Artículo 9: qué es y cuáles son las características de los fondos más verdes de todos

verde-ISR-ESG-ASG-sostenibilidad-green
Wengang Zhai (Unsplash).

La inversión socialmente responsable ha dejado de ser un rara avis en la industria de la gestión de activos. Ahora, es rara la gestora que no ofrezca a sus clientes productos sostenibles para satisfacer esa creciente demanda de aunar criterios de rentabilidad con los de responsabilidad social. El impulso de los Gobiernos a la sostenibilidad ha tenido mucho que ver en ello y ha propiciado un aumento de la regulación que busca unificar criterios para poder evaluar qué es realmente inversión responsable y qué es ecopostureo.

Una de los últimos reglamentos que se han aprobado ha sido el EU Sustainable Finance Disclosures Regulation (SFDR) , que entró en vigor el pasado 10 de marzo y que entre otras cosas establece tres clasificaciones para los fondos se en base a tres artículos: el 6, el 8 o  el 9. En una entrada anterior en este Glosario explicamos las especificidades del artículo 8 . Hoy nos centramos en el artículo 9, el más verde de todos.

¿Qué debe tener un fondo para ser incluirse en el artículo 9?

De los tres artículos que recoge el SFDR, el que exige más condiciones es precisamente el artículo 9. Lo explican en Candriam en este artículo publicado en FundsPeople. «Mientras que los productos incluidos en el Artículo 8 se pueden interpretar como productos que integran consideraciones relacionadas con la sostenibilidad como el medio, los productos incluidos en el Artículo 9 se distinguen mediante la definición de un objetivo de inversión sostenible explícito aplicable al producto, es decir, el resultado», afirman en la gestora.

Es decir, el objetivo sostenible es la razón de ser del fondo y la gestora debe demostrar qué es lo que hace para conseguirlo. «Los productos financieros clasificados como incluidos en el Artículo 9 por parte de su fabricante o su promotor deben explicar cuáles son sus objetivos de inversión, y deben explicar asimismo cómo pretenden conseguir esos resultados además de cómo medirán dichos resultados mediante métricas relacionadas con la sostenibilidad», afirman en Candriam.

En el Reglamento se señalan algunos ejemplos de qué se puede considerar como objetivo de inversión sostenible. Por ejemplo, la preservación de la biodiversidad, la reducción de las desigualdades o la lucha contra el cambio climático pero no son los únicos.

¿Quién determina si un fondo es o no artículo 9?

Según consta en el reglamento, la responsabilidad de identificar un fondo como artículo 9, no es solo responsabilidad de la gestora, de la que fabrica el producto. También de quién proporciona asesoramiento.

«Puesto que la normativa SFDR hace referencia a la divulgación, y no a la prescripción, la intención es que los participantes del mercado financiero y los asesores financieros comparen las características de sostenibilidad de los diversos productos con las características definidas en el reglamento, y comuniquen su clasificación sobre la base de dichos criterios», afirman en Candriam.

¿Cuántos fondos son artículo 9?

El reglamento se aprobó en marzo de 2021, y aún son muchas las gestoras que están analizando qué oferta de sus fondos incluyen en cada uno de los artículos. Sin embargo, desde Morningstar han llevado a cabo un primer análisis recopilando datos de SFRD del 52% aproximadamente el universo de fondos europeos.

Concluye que de todos los fondos examinados hasta ahora, el 20,9% y el 2,7% están clasificados como artículo 8 y artículo 9, respectivamente. Eso representa unos activos combinados de 2,16 billones de euros. En este universo se incluyen  fondos del mercado monetario, los fondos de fondos y los feeder funds. Si se extrapolaran los datos a todos el universo y se excluyeran del mismo  a esos fondos monetarios, fondos de fondos y feeder funds, estiman que el mercado europeo de fondos sostenibles y ESG, basado en las definiciones del artículo 8 y 9, podría tener un valor de hasta 2,5 billones de euros. Y eso es solo el principio. «Esperamos que esta cifra aumente en los próximos meses a medida que los gestores mejoren las estrategias, reclasifiquen los fondos y lancen otros nuevos que cumplan los requisitos del artículo 8 o 9», afirman.