Claves para abordar la diversificación geográfica en el sector tecnológico

Sector tecnológico: diversificación geográfica, Claves para abordar la diversificación geográfica en el sector tecnológico
De izq. a dcha., y de arriba abajo: Montserrat Formoso (FundsPeople), Celso Otero (Renta 4 Gestora), Mikko Ripatti (DNB AM), Marcos Aza (Santander AM), Jaime de León (Mutuactivos) y María Jesús Martínez (CaixaBank AM). Firma: FundsPeople.

Desglobalización y tecnología, ¿cómo encajan en el mundo de la inversión estos dos conceptos? En un desayuno organizado por FundsPeople y patrocinado por DNB AM, varios gestores reflexionan sobre la diversificación geográfica a la hora de tomar posiciones en el universo del sector tecnológico, el cual, por naturaleza, tiende a ser global.

Cada vez más peso de Europa

“Cada zona geográfica tiene un ritmo de crecimiento y una situación macroeconómica diferente, y tenemos que ajustar según lo que el mercado esté cotizando”, apunta María Jesús Martínez Pardell, gestora sénior de CaixaBank AM. En este contexto, “tener una buena diversificación ofrece la posibilidad de mantener una estabilidad y jugar todas las vertientes del ciclo a nivel mundial”. Por ejemplo, explica que, si se quiere tener exposición a China, se puede optar por compañías que están en Hong Kong, que son más líquidas y transparentes, y están más avanzadas en el ciclo, con mayor crecimiento”. Pero hay muchas otras opciones. “Las compañías americanas son globales en sí mismas, generan mucho flujo de caja fuera del mercado americano. Solamente con la exposición a estas empresas podemos tener una diversificación global atractiva”. 

Explica que, en su caso, el 80% estimado de la cartera del CaixaBank Comunicación Mundial FI lo conforman compañías americanas, y que mantienen la diversificación con algunas empresas asiáticas con un buen momentum de beneficios. Además, el peso de las firmas europeas cada vez es mayor. De la situación en el Viejo Continente destaca el impulso a la digitalización y, en general, a la tecnología que va a suponer el Plan de Recuperación. La inversión en este ámbito la está liderando Alemania, pero subraya que, en España, de los 70.000 millones que está esperando, el 30% de media se va a destinar a la digitalización. “España quiere lograr el 75% de toda la cobertura del país a través del 5G y que el 100% de la población tenga una banda ancha de conectividad de 100 Mbps. Eso va a fomentar la retroalimentación a todos los niveles tecnológicos”.

Buscando líderes por todo el mundo

“Una de las grandes ventajas y características de la tecnología es su escalabilidad, y que sea de una forma global, es decir, con un poco de capex llegas a millones de consumidores”. Por este motivo, Celso Otero, gestor de fondos de Renta 4 Gestora, cree que más relevante que fijarse en dónde está la sede de una compañía es hacerlo en la empresa en sí misma. Considera que puede haber sectores en los que se produzca esa vuelta a casa de la producción, una tendencia a la desglobalización que ya se observó antes de la pandemia, y que tras ella se ha acentuado. “Pero creemos que la tecnología no es uno de ellos”. Explica que invierten en todo el mundo “porque buscamos en cada uno de los segmentos los líderes que están hoy, ya que nos gusta comprar realidades, compañías que se están desarrollando independientemente del lugar en el que tienen la sede puesto que los beneficios los generan de una forma global”.

Considera que hay muchas áreas geográficas interesantes. En el caso de los mercados emergentes destaca China, un país que se salta pasos en el ámbito tecnológico, lo que tiene su atractivo desde el punto de vista del inversor. “Por ejemplo, la mayor parte de los pagos se hacen ya a través de la lectura de un QR. El desarrollo de la parte de las tarjetas de crédito se la han saltado”. Y en el caso de otros países emergentes, cuenta que llega el móvil directamente sin pasar por el ordenador. 

Europa tiene que invertir más

Aun estando de acuerdo en la tendencia a la globalización del sector tecnológico, Jaime de León, gestor de renta variable de Mutuactivos, destaca que en lo que respecta a distribución geográfica de la tecnología, cada vez pesa más Estados Unidos. No obstante, Europa también tiene players importantes. Le gusta especialmente ASML, con una cuota de mercado del 90% en el mercado de la fabricación de máquinas de litografía para la producción de circuitos integrados. También cita a Infineon y STMicroelectronics en el ámbito del coche eléctrico; y en el de equipos de telecomunicaciones, a Nokia y Ericsson.

En el caso del Viejo Continente hace hincapié, además, en la existencia de empresas de mediana capitalización que lo están haciendo muy bien y que cree que pronto serán parte del índice Euro Stoxx 50. Un indicador del que explica que cada vez se parecerá más al americano. La tecnología ha pasado de no tener peso a representar un 15%. No obstante, considera necesario que Europa invierta más en tecnología: “Tienen que incrementarse los niveles de penetración del cloud, de la cobertura 5G… América y China nos están pasando por el lado”. Como conclusión, considera lógico tener una distribución geográfica. Menciona tres grandes bloques: la parte europea, la americana y la asiática, con China a la cabeza.

El mercado es Play Store o App Store

Marcos Aza, senior investment manager del Departamento de Inversiones Cuantitativas de Santander AM España, coincide en la dificultad de abordar la exposición geográfica en el caso del sector de la tecnología. “Casi todas las empresas cotizan en Estados Unidos, aunque también hay importantes jugadores en Europa y en los países emergentes. Pero no porque estén listadas en un país su ámbito de actuación se limita a ese mercado”. El mercado es Play Store o App Store, es decir, 7.000 millones de personas con independencia de donde cotiza la empresa. Por tanto, “hablar de distribución geográfica en el mundo de la tecnología es un poco difuso. Reconoce que en su caso tienen un poco más de exposición a emergentes “porque creemos que muchas de las compañías que están listadas en esos mercados tienen un potencial de crecimiento espectacular”.

Respecto a los fondos europeos para la recuperación económica cree que hay que esperar para ver su efectividad y su impacto. Entre otras cosas, considera que Europa es menos ágil que EE.UU. a la hora de invertir e impulsar este tipo de compañías. “Ojalá esos fondos lleguen cuanto antes y posibiliten el desarrollo de empresas europeas con alta capacidad de crecimiento”.

China tiene que tener un descuento adicional

“La mayoría de las empresas de tecnología son globales por naturaleza. Sin embargo, es bueno mantener una diversificación geográfica y no depender, por ejemplo, de un solo país, como puede ser China”. Es la opinión de Mikko Ripatti, responsable de Ventas para España y Portugal de DNB AM. La gestora profundiza en su explicación: “No es que no haya empresas buenas en el país asiático, sino que lo que hay es incertidumbre, como ha quedado de manifiesto con escándalos recientes como el de Alibaba. Eso es un factor muy relevante, que debe traducirse en descuentos adicionales”.

Por otro lado, cuenta que las empresas están revisando sus cadenas de suministro globalmente. Algo que, a su juicio, es importante. “Hay una cierta tendencia a intentar no depender de China tanto como en el pasado. Y esta actitud, para empresas del sector de la tecnología, que son globales, tendrá un impacto relevante”.

Explica también que, en el caso de DNB AM, “donde somos fundamentalmente seleccionadores de valores bottom-up, stock-pickers, el posicionamiento geográfico es básicamente el resultado de nuestra selección de valores”.