EFAMA pide tres mejoras a la convergencia supervisora y el Reglamento Único

legal-regulacion-dudas-guia-pregunta
Jon Tyson, Unsplash.

La Asociación Europea de Gestoras y Fondos ha publicado su respuesta a la consulta específica de la Comisión Europea sobre la convergencia supervisora ​​y el Reglamento Único (Single Rule Book). En el comunicado, EFAMA pide centrarse en tres áreas de mejora. En su opinión, estos tres puntos fortalecerían aún más el papel de ESMA en el centro de los mercados de capitales de la UE.

“Desde su creación hace una década, ESMA ha desempeñado un papel cada vez más importante en la regulación de los mercados de capitales de la UE mediante el cumplimiento de sus mandatos directos de supervisión, regulación y coordinación”, afirman desde EFAMA. EFAMA defiende que el historial de ESMA puede mejorarse aún más mediante un uso más eficiente y eficaz de sus poderes existentes.

EFAMA recalca que no pide cambios sustanciales en el Founding Regulation de ESMA. Tampoco otras soluciones rápidas a la legislación sectorial relevante que se aplica a la industria de fondos de inversión para el caso. “Simplemente, debería concederse más tiempo a ESMA para que haga un uso eficaz de sus nuevos poderes de convergencia”, piden. El Founding Regulation de ESMA modificado solo ha estado en vigor desde enero de 2020.

En su opinión, el marco actual, con los nuevos poderes de convergencia, debería ser suficiente para que ESMA cree un reglamento único y logre una supervisión coherente en toda la UE de la industria europea de gestión de activos.

Tres mejoras a la convergencia supervisora y el Reglamento Único

  • Más tiempo para preparar normas y directrices técnicas. Dada la urgencia de adoptar nueva legislación a la luz de las prioridades políticas imperantes, ESMA a menudo no dispone de tiempo suficiente para consultar tanto a sus propios miembros como a las partes interesadas externas sobre cuestiones muy técnicas en grado suficiente. Como resultado, los resultados de los niveles 2 o 3 de ESMA no siempre son exhaustivos ni claros, lo que da lugar a interpretaciones divergentes entre las autoridades nacionales y los participantes del mercado por igual. A esto se suma la excesiva granularidad de algunos requisitos de Nivel 1, en la medida en que ESMA no puede definir detalles técnicos críticos.
  • Garantizar una mejor sincronización entre los actos de los niveles 1, 2 y 3. Para que ESMA adquiera una mayor experiencia y credibilidad frente a los agentes del mercado de capitales de la UE, una mejor sincronización del proceso legislativo, en particular entre la Comisión Europea (nivel 1) y el nivel 2 de ESMA y el trabajo de nivel 3 es fundamental. Esto se puede lograr permitiendo plazos más largos o evitando fechas difíciles en el Nivel 1 (en su lugar, incluya palabras como «El Nivel 1 entrará en vigencia 6 meses después de que se haya aprobado la RTS»). En este contexto, EFAMA también pide encarecidamente que ESMA ejerza poderes de tolerancia regulatoria en forma de cartas de no acción al permitir que autoridades nacionales y empresas renuncien temporalmente los requisitos (Nivel 1) que están incompletos en ausencia de leyes o directrices de ejecución. Una práctica exitosa en Estados Unidos.
  • Centrarse en la supervisión y el cumplimiento en lugar de una (nueva) regulación. En opinión de EFAMA, las normas de la UE no pueden ni deben modificarse continuamente. ESMA debería permitir que las autoridades nacionales compartan sus experiencias y mejores prácticas en los casos de ejecución. Y posiblemente incluso coordinen entre ellas, ya que EFAMA cree que la autoridad de ESMA solo puede fortalecerse aún más aquí. Además, la convergencia de la supervisión y la reglamentación a través de los supervisores es un factor crucial para garantizar la comparabilidad y la igualdad de condiciones en la reglamentación entre los Estados miembros y para lograr la ambiciosa Unión de los Mercados de Capitales.