Vontobel Fund US Equity: búsqueda de lo estable y predecible

Vontobel Fund US Equity: búsqueda de lo estable y predecible, Vontobel Fund US Equity: búsqueda de lo estable y predecible
Foto cedida

El Vontobel Fund US Equity es una cartera que concentra las mejores ideas entre empresas estadounidenses y multinacionales. El enfoque que aplica Matthew Benkendorf, gestor y director de Inversiones de la boutique Quality Growth que gestiona este fondo de Vontobel AM, se basa en la búsqueda de rentabilidades obtenidas a través de la inversión a largo plazo en compañías cuyos beneficios presenten un crecimiento relativamente estable y predecible y que, además, se mantenga durante largos periodos de tiempo.

La estrategia se nutre de los conocimientos y la experiencia del equipo de inversión de la boutique, que está formada por 32 miembros. La integración de los factores ESG es un elemento que se integra en este enfoque debido a su preferencia por un crecimiento de beneficios de calidad, predecible y relativamente estable, unida a periodos de inversión de larga duración. Si bien la estrategia no está condicionada a ningún índice de referencia, los resultados se muestran en relación con el S&P 500 Index.

Entre las principales características de la estrategia de inversión destacan un enfoque bottom-up claramente definido cuya finalidad es identificar las mejores oportunidades de inversión en Estados Unidos, el hecho de estar diseñada para participar en mercados al alza y proteger el capital en los momentos de retrocesos y el contar con un largo historial con un nivel de riesgo más bajo que el mercado.

“Buscamos identificar compañías altamente rentables con un crecimiento consistente en las ganancias, franquicias estables y con fundamentales sólidos. Esto es muy importante, especialmente en mercados volátiles e impredecibles, ya que es esencial buscar el equilibrio entre sectores de alto crecimiento y sectores más defensivos. Esos beneficios los encontramos en empresas de calidad con factores de crecimiento diferenciados, negocios con perspectivas de crecimiento estructural a largo plazo y balances fuertes, que se negocien con valoraciones razonables, ya que creemos que las empresas de calidad pueden crecer, con independencia del entorno”, explica Benkendorf.

Las principales posiciones del fondo incluyen empresas en el sector de tecnología de la información, con compañías como Microsoft, Amazon y Alphabet (estas dos últimas son las únicas FAANG que están en la cartera y el peso conjunto de ambas ronda el 9,6%).

“El sector tecnológico sigue mostrando un fuerte crecimiento, pero los inversores deben ser cautelosos en este espacio. La estrechez del mercado y el difícil contexto económico subyacente, junto con la exagerada euforia que comenzó a impregnar los mercados, ha dado lugar a valoraciones más espumosas de una serie de valores tecnológicos. Sin embargo, creemos que las acciones que poseemos son franquicias atractivas y de valor razonable a largo plazo. No todas las acciones tecnológicas son iguales. Algunas valoraciones están justificadas y otras no. Los inversores deben tener en cuenta los fundamentos y deben prestar mucha atención a lo que compran y cuánto pagan por ello”, explica.

El segundo sector más importante en la cartera es el de servicios de salud, seguido por productos de primera necesidad y productos de consumo no básicos.