El Ministerio de Economía plantea la bajada de la inversión mínima en capital riesgo hasta los 10.000 euros

El Ministerio de Economía plantea la bajada de la inversión mínima en capital riesgo hasta los 10.0000 euros, El Ministerio de Economía plantea la bajada de la inversión mínima en capital riesgo hasta los 10.000 euros
Photo by Tingey Injury Law Firm on Unsplash

El capital riesgo esta cada día más cerca del inversor retail español. El Ministerio de Economía plantea la bajada de la inversión mínima en capital riesgo hasta los 10.000 euros en un anteproyecto de ley. De esta manera, se rebajaría el umbral mínimo actual para invertir en este tipo de vehículos, que se sitúa en los 100.000 euros.

Tal y como contempla el anteproyecto de ley, según anticipa Cinco Días, como alternativa a la exigencia de los 100.000 euros se permitirá la comercialización a minoristas con test de idoneidad y un peso proporcional de estas inversiones limitado en el conjunto de la cartera.

Los detalles concretos, según indica en el ​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​Anteproyecto de Ley ​de Creación y Crecimiento de Empresas al que ha tenido acceso FundsPeople, serán especificados más adelante por la Ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital o, con su habilitación expresa, la Comisión Nacional del Mercado de Valores, quienes desarrollarán la información que será necesaria aportar para evaluar la idoneidad de los accionistas que adquieran dichas acciones o participaciones y el peso proporcional máximo de estas en el conjunto de su cartera.

IIC de inversión libre

Esta medida se sumaría a la bajada del listón mínimo para invertir en fondos de inversión libre que se considera en un anteproyecto de ley que modifica la ley de IIC. En este caso, el borrador incorpora la posibilidad de que los clientes minoristas puedan invertir en IICIL sin tener que desembolsar un mínimo de 100.000 euros que les requiere la normativa en vigor.

No obstante, se exigen ciertas condiciones como que los inversores hayan recibido una recomendación personalizada de un intermediario que les preste el servicio de asesoramiento. Por otro lado, se determina que aquellos clientes que tengan un patrimonio financiero no superior a 500.000 euros, la inversión no represente más del 10% de su patrimonio.