El tándem inversión temática-inversión sostenible

inversión temática sostenibilidad
De izquierda a derecha y de arriba a abajo, Sebastián Larraza (Andbank WM), Borja Montero (BBVA Quality Funds), Marcos Aza (Santander AM), María Rivera (Banca March) y Raúl Fernández (Amundi AM). Firma: FundsPeople.

Esta pregunta no es ni mucho menos fácil. Pero gestores y selectores han intentado contestarla en un desayuno organizado por FundsPeople y patrocinado por Amundi AM: ¿cuáles son las temáticas con mayor potencial para los próximos meses?

Marcos Aza, Senior Investment Manager del departamento de Inversiones Cuantitativas en Santander AM España, reconoce la complicación, pero pronostica que hay algunas tendencias que van a estar ahí, sí o sí. Por ejemplo, la del envejecimiento poblacional: “Nos vamos a hacer mayores, y esperemos que lo seamos durante mucho tiempo”. También la transición energética y, en general, todo lo relacionado con la sostenibilidad. Y desde un punto de vista más táctico, le atrae el 5G y el consiguiente desarrollo del IoT, avances tecnológicos que considera que ya son una realidad, pero que todavía no han cristalizado: “No han despegado lo suficiente. Están justo en ese momento en el que ya hay un universo de compañías en las que invertir porque ya hay un producto, un servicio”.

Sebastián Larraza, responsable de Selección de Fondos y Gestión Multiperfil de Andbank Wealth Management, explica que apuestan por las cinco megatendencias que definieron hace dos años y medio (disrupción tecnológica, longevidad, cambios en los hábitos de consumo, mercados emergentes y cambio climático) y que lo que intentan hacer es adaptarse al ciclo. Pero independientemente de él hay tres tendencias que considera que siempre van a estar ahí y que, por tanto, están fortaleciendo: cambio climático, todo lo relacionado con el desarrollo en sanidad y conectividad. Para completar, comenta que empiezan a mirar otras temáticas y sectores, más vinculados al ciclo económico tradicional y que pueden estar más olvidados, para combinarlos con la disrupción que se vio en 2020. “En definitiva, estamos intentando anticiparnos de forma que en los próximos 12-18 meses seamos capaces de mover las carteras en función de los vientos de cola de los ciclos que estamos viendo, sobre todo más marcado en Estados Unidos y en Europa”.

Mención especial merece la sostenibilidad, ya que “a la hora de gestionar un fondo temático, a día de hoy todos los gestores están teniendo en cuenta criterios de exclusión o la integración del análisis ASG para conseguir mitigar los riesgos a los que te expones a la hora de invertir y poder conseguir así una cartera más optima en términos de rentabilidad-riesgo”, apunta María Rivera, gerente de Carteras de Banca March. En algunos casos, incluyen estrategias de inversión sostenibles, como por ejemplo, “best in class, best in universe…, seleccionando así las compañías que los gestores consideran que a largo plazo lo van a hacer mejor que sus comparables porque tienen características de sostenibilidad mejores”. Por tanto, la inversión temática puede no ser inversión sostenible, “pero sí existe un cierto solapamiento”.  

Para Raúl Fernández, director de distribución de Amundi Iberia, la inversión temática y sostenible cada vez van más de la mano. Comenta que, por ejemplo, a través de la primera se puede ser más específico al crear temáticas de cada uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). “En el caso de CPR (Amundi), tenemos fondos de educación, de acción climática, de desigualdad social o incluso de nutrición. En cualquier caso, y más allá de cosas tan específicas, lo que hacemos en toda la gama de fondos temáticos es combinar el análisis financiero con el extrafinanciero o ASG”. Es decir, en un primer paso, se excluyen las compañías con peores prácticas sociales, de buen gobierno o medioambientales. Y a las compañías del universo elegible resultante, se le otorga un rating que combinan con el análisis financiero.

En este mismo sentido, Borja Montero, responsable de selección de renta variable de BBVA Quality Funds, añade que los fondos temáticos, gracias a la sostenibilidad, y más concretamente a los ODS, han ganado bastante protagonismo. Y reflexiona sobre la necesidad de ser conscientes de los sesgos de este tipo de inversión, que mayoritariamente van a ser growth. Además, advierte que hay que estar muy pendiente de las valoraciones de algunas ideas de inversión “porque han dado rentabilidades realmente extraordinarias y esa evolución hay que analizarla antes de entrar en ellas”. Para terminar, destaca la importancia de analizar los fondos para que no haya sorpresas y, “de alguna manera, ser capaz de prever lo que te va a ofrecer cada uno de los fondos temáticos y la exposición que vas a asumir”.