La tendencia generalizada en la banca española es cerrar oficinas. En España llegó a haber más de 46.000 oficinas de entidades de crédito y depósito en septiembre de 2008, según datos del Banco de España. Desde el pico más alto de la serie histórica, la disminución de sucursales ha sido continua. Ahora, a finales del primer trimestre de 2021, se quedan en menos de la mitad, por debajo de las 22.000.

Distintos factores hacen presagiar que esta cifra irá a menos. Las grandes redes bancarias españolas ya han anunciado que seguirán clausurando oficinas en los próximos años amparándose en el desarrollo de los canales digitales de relación con el cliente. Además, supondrá una de las principales sinergias en costes para las operaciones de concentración en la banca española como las protagonizadas por CaixaBank y Bankia o Unicaja y Liberbank.

En este contexto, es probable que quede fuera una parte del negocio bancario para el que contar con una oficina local es importante. A diferencia de la banca retail, en la que cada vez la operativa está más digitalizada y los servicios más estandarizados, para la banca privada sigue siendo esencial el contacto directo con el cliente. La pandemia ha permitido utilizar canales digitales para mantener la relación comercial y desarrollar la operativa online. Sin embargo, más de la mitad de los banqueros españoles consideran que una vez haya pasado la crisis del COVID-19 volverá a relacionarse con su cliente igual que lo hacía anteriormente, según recoge el III Estudio de la Banca Privada realizado por FundsPeople en colaboración con Tressis. Es más, el 54% de los banqueros señala que la reunión presencial sigue siendo su canal de contacto con el cliente, frente a un 23% que realiza reuniones virtuales.


Fuente: elaboración propia con datos de entidades a finales de 2020. 

Mapa provincial

En el territorio nacional había más de 675 oficinas específicas de banca privada a finales de 2020, según datos recabados por FundsPeople. Por tanto, los centros dedicados a los altos patrimonios representan el 3% de las oficinas totales de las entidades de crédito y depósito en España. Suponen una pequeña parte, pero todo hace indicar que, en los próximos años, si se acentúa el cierre de oficinas generales y se mantienen los centros de banca privada existentes, podrían representar una parte más importante de la tarta.

En el caso de las entidades independientes y extranjeras, en los últimos años se ha visto un goteo continuo de apertura de nuevas oficinas. Por tanto, el incremento de centros de banca privada dependerá de la estrategia que sigan las redes bancarias españolas, que en los últimos años han centrado su estrategia en productos de valor añadido como los fondos de inversión, comercializados principalmente entre clientes de banca personal y privada.

En este sentido, conviene recordar que, aunque haya 675 oficinas identificadas como banca privada, las grandes redes bancarias aplican un modelo de banca universal en el que los grandes patrimonios también son atendidos en su amplia red de oficinas.

Como era de esperar, Madrid y Barcelona son los grandes centros de negocio de la banca privada española. Las 114 oficinas de banca privada en Madrid y las 90 de Barcelona representan el 30% del total en España. A continuación, Vizcaya, Valencia y Sevilla son las provincias con mayor número de oficinas. Otros lugares importantes donde las entidades de banca privada han puesto el foco son Gipuzkoa y Zaragoza, con más de 20 filiales en cada plaza. Málaga, Alicante, Asturias, A Coruña y Valladolid completan el ranking con más de 15 oficinas en cada provincia. Como dato curioso, Cuenca, Huelva, Segovia, Soria, Zamora, Ávila y Teruel son las provincias en las que hay menos oficinas de banca privada.

Por entidades, BBVA es la que cuenta con mayor número de sucursales de banca privada. Hasta 178 (180 con Ceuta y Melilla), de las cuales 20 son centros de BBVA Patrimonios. Por detrás, la suma de CaixaBank Banca Privada y Bankia Banca Privada, cuya unión lleva a la entidad a contar con 72 oficinas específicas para altos patrimonios. Renta 4 es la siguiente, con más de 61 oficinas, aunque solo cuenta con una específica en su sede central de Madrid, pero atiende a sus clientes de banca privada en toda su red. Santander Private Banking con 56 y Bankinter Banca Privada con 38 se sitúan por detrás. Andbank completa la parte alta de la tabla con 20 oficinas.

A continuación, consulta en la revista digital de FundsPeople el listado completo de oficinas por entidad a nivel provincial.

Listado completo de oficinas por entidad a nivel provincial