Santander AM lanza un FIL por compartimentos de financiación de pequeñas y medianas empresas

, Santander AM lanza un FIL por compartimentos de financiación de pequeñas y medianas empresas
Photo by Patrik Lindeberg on Unsplash

El equipo de alternativos ilíquidos de Santander AM, creada a finales de 2019 y capitaneada por Borja Díaz-Llanos, lanza su segundo fondo de inversión libre de 2020 después de la llegada del Santander Patrimonio Diversificado FIL gestionado por Javier Mazarredo.

La entidad lanza un fondo por compartimentos de financiación de pequeñas y medianas empresas. El Alternativa Leasing FIL tiene dos compartimentos que invierten más de la mitad de la cartera en financiaciones a pymes y empresas de mediana capitalización, principalmente no cotizadas (al menos, un 65%), constituidas en España y Portugal en el caso del compartimento A y en Península Ibérica, Francia y Benelux en el caso del compartimento B.

El objetivo de gestión es una rentabilidad media anual neta a vencimiento, no garantizada, del 5% para suscripciones realizadas antes de la fecha del primer cierre.

Al menos el 80% de la exposición total de los dos compartimentos será financiación a través de contratos de arrendamiento financiero (no operativo) en forma de compra y posterior arrendamiento (podrán estructurarse como sale and leaseback) de maquinaria o equipamiento industrial nuevo o existente en el balance de las empresas.

Hasta el 20% restante serán bonos, obligaciones (no cotizados) y la concesión o inversión en préstamos. “Los activos objeto de financiación y el colateral de las operaciones serán maquinaria, equipamiento industrial, activos inmobiliarios e inventarios/existencias esenciales para la continuidad del negocio de las empresas”, detalla el folleto informativo del fondo.

Las operaciones, señala el folleto, se realizarán directamente por el fondo o mediante su adquisición a terceros. Las inversiones también se realizarán de forma directa, salvo que legalmente fuera necesario realizarlas a través de entidades participadas por el fondo, no cotizadas, constituidas en los países de la UE en los que invierta.

El compartimento A invertirá entre el 80% y el 100% en España y el resto en Portugal. Por su parte, el compartimento B, hará lo mismo aunque el porcentaje no invertido en España se repartirá entre Portugal, Francia y Benelux.

El nuevo fondo financiará, como máximo, un 85% del precio o valor de los activos. El objetivo del Alternative Leasing es realizar mediante coinversión de los dos compartimentos en torno a 50 inversiones, con duración máxima de ocho años y tamaño medio objetivo de entre 10 y 15 millones de euros cada una (puntualmente podrán ser de tamaño inferior). No obstante, indican que las inversiones podrá tener un tamaño superior (máximo del 7,5% del patrimonio desembolsado).

A nivel sectorial, podrán hacer operaciones en cualquier sector salvo los calificados como restringidos. No contemplan inversiones en sectores con riesgo reputacional, legal o regulatorio, medioambiental, etc. Se limita al 20% el patrimonio desembolsado en cada sector.

La gestora elaborará un rating interno para las emisiones. Como mínimo, deberá ser de BB- (baja calidad) pero hasta un 10% de la exposición total podrá tener rating interno mínimo de B+. El rating interno asignado, explica la gestora, sigue las escalas empleadas por las principales agencias de calificación.

Los servicios de originación correrarán a cargo de LB OPRENT, que presentará al Comité de Inversiones de Santander AM las posibles operaciones a realizar. En caso de aprobarse, iniciarán un due dilligence y finalmente se someterá a la aprobación final del comité, que decidirá las condiciones definitivas, fijando el plazo, el interés y el porcentaje del precio o valor de los activos a financiar.

Períodos

Desde el lanzamiento hasta 12 meses naturales después, los partícipes podrán suscribir compromisos de inversión. La finalización del periodo de compromiso se comunicará mediante hecho relevante. El periodo de inversión, que se podrá extender por un año adicional a discreción de la gestora, empezará a contar dos años después de la fecha en la que se produzca el primer desembolso por parte de los partícipes. En este periodo, se invertirán los desembolsos realizados por los partícipes.

Durante el periodo de inversión, afirma el folleto, se podrán reinvertir o distribuir entre partícipes mediante reembolsos obligatorios las cantidades recibidas en concepto de amortización de principal e intereses (una vez descontados los gastos y comisiones del Compartimento) de las inversiones.

Finalmente, el periodo de desinversión durará seis años desde la finalización del periodo de inversión. En función de si se prorroga el periodo de inversión, el plazo es prorrogable por un máximo de dos años. En este periodo, se harán los reembolsos obligatorios de las cantidades recibidas en concepto de amortización de principal e intereses (una vez descontados los gastos y comisiones del Compartimento) a los partícipes del Compartimento. En cualquier caso, confirman que el periodo de desinversión nunca podrá excederse más allá de finales de septiembre de 2030.

Comisiones 

Los compartimentos tienen una comisión de gestión de 0,75% desde el primer cierre y una comisión por resultados del 10% sujeto a la obtención de una rentabilidad media anual superior al 4% por lo partícipes. Las comisiones de depositaria oscilarán desde el 0,065% si el patrimonio queda por debajo de los 50 millones y el 0,05% si el volumen supera los 200 millones.

Cada nueva operación supondrá un coste de 600 euros y una comisión de 150 euros por ampliaciones a una operación existente o desinversiones. En los dos casos, el coste se distribuirá entre los compartimentos si hay coinversión.