Robeco y el ODS17: movilizando capital hacia los ODS

Ana Claver (Robeco)
Cedida por Robeco

TRIBUNA de Ana Claver Gaviña, CFA, country manager Iberia y Chile, Robeco. Comentario patrocinado por Robeco.

Ya con perspectiva, me gustaría aprovechar la participación de Robeco en la pasada Cumbre Climática de Madrid (COP25) para poner el foco en la mayor movilización de la sociedad civil, observación consecuente con la tendencia creciente del capital transferido hacia la inversión sostenible en los últimos años (en España ha aumentado un 13,5% entre 2017-2018).

Durante la reciente Cumbre Climática Madrid se ha vuelto a poner énfasis en acometer la tan necesaria transición energética girando hacia un modelo basado en las nuevas energías. Sin embargo, y debido a la creciente consciencia social, la sociedad no solo quiere que se produzca este cambio de manera rápida, sino que lo exige a través de una transición justa para trabajadores y comunidades, tratando de compartir valor para todos en este proceso (Katowice, Polonia 2018 COP24 - Madrid, España 2019 COP25).

Esta mayor concienciación social abre la puerta a posibilidades, tanto en el apoyo al medioambiente (un ejemplo es el requerido reporting ambiental de carteras), como en oportunidades de inversión que nos ofrecen los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Pero, para acometer todos estos cambios es necesaria una gran unión y coordinación entre la sociedad, el tejido empresarial, el sector financiero y los gobiernos. De este modo, el ODS17 es de máxima relevancia, ya que pone énfasis en la necesidad de crear alianzas estratégicas para impulsar la consecución de todos los ODS en los tiempos establecidos.

Es por ello que Robeco España, aprovechando nuestra posición privilegiada en el mundo de la inversión sostenible, y con la responsabilidad que esta posición nos otorga, hacemos nuestra aportación al ODS17 siendo miembro del Consejo Asesor Nacional del GSG para la Inversión de Impacto, desde el cual tratamos de colaborar para, según palabras de Ronald Cohen (presidente global del GSG for Impact Investing), favorecer “el cambio histórico de nuestras economías hacia la optimización del trinomio riesgo-retorno-impacto y generar así una mejora de la vida de las personas y de nuestro planeta”.

ODS_Robeco

Entre otras actividades, promovemos diversas iniciativas, colaboraciones, y grupos de trabajo desde Foro Impacto (Secretaría del Grupo de Trabajo para la Inversión de Impacto Social en España y miembro del Global Steering Group for Impact Investment). Con el fin de, juntos, perseguir un nuevo paradigma donde la comunidad española, y en concreto el sector financiero en su conjunto, impulse la Agenda 2030 de Naciones Unidas para alcanzar los ODS, uniéndose así a una corriente global que propone movilizar, además del capital público, el capital privado para solucionar los retos más urgentes e importantes a los que se enfrentan nuestra sociedad y nuestro planeta.

La sostenibilidad comenzó su camino como un estilo de inversión tipo nicho que solo contemplaba las exclusiones fieles a razones morales, pero con el tiempo fue evolucionando para alcanzar una visión más completa, hasta llegar, en algunos casos, a la integración de criterios Ambientales, Sociales y de Buen Gobierno (ASG) en los procesos de decisiones de inversión. En consecuencia, el siguiente paso en la inversión sostenible abre el camino a la cada vez más necesaria inversión de impacto, que añade al binomio rentabilidad-riesgo, el impacto social.

La llegada de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en 2015 dio lugar a un marco apropiado para poner foco empresarial y financiero en los desafíos globales más urgentes de una manera concreta.

La plataforma de inversión de impacto de RobecoSAM, nuestra afiliada, también utilizada por Robeco, se lanzó en ese momento para crear una estrategia de inversión clara, centrada en identificar a las mejores compañías capaces de adaptar sus modelos de negocio a las necesidades/problemas actuales, transformarse, ayudar a la consecución de los ODS y, por lo tanto, aquellas corporaciones que ofrecen una ventaja competitiva clara respecto a su competencia. 

Es decir, este proceso de gestión nos permite invertir, tanto en renta fija como en renta variable, en empresas cuyos productos y servicios generan un impacto positivo, cuya experiencia, tamaño, tecnología y compromiso permiten mover la aguja hacia una economía global más sostenible.

Se dice que el problema de la inversión de impacto es, en repetidas ocasiones, la dificultad que entraña la medición de sus resultados de una manera objetiva, ya que, recordemos, las inversiones de impacto son aquellas que intencionalmente buscan un impacto social, medible, en conjunto con un retorno financiero.

En Robeco hemos diseñado un sistema de reporte de huella medioambiental de nuestras carteras para, de este modo, trasladar al inversor su capacidad de ahorro en emisiones de gases invernadero, en consumo de energía y agua y generación de residuos que ofrecen nuestros fondos respecto a los índices, A su vez, desde Robeco somos capaces de reflejar el impacto positivo de nuestras carteras en los ODS y como este es superior al de los índices de referencia.

Grafica_Robeco

El actual es un buen momento si logramos capitalizar esa mayor presencia de la consciencia social hacia el cumplimiento de unos objetivos beneficiosos para la humanidad a escala global. Y desde Robeco lo hacemos posible a través de nuestra plataforma de impacto. No ha habido mejor momento que ahora para sumaros al cambio, os animamos a uniros a esta revolución del impacto, en la que se puede hacer el bien, y hacerlo también bien desde la perspectiva de los retornos financieros para nuestros clientes, do good and do well.