ESMA lanza una consulta para la revisión de la regulación de las ventas en corto

, ESMA lanza una consulta para la revisión de la regulación de las ventas en corto
Bill Oxford on Unsplash

La Autoridad Europea de Valores y Mercados ha abierto una consulta para la revisión de la regulación de las ventas en corto. ESMA ha presentado un documento de consulta con sugerencias para mejoras operativas y aclaraciones de políticas del Short Selling Regulation (SSR).

ESMA considerará las respuestas que reciba a este documento de consulta antes del 19 de noviembre de 2021. Espera publicar un informe final a finales del primer trimestre de 2022. Este programa será de interés principalmente para los emisores de instrumentos financieros admitidos a negociación o negociados en un centro de negociación, empresas de inversión, creadores de mercado, intermediarios primarios, personas que realizan ventas al descubierto o transacciones que dan lugar a posiciones cortas netas.

Principales propuestas para las ventas en corto

Entre las principales propuestas del paper destacan:

  • El cálculo de las posiciones cortas netas, la prohibición de las ventas cortas descubiertas y la regla de localización según la cual pueden tener lugar las operaciones de venta corta.
  • El mecanismo de transparencia de las posiciones cortas netas. También la propuesta de publicar posiciones cortas netas agregadas por emisor sobre la base de todas las posiciones individuales y el alcance de las exenciones para las acciones que se negocian más intensamente en un tercer país.
  • La introducción de un sistema centralizado de notificación y publicación. El fin sería reducir la carga de los informes, aumentar la rentabilidad y fomentar la capacidad de seguimiento y los poderes de coordinación de ESMA en caso de posibles amenazas a nivel de la UE.

El paper, que se puede leer aquí, contiene un análisis empírico del impacto de las prohibiciones de venta en corto adoptadas ante el estallido del COVID-19. Concretamente, se ha estudiado el efecto de las prohibiciones sobre la liquidez y volatilidad. La conclusión es que los poderes de intervención actuales siguen siendo una herramienta útil en caso de desarrollos que impacten la resiliencia de los mercados financieros.