Update del Amundi Emerging Market Bond, blockbuster de Amundi en renta fija emergente

Yerlan Syzdykov y Ray Jian (Amundi)
Fotos cedidas

El Amundi Emerging Market Bond es un fondo de renta fija emergente de Amundi con Sello FundsPeople, con la calificación Blockbuster, lo que significa que supera los 100 millones de patrimonio en España. Yerlan Syzdykov, director de mercados emergentes de la firma francesa y Ray Jian, director de deuda agregada de mercados emergentes son los cogestores de esta estrategia.

El fondo sigue un enfoque de inversión sin restricciones, que tiene como objetivo obtener rendimientos de una amplia gama de temas de inversión, apoyándose en análisis propios en todas las clases de activos de mercados emergentes: en bonos soberanos, corporativos, divisas y tipos. “A ello hay que añadir nuestra herramienta de construcción de cartera propia también, que permite al fondo optimizar el perfil de riesgo mediante el uso de una asignación por país/sector top down y una selección de crédito bottom up para elegir las exposiciones”, explican a FundsPeople.

Tanto  Syzdykov como Jian mantienen de cara a 2021 una visión general positiva sobre este segmento de mercado.

“Dadas las expectativas de vacunación masiva en las economías desarrolladas durante el segundo trimestre de 2021, es más fácil imaginar una recuperación global fuerte y sincronizada en el futuro. A día de hoy, el Partido Demócrata ha unificado el control del gobierno de EE.UU., un gran estímulo fiscal y la implementación masiva de la vacuna podrían ejercer presión a corto plazo sobre los tipos americanos, lo que, a la larga, podría actuar como un obstáculo temporal para la renta fija de los mercados emergentes. Dicho esto, creemos que, en última instancia, una recuperación cíclica es positiva para los activos de riesgo, en particular para el crédito high yield de los mercados emergentes, por lo que seguimos esperando un año positivo tras la digestión inicial de unos tipos estadounidenses más elevados”, destacan.

Aunque las valoraciones se han encarecido, ambos creen que se mantiene un potencial alcista razonable. “En crédito, el potencial alcista se concentra en el segmento high yield. Incluso si eliminamos las historias idiosincrásicas de distress de 2020, como Argentina, Ecuador, Zambia, Sri Lanka, no se ha producido la suficiente compresión de los diferenciales para la dinámica actual del mercado. En el nivel actual de diferencial del Emerging Markets Bond Index (EMBI spread), los bonos soberanos high yield tienen aproximadamente 100 puntos básicos de margen para estrecharse frente a los bonos soberanos con grado de inversión; si es que la historia sirve de referencia, que creemos que sí. Por lo tanto, seguimos sobreponderados en high yield y ahí es donde vemos más potencial alcista en el próximo período”, apuntan.

Para entrar a formar parte de su cartera, los bonos o ideas de inversión deben ser lo suficientemente escalables para el tamaño del fondo, así como la ruta de salida debe ser suficiente para recoger los beneficios o frenar las pérdidas. “Evaluamos el perfil riesgo/beneficio del bono en base a tres pilares: fundamental, técnico y de valoración. También evaluamos cómo encaja la nueva exposición en la cartera en términos de impacto en el perfil de riesgo general del fondo”.

Actualmente, tienen una visión alcista sobre el crédito de compañías petroleras, porque “no solo el petróleo ha tenido un comportamiento significativamente inferior a otras commodities como el mineral de hierro y el cobre, sino que también es una commodity en movimiento, lo que significa que el petróleo está más orientado hacia la reapertura de la economía en medio de la distribución de vacunas que está en curso”. Además, también sobreponderan los bancos, ya que son uno de los beneficiarios principales de la recuperación cíclica y del empinamiento de la curva. En cuanto a país, tienen una fuerte convicción en el crédito high yield de China.

“Después de contener el COVID con éxito, creemos que la economía china seguirá obteniendo mejores rentabilidades que otros países en 2021. Otros países clave a largo plazo son Ucrania en CEEMEA (Europa del Este, Oriente Medio y África, por sus siglas en inglés) y México y Brasil en Latinoamérica”, señalan.

Seguimos un enfoque de inversión flexible, lo que significa que somos conscientes respecto al benchmark, pero sin estar limitados por él. Esta flexibilidad y nuestra experiencia en inversiones respaldada por un análisis propio y una herramienta de construcción de cartera también propia, realmente nos permiten encontrar las mejores oportunidades en toda la clase de activos de mercados emergentes (bonos soberanos, corporativos, divisas, tipos) y ofrecer un rendimiento superior a medio y largo plazo”, concluyen.