CaixaBank pone su marca en los fondos de Bankia y amplía su gama de fondos de impacto

, CaixaBank pone su marca en los fondos de Bankia y amplía su gama de fondos de impacto
Photo by Ali Bakhtiari on Unsplash

Los fondos de Bankia cambian de denominación. El grupo elimina el rastro de la antigua marca e introduce el nombre de CaixaBank en toda la gama gestionada por Bankia Fondos. De esta manera, el grupo pasa a tener más de 160 fondos CaixaBank, tras incorporar más de 60 de Bankia.

Al mismo tiempo, CaixaBank AM registra un nuevo vehículo a su recién estrenada gama de fondos de impacto. Tras convertir sus fondos perfilados la firma inscribe en la Comisión Nacional del Mercado de Valores el CaixaBank SI Impacto Renta Fija.

A diferencia del resto de fondos de la gama de impacto, este producto no cuenta con el asesoramiento de BlackRock, gestora con la que el grupo ha firmado un acuerdo estratégico.  Esta colaboración consiste en que el equipo de Fundamental Equity Impact de BlackRock asesoré las carteras de inversión de renta variable de impacto con su metodología en la selección de compañías.

Según el folleto informativo del nuevo vehículo, el fondo tiene como objetivo inversiones sostenibles (artículo 9 Reglamento (UE) 2019/2088) y su cartera estará invertida siguiendo criterios de impacto. Concretamente, se invierte en empresas cuya actividad está destinada a mitigar los principales problemas sociales y medioambientales identificados en los ODS de Naciones Unidas.

La inversión en renta fija podrá ser pública o privada, con una exposición mínima del 60%, en bonos verdes, sociales, sostenibles y vinculados a la sostenibilidad categorizados por la ICMA u otros estándares desarrollados por la UE. Un máximo del 10% tendrá calificación crediticia baja (BB+ o inferior), siendo el resto superior (mínimo BBB-). Por otro lado, la duración media de la cartera será entre 0 y 12 años.

Otras limitaciones son que la exposición a riesgo divisa no podrá superar el 10%, el mismo porcentaje máximo que tiene el fondo para invertir en emergentes. Además, no podrá invertir más del 5% en bonos convertibles contingente.

El nuevo fondo llega con cuatro clases disponibles. La clase más barata, la Cartera, tiene una comisión de gestión del 0,3% y la más cara, la Premium, del 0,95%. Esta última tienen un mínimo de inversión de 600 euros, frente a los 50.000 euros de la Plus y los 300.000 de la Premium. La clase Cartera está destinada para carteras de inversiones de clientes con gestión discrecional y asesoramiento independiente encomendada al grupo CaixaBank por contrato y para IIC gestionadas por el grupo CaixaBank AM.