La inversión en tendencias (también conocida como trend following o managed futures) está teniendo un año formidable, ofreciendo una agradecida diversificación a los inversores que la han mantenido en sus carteras. En lo que llevamos de año, el índice SG Trend, que agrega a las 10 estrategias tendenciales más grandes del mundo, ha ofrecido un 36% de rentabilidad(1). Rentabilidad que contrasta con las caídas vistas en los mercados globales (una cartera de 60% MSCI World y 40% Barclays Global Aggregate ha perdido un 20% durante el mismo periodo).

Es importante destacar que hoy en día es relativamente fácil acceder a estas estrategias. Desde hace años hay fondos corriendo bajo el paraguas UCITS, con liquidez diaria y traspasables, que facilitan el acceso a estas estrategias (como es el caso de AQR Managed Futures UCITS Fund, que ofreció un 34,7% de rentabilidad neta en el mismo periodo de arriba).

¿Qué es la inversión en tendencias?

La inversión en tendencias tiene una dilatada historia (David Ricardo, economista inglés nacido en el siglo XVIII, ya recomendaba dejar correr las ganancias y cortar las pérdidas). En su forma más básica, consiste en comprar activos que suben en precio y vender aquellos que bajan. Como explicamos en Time Series Momentum, la inversión en tendencias aprovecha que los mercados no son perfectamente eficientes y que, cuando se produce alguna noticia que afecta a un activo en cuestión, no todo el mercado la procesa de manera inmediata (ya sea por ineficiencias o por sesgos del comportamiento, el conocido efecto ancla). Por lo que el activo tarda en alcanzar su nuevo valor fundamental, permitiendo que los inversores puedan identificar esas tendencias y aprovecharlas para beneficiarse del recorrido de subida (o bajada) que quede pendiente.

Ventajas de la inversión en tendencias

Desde nuestro punto de vista, la inversión en tendencias tiene dos beneficios claros: ofrecer rentabilidades positivas en el largo plazo, y proteger durante las caídas de los mercados de acciones (ya que estas estrategias pueden posicionarse de manera que ofrezcan resultados positivos en periodos bajistas). Además, al poder invertir en activos ligados a la inflación (por ejemplo, materias primas), muchas de estas estrategias también pueden utilizarse como un escudo frente a ese riesgo (como ha sido el caso del 2022).

A nivel general, se puede afirmar que la inversión tendencial ha cumplido ambos objetivos. El gráfico de abajo demuestra que estas estrategias han ofrecido rentabilidades positivas durante los cuatro mayores mercados bajistas de los últimos 20 años, y mejores rentabilidades durante todo el periodo que la cartera 60/40 que comentábamos arriba.

Rentabilidad acumulada de las estrategias tendenciales y una cartera global 60-40

Del 1 de enero 2000 al 30 de septiembre 2022. Fuente: Bloomberg. Global 60/40 es 60% MSCI World y 40% Barclays Global Aggregate Hedged USD. El periodo temporal se basa en la disponibilidad de los datos. Las “Crisis” se identifican como las mayores caídas de los mercados durante el periodo. Rentabilidades pasadas no son un indicador fiable para rentabilidades futuras. El gráfico anterior no tiene en cuenta el impacto de comisiones. Los inversores no pueden invertir en índices.

Evolución de la inversión en tendencias

Los primeros fondos centrados en la inversión tendencial surgieron hace unos 50 años. En aquella época se les llamaba CTA (Commodity Trading Advisor) ya que se limitaban a la inversión tendencial de materias primas (commodities). Desde entonces, los gestores han mejorado sus estrategias añadiendo otros activos (generalmente futuros de índices de renta variable, renta fija o divisas) o han complementado sus modelos tendenciales con otras subestrategias.

En AQR llevamos gestionando estrategias de tendencias desde nuestro origen (hace casi 25 años) y, desde entonces, no hemos parado de trabajar en mejorarlas ampliando tanto las señales utilizadas, como el universo de inversión. Por ejemplo, en lugar de limitarnos a tendencias de precios, ahora también analizamos cambios en la tendencia de los fundamentales macroeconómicos (el PIB, inflación, balanza comercial, políticas monetarias…) para tomar posiciones largas o cortas en los respectivos activos. En cierta medida, estas señales nos permiten identificar el inicio (y final) de muchas de las tendencias.

Y, por otro lado, en lugar de limitarnos a los activos tradicionales de las estrategias tendenciales (futuros sobre índices de renta variable, renta fija, materias primas y divisas), utilizamos un universo de inversión más amplio que también incluye activos alternativos: como materias primas exóticas (derechos de CO2 o contratos de energía), tipos de interés emergentes y crédito, entre otros. Como ya demostramos para tendencias de precios, nuestras investigaciones confirman que tanto la inversión en las tendencias de los fundamentales macro, como la inversión tendencial en activos alternativos, siguen ofreciendo las rentabilidades positivas de las estrategias tendenciales, así como sus propiedades protectoras.

Después de las rentabilidades de este año, ¿ya es tarde?

Muchas de estas mejoras son las que han facilitado las excelentes rentabilidades de 2022. Pero, tras estos resultados, es posible que algunos inversores piensen que ya es tarde, que la oportunidad ha pasado y que ya no merece la pena invertir en estrategias tendenciales. Como hemos comentado, estas estrategias tratan de ofrecer rentabilidades positivas en el largo plazo y protección frente a mercados bajistas. Solo con ello ya podríamos justificar mantenerlas en las carteras de manera permanente.

Pero, además, aunque no es posible saber qué sucederá en el futuro, sí que podemos afirmar que es muy probable que el entorno de incertidumbre actual prevalezca el año que viene. De hecho, como se desprende del gráfico de abajo, los años turbulentos (con cambios o sorpresas en el PIB e inflación) suelen venir acompañados de más años turbulentos. Teniendo en cuenta que los focos de incertidumbre de 2022 (la guerra en Ucrania, los cambios en la política monetaria, los riesgos inflacionarios…) siguen latentes, no es descabellado pensar que 2023 también será un año convulso. Y es, precisamente en esos periodos convulsos, en los que la inversión tendencial demuestra, con creces, todo su valor.

Fuente: AQR, Bloomberg, St. Louis Federal Reserve, U.S. Bureau of Labor Statistics. El indicador Noticias Macro se basa en cambios en el crecimiento del PIB real, cambios en la inflación, sorpresas en la inflación, sorpresas sobre el crecimiento del PIB real, y sorpresas sobre la producción industrial. Los cambios se miden como simples diferencias entre los valores de crecimiento e inflación anual respecto al año anterior. Las sorpresas se miden como diferencias simples entre los valores de crecimiento e inflación anual respecto a los valores estimados por Fed Survey of Professional Forecasters 12 meses antes. El periodo temporal se basa en la disponibilidad de los datos.

Fuentes y notas:

1 The SG Trend Index ha ofrecido una rentabilidad de 35.6% este año hasta el 30 de septiembre de 2022. Fuente: AQR Alternative Thinking – Should Your Portfolio Protection Work Fast or Slow.


Avisos legales

Este documento se le ha proporcionado únicamente con fines informativos y no constituye una oferta o solicitud de una oferta ni ningún consejo o recomendación para comprar valores u otros instrumentos financieros y no puede interpretarse como tal. La información fáctica establecida en este documento se obtuvo o se derivó de fuentes que el autor y AQR Capital Management, LLC [“AQR”) creen que son confiables, pero no es necesariamente exhaustiva y no se garantiza su exactitud y no debe considerarse como una representación o garantía, expresa o implícita, en cuanto a la precisión o integridad de la información, ni la información adjunta debe servir como base para ninguna decisión de inversión. Este documento no debe ser reproducido o redistribuido sin el consentimiento por escrito de AQR. La información que se establece en este documento se le ha proporcionado como información secundaria y no debe ser la fuente principal para ninguna decisión de inversión o asignación.

Rentabilidades pasadas no son un indicador fiable de rentabilidades futuras.

Las opiniones expresadas reflejan las opiniones actuales a la fecha del presente y AQR no se compromete a informarle sobre ningún cambio en las opiniones expresadas en este documento. No se debe suponer que AQR hará recomendaciones de inversión en el futuro que sean consistentes con los puntos de vista expresados ​​en este documento, o que utilice alguna o todas las técnicas o métodos de análisis descritos en este documento para administrar las cuentas de los clientes.

La información contenida en este documento es solo la actual en la fecha indicada y puede ser reemplazada por eventos de mercado posteriores o por otras razones. Los cuadros y gráficos proporcionados en este documento son solo para fines ilustrativos. La información en este documento ha sido desarrollada internamente y/u obtenida de fuentes que se consideran confiables; sin embargo, AQR no garantiza la exactitud, adecuación o integridad de dicha información. Nada de lo contenido en este documento constituye asesoramiento de inversión, legal, impositivo o de otro tipo, ni se debe confiar en él para tomar una decisión de inversión o de otro tipo.

No puede haber garantía de que una estrategia de inversión tendrá éxito. Las tendencias históricas del mercado no son indicadores fiables del comportamiento futuro real del mercado ni del rendimiento futuro de ninguna inversión en particular, que puede diferir materialmente, y no se debe confiar en ellas como tales. Las asignaciones de objetivos contenidas en este documento están sujetas a cambios. No hay seguridad de que las asignaciones previstas se lograrán, y las asignaciones reales pueden ser significativamente diferentes de las que se muestran aquí. Esta presentación no debe verse como una recomendación actual o pasada o una solicitud de una oferta para comprar o vender valores o para adoptar una estrategia de inversión.

La estrategia de inversión y los temas tratados en este documento pueden no ser adecuados para los inversores en función de sus objetivos de inversión específicos y su situación financiera.

Este documento es un documento de marketing en el Espacio Económico Europeo ("EEE") y aprobado como Promoción Financiera en el Reino Unido ("RU"). Sólo está destinado a Clientes Profesionales.

La información contenida en este documento ha sido preparada y emitida por AQR Capital Management (Europe) LLP, una sociedad de responsabilidad limitada del Reino Unido con oficina en Charles House 5-11, Regent St., Londres, SW1Y 4LR, que está autorizada y regulada por la Autoridad de Conducta Financiera del Reino Unido ("FCA"). Request ID: 368808