Fidelity amplía su gama de fondos sostenibles y temáticos

Hojas
Sarah Dorweiler, Unsplash

Fidelity International va a ampliar su familia de fondos sostenibles con el re-lanzamiento de tres fondos domiciliados en Luxemburgo: Fidelity Funds – Sustainable Asia Equity Fund, Fidelity Funds – Sustainable European Smaller Companies Fund y Fidelity Funds – Sustainable Japan Equity Fund. Para dar respuesta a la creciente demanda de inversiones temáticas, a comienzos de 2021 también verán la luz dos nuevos fondos temáticos domiciliados en Luxemburgo: Fidelity Funds – China Innovation Fund y Fidelity Funds – Global Thematic Opportunities Fund.

Con motivo del lanzamiento, Christophe Gloser, responsable de ventas para Europa continental de Fidelity International, aseguraba que, "en última instancia, las metas fundamentales de nuestros clientes están en consonancia con las de la sociedad y nuestro papel consiste en representarlas de la mejor forma posible. Como ellos, creemos que podemos proteger y obtener mejores rentabilidades invirtiendo en las empresas que desarrollan su actividad aplicando estrictos baremos de sostenibilidad".

“Cada vez es más frecuente también que nuestros clientes adopten un ángulo más temático cuando toman decisiones de inversión. Hace dos meses presentamos el Fidelity Funds – Future Connectivity Fund y ahora ofrecemos una gama aún más amplia de fondos temáticos que encarnan algunas de las megatendencias más interesantes de la sociedad, como la innovación de China”.

La familia sostenible de Fidelity está formada actualmente por ocho fondos: dos estrategias temáticas sostenibles centradas en el agua y los residuos y en la reducción de las emisiones de carbono, dos fondos bestin class de renta variable, un fondo best in class de renta fija y tres ETF de sostenibilidad mejorada.

El enfoque de inversión de la familia sostenible se sustenta en tres pilares: el diálogo activo, las exclusiones y los análisis propios de Fidelity. De este modo, el énfasis de Fidelity en el diálogo activo se combina con un marco de exclusiones mejorado que garantiza que las empresas en las que invierten los fondos cumplen unos requisitos mínimos de sostenibilidad y se comportan de acuerdo con los valores de la inversión responsable.