Jens Ehrhardt (DJE): “No espero un mercado bajista, aunque el mejor momento del año probablemente haya quedado atrás”

Jens Ehrhardt (DJE): “No espero un mercado bajista”, Jens Ehrhardt (DJE): “No espero un mercado bajista, aunque el mejor momento del año probablemente haya quedado atrás”
Foto cedida por DJE.

Cuando estalló la pandemia del COVID-19, Jens Ehrhardt predijo un nivel del DAX de 16.000 puntos para la primavera de 2021. Su predicción se acercó mucho a lo que finalmente ha ocurrido. ¿Tenía el famoso gestor alemán una bola de cristal? “No, y de hecho, no soy amigo de los objetivos de precios fijos. Sin embargo, en este caso teníamos una situación monetaria y fiscal tan extraordinaria que sentí que debíamos hacerlo. Porque, nunca antes, había experimentado que se estimulara la economía con tanta fuerza, especialmente desde el punto de vista monetario”, afirma.

En opinión del gestor de DJE Kapital, firma en España representada por Altment Capital Partners, cuando se imprime mucho dinero de repente, tiene efectos inmediatos, especialmente en los mercados de valores. Por eso fijó con valentía este objetivo, que en su momento fue muy optimista y que ha terminado por convertirse en una realidad. Pero… ¿y ahora? ¿Qué va a pasar? ¿En qué punto nos encontraremos de cara a los próximos meses?

“No espero un mercado bajista, aunque el mejor momento del año probablemente haya quedado atrás. Muchos inversores ya están invertidos, las tenencias de efectivo de los gestores de fondos son sólo del 3,9%. Así que es posible una corrección a corto plazo. A medio plazo, sin embargo, es probable que veamos una tendencia al alza, aunque más plana, con la política fiscal proporcionando más viento de cola”, revela.

El gestor de DJE Kapital, entidad que tiene dos fondos con Sello FundsPeople 2021, ambos con la calificación Consistente (el DJE Mittelstand & Innovation y el DJE Zins & Dividende) espera que en Europa se siga apostando por el estímulo fiscal. “Después de todo, un exceso de restricción fiscal no ha dado buenos resultados en el pasado”, recuerda.

Pero… ¿cuál es el peligro de que veamos una corrección más fuerte en el mercado de valores? A su juicio, eso sería posible si los bancos centrales comienzan a frenar bruscamente. Pero tras las recientes discusiones de la Fed, el gestor cree que han comprendido que un giro de 180 grados en la política monetaria puede perjudicar a la economía y a la bolsa, y por ello serán muy cautos. “Por supuesto, los inversores ya están muy invertidos, el optimismo es alto, sobre todo en el mercado de opciones, pero en mi opinión todavía no hay un fondo claro para un verdadero mercado bajista”, afirma.

Momentum de gestión activa

Aunque suene a argumento pro-domo, Ehrhardt considera que desde hace algún tiempo es evidente que los gestores de fondos activos obtienen mejores resultados que las soluciones basadas en índices, como los ETF. “En mayo, por ejemplo, los gestores activos superaron al índice en un 70%”, destaca. ¿A qué se debe esto?

“El año pasado vimos que inicialmente un número muy reducido de grandes valores tecnológicos de EE.UU. empujaron el índice hacia arriba. Los gestores activos normalmente sólo pueden invertir una parte limitada de los activos del fondo en acciones individuales. Por lo tanto, no pudieron seguir el ritmo. Sin embargo, a partir de noviembre, la subida fue generalizada. Esto creó numerosas oportunidades para la gestión activa, por ejemplo, desde un punto de vista técnico o de valoración, mientras que los inversores pasivos invirtieron principalmente en unos pocos pesos pesados del índice. Creo que los stock pickers podrán aprovechar sus oportunidades y obtener algunos beneficios a medida que avance el año”, concluye.