El negocio de altos patrimonios alcanza su máximo histórico en 2019, tras superar el medio billón de euros. ¿Cómo está ahora ranking de la banca privada en España? Tres de cada cuatro euros se reparten entre las 10 principales bancas privadas en España.

La banca privada ha crecido con fuerza en 2019. El negocio de altos patrimonios en España supera por primera vez el medio billón de euros, situándose en los 531.000 millones, un 11,4% más que a finales de 2018.

El año pasado ya se había llegado al punto más alto de la serie histórica con 476.000 millones. Sin embargo, 2018 indicaba cierta ralentización en el crecimiento vivido por la banca privada en los últimos años, con un incremento patrimonial de solo el 3,6%. Si en 2018 el sector estuvo marcado por una mala rentabilidad generalizada en todos los activos, en 2019 el mercado se dio la vuelta. La revalorización de las carteras de los clientes por el buen desempeño de los mercados, unido a una estrategia generalizada de la mayoría de entidades de potenciar su actividad de banca privada, llevó al segmento de negocio dedicado a altos patrimonios a alcanzar su máximo histórico en 2020. Además, el crecimiento del año pasado fue el más elevado desde 2014, cuando el volumen en banca privada subió más de un 13%.

Un año más vuelve a destacar el gran peso del negocio de las cinco primeras firmas, todas ellas pertenecientes a grandes grupos bancarios españoles. El Top 3 nacional atesora cerca de la mitad del patrimonio en banca privada. Si los datos se amplían al Top 10, las 10 entidades suman 400.000 millones, tres cuartas partes del volumen total.

GRUPOS:

Santander Banca Privada continúa como líder, con cerca de los 119.000 millones de euros de patrimonio. La principal novedad en el ranking se produce en la segunda plaza, donde CaixaBank adelanta a BBVA, casi empatadas en torno a 73.000 millones. Otros dos grandes grupos bancarios españoles, Bankinter y SabadellUrquijo Banca Privada, completan el Top 5, con más de 40.000 y casi 30.000 millones, respectivamente. Entre las cinco acaparan el 63% del patrimonio total.

En 2019, 11 grupos rebasaron los 10.000 millones de patrimonio, cifra que superan ampliamente UBS, con algo más de 20.000 millones, y Banca March, en séptimo lugar con 15.700 millones. Entre la octava y la 11ª plaza se posicionan cuatro firmas entre los 10.000 y 11.000 millones, A&G Banca Privada, Andbank España, Deutsche Bank y Renta 4 Banca Privada.

Según los datos recogidos por FundsPeople, hay 32 firmas con más de 1.000 millones de euros en patrimonio en banca privada, que suman un total de algo más de 484.000 millones. En general, registraron incrementos patrimoniales notables, la mayoría por encima del doble dígito, aunque sobresalen especialmente cuatro entidades: con crecimientos por encima del 20%, Abante, GVC Gaesco y Orienta, y con más del 30%, Alantra WM.

A la cifra anterior de 484.000 millones habría que añadir 13.000 millones de euros de otras entidades españolas y casi 34.000 millones de internacionales. El primer grupo está formado por un grupo heterogéneo de entidades nacionales independientes, divisiones de banca privada de grupos aseguradores  y otros grupos, como las cajas rurales, que no alcanzan los 1.000 millones de negocio en esta actividad. Entre las internacionales, la cifra estimada es la suma estimada por FundsPeople del negocio en España de Credit Suisse, J.P. Morgan, Citi Private Bank, Edmond de Rothschild (Europe) Sucursal en España, Julius Baer, Pictet WM, Lombard Odier, Mirabaud&Cie (Europe) S.A. Sucursal en España y Goldman Sachs.

Conviene analizar cómo se reparte el negocio de banca privada según servicios y vehículos. Por segundo año consecutivo, después de que MiFID II definiera el abanico de servicios posibles y las características de cada uno, las entidades han proporcionando a FundsPeople datos sobre la distribución del patrimonio en servicios de acompañamiento en la toma de decisiones del cliente: asesoramiento no independiente, independiente y gestión discrecional. Según las estimaciones del Ranking de Banca Privada, de media, casi uno de cada dos euros en banca privada estaría en un servicio de asesoramiento no independiente (249.175 millones), poco más del 3% en asesoramiento independiente (18.931 millones) y en torno al 13% en gestión discrecional (70.124 millones).

Conviene señalar que las entidades no tienen parámetros homogéneos para calcular el patrimonio asesorado, especialmente en el caso del servicio de asesoramiento no independiente. Por tanto, podría haber ligeras diferencias en la fotografía real.

En unos años en los que la banca privada ha pasado del enfoque producto al enfoque servicio, el vehículo predilecto para articular su actividad de gestión y asesoramiento es el fondo de inversión. El volumen de la banca privada en este producto crece notablemente. El patrimonio en fondos en banca privada subió de los 147.752 millones en 2018 a los 163.465 millones de euros en 2019, un 10,6% más. De esta manera, tres de cada 10 euros en banca privada está en fondos de inversión. Y hay 26.000 millones en sicav. Por tanto, el patrimonio total en instituciones de inversión colectiva (fondos y sicav) supera los 189.000 millones y representa el 36% del volumen en banca privada en España.

En este sentido, el 54% del volumen en fondos está destinado a fondos de terceros, frente al 46% que suponen los fondos propios del grupo al que pertenece la banca privada en cuestión. De esta manera, los casi 89.000 millones de fondos de terceros (principalmente internacionales) que hay en banca privada representan en torno al 35% del negocio de las gestoras internacionales en España, según el Ranking FundsPeople de Grupos Globales con más de 500 millones en IIC internacionales en España. Por otro lado, el volumen en fondos propios en banca privada supone que el 27% del patrimonio total de los fondos españoles, según datos de Inverco a cierre de 2019, está en clientes de altos patrimonios.

PERFILES:

Según los datos agregados, el cliente tiene un patrimonio medio de un 1,36 millones de euros. Por su parte, el perfil del banquero en España es de un profesional con una cartera media de 124 millones de euros.

A finales de 2019, habría en torno a 900 oficinas de banca privada en España y cerca de 4.200 banqueros privados.

Acceda al ranking completo aquí.