Análisis histórico: ¿influye de verdad el perfil de sostenibilidad en las valoraciones?

¿Son más caras las empresas sostenibles?, Análisis histórico: ¿influye de verdad el perfil de sostenibilidad en las valoraciones?
Firma: Hannah Jacobson (Unsplash).

Una de las teorías de la inversión sostenible es que su objetivo es que a las empresas malas les salga más caro financiarse y a las buenas les salga más barato (según las definiciones que se prefieran de malo y bueno, que hay muchas). Para ello, los inversores se deshacen de las malas empresas y destinan más dinero a las buenas. ¿De verdad se cumple esta premisa? Duncan Lamont, CFA, responsable de Investigación Estratégica de Schroders, ha sacado los números

La fuente de los datos es el modelo SustainEx de Schroders. Este modelo cuantifica y agrega el valor en dólares de los impactos negativos y positivos que las empresas individuales tienen en la sociedad, y lo escala en relación con sus ventas. Esta ponderación nos indica la importancia de estos riesgos para la empresa en cuestión y facilita la comparación entre ellas.

Al dividir los componentes del índice MSCI All Country World (MSCI ACWI) en cuatro secciones (cuartiles) para SustainEx, del peor 25% al mejor 25%, podemos responder a la pregunta: ¿las empresas más sostenibles cotizan con valoraciones más altas?

¿Las empresas más sostenibles cotizan con valoraciones más altas?

¿Son más caras las empresas sostenibles?, Análisis histórico: ¿influye de verdad el perfil de sostenibilidad en las valoraciones?

Las empresas malas (según la puntuación global de SustainEx) se valoran a 17 veces sus beneficios de los últimos 12 meses. Pero las buenas empresas están valoradas en 25 veces. En otras palabras, si ambas empresas tuvieran los mismos beneficios, la empresa buena valdría aproximadamente un 50% más. La historia es similar si nos fijamos en los múltiplos de valoración del precio/beneficio futuro, o del valor en libros. Las buenas empresas tienen valoraciones mucho más altas.

Pero desgranemos esa cifra. La mayor parte de esto se debe al eje medioambiental. Las empresas con resultados en el cuartil superior de las métricas medioambientales dentro de SustainEx cotizan con valoraciones mucho más altas que las del cuartil inferior. Los distintos riesgos sociales dan lugar a diferencias menores.

También es interesante que las empresas que se encuentran en el cuartil superior de SustainEx,en general, cotizan con múltiplos de valoración más altos que las que se encuentran en el cuartil superior para las métricas medioambientales o sociales individualmente. Esto plantea una posibilidad intrigante. Es posible que se ofrezca una prima de valoración adicional si una empresa es excelente en una amplia gama de criterios de sostenibilidad, en lugar de, por ejemplo, sólo en consideraciones medioambientales.

Análisis por sectores

¿Qué pasa si profundizamos en el análisis a nivel sectorial? Hay muchas similitudes, pero también muchas diferencias. Y aquí es donde se pone interesante.

¿Son más caras las empresas sostenibles?, Análisis histórico: ¿influye de verdad el perfil de sostenibilidad en las valoraciones?

Primero, la similitud. En todos los sectores, salvo el inmobiliario (que incluye muchos REITs, que tienden a valorarse de forma diferente a las empresas normales), las compañías que se gestionan de forma más sostenible que sus comparables del sector cotizan con múltiplos de precio/beneficio más altos que las que no lo hacen (gráfico 2). Pero, es en unos pocos sectores de perfil alto donde la diferencia realmente destaca.

Las empresas de materiales más sostenibles se valoran a 23 veces sus beneficios de los últimos 12 meses, frente a 13 veces las que son menos sostenibles. Lo mismo ocurre con las empresas energéticas (19 veces para las mejores frente a 11 veces de las peores). En ambos casos, los riesgos medioambientales son los más valorados (Gráfico 3).

¿Son más caras las empresas sostenibles?, Análisis histórico: ¿influye de verdad el perfil de sostenibilidad en las valoraciones?

“Para mí, esto tiene sentido. Estos sectores se presentan como los malos en lo que respecta al impacto medioambiental. Estas empresas están en el punto de mira más que la mayoría. Por tanto, es lógico que el mercado haya diferenciado más entre ellas, valorando más a las que están mejor situadas para afrontar las próximas décadas y menos a las que corren el riesgo de estar en la línea de fuego”, explica Lamont.

Dónde cotiza menos

En el sector financiero e industrial, las empresas más sostenibles también cotizan con valoraciones notablemente más caras. (El múltiplo precio/beneficio no se utiliza habitualmente para evaluar las empresas financieras, pero también es cierto que las financieras del cuartil superior cotizan con múltiplos precio/libro más altos, una medida más usada para su valoración, que las del cuartil inferior).

El sector de las tecnologías de la información es interesante. Los inversores parecen diferenciar bastante bien las empresas en función de los riesgos medioambientales que corren. Pero cuando se evalúan según los criterios E, S y G combinados, esa diferenciación desaparece en gran medida. La medida en que el mercado ha diferenciado entre empresas buenas y malas en otros sectores es mucho más limitada.

Otra cosa que salta a la vista es que el mercado no ha valorado realmente los diferentes riesgos sociales que corren las empresas. Esto se puede observar en el gráfico anterior, donde las barras azul claro son bajas para la mayoría de los sectores.