BBVA AM amplía su oferta sostenible con un nuevo fondo mixto

BBVA AM, BBVA AM amplía su oferta sostenible con un nuevo fondo mixto
Firma: Josh Calabrese (Unsplash).

La gestora ha lanzado BBVA Equilibrio Sostenible ISR, un fondo de renta variable mixto internacional con el que BBVA AM amplía su oferta de productos sostenibles. Según consta en su folleto, el fondo tiene un objetivo de gestión sujeto a un objetivo de volatilidad máxima anual inferior al 10%.

Está catalogado como artículo 9 según el reglamento de finanzas sostenibles e invertirá entre el 30-50% de la exposición total en renta variable de la OCDE o emergentes. Podrá ser de cualquier capitalización y sector, sin límites. El resto se invertirá en renta fija pública o privada (bonos verdes, sostenibles, etc.), hasta 20% en depósitos. Además, podrá tener hasta 15% en deuda subordinada, incluido hasta 5% en bonos contingentes convertibles.

Por su parte, en la parte de renta fija los emisores serán OCDE y minoritariamente emergentes. Las emisiones tendrán calidad crediticia al menos media (mínimo BBB-). Con un límite conjunto del 10% en emisiones de baja calidad (inferior a BBB-), activos sin rating y/o de emisores emergentes. En lo que respecta a la duración media de la cartera, no está predeterminada.

La gestora tiene ya una decena de productos sostenibles. Además del nuevo lanzamiento, ya incluía en su oferta un fondo de renta fija con estos criterios, BBVA Bonos Sostenibles ISR; cuatro productos de renta variable: BBVA Europa Desarrollo Sostenible ISR, BBVA Global Desarrollo Sostenible ISR, BBVA USA Desarrollo Sostenible ISR y BBVA USA Desarrollo Sostenible ISR Cubierto; uno mixto BBVA Futuro Sostenible ISR; y una gama de productos indexados: Bindex Euro ESG Índice, Bindex Euro ESG Índice, Bindex USA ESG Índice y Bindex ixESG Global Leaders Índice.

Otro vehículo a vencimiento

No ha sido el único lanzamiento de la gestora. También ha registrado un producto con vencimiento en 2027: BBVA Bonos 2027. Invertirá en renta fija pública o privada en euro, estando más del 80% en deuda española e italiana y el resto en renta fija de emisores de la OCDE (no emergentes). Al menos, el 90% de la cartera tendrá vencimiento esperado dentro de los seis meses anteriores o posteriores al 30 de noviembre de 2027.