Ken Stuzin (Brown Advisory): “Cualquiera que compare la corrección actual con la de 2008 está delirando”

Brown Advisory US Equity Growth, Ken Stuzin (Brown Advisory): “Cualquiera que compare la corrección actual con la de 2008 está delirando”
Ken Stuzin. Foto cedida (Brown Advisory)

Desde máximos a ahora, los grandes índices de la bolsa se anotan caídas de doble dígito. Una corrección prolongada que no veíamos desde lo peor de la pandemia en 2020. En indudablemente una situación dolorosa para el inversor, pero en opinión de Ken Stuzin, gestor del Brown Advisory US Equity Growth, las comparaciones con la Gran Crisis Financiera son incorrectas.“Cualquiera que compare la corrección actual con la de 2008 está delirando”, sentencia. Para Stuzin, ni estamos en una situación sin precedentes ni es un escenario terrorífico.

El gestor puntualiza que no es ni se considera un economista. Dicho lo cual, tiene una visión muy clara sobre el sentimiento de mercado actual. “Hemos pasado de unas tires en el Tesoro americano del 0 al 3% y cualquiera diría que estamos ante el fin del mundo. Pero la realidad es que los tipos tenían que subir”, añade. Insiste: es algo bueno. “La inflación ha golpeado a la Fed en la cara. Están por detrás de la curva por lo que es una buena señal que los tipos de interés se normalicen”. 

Dos ideas aprovechando el ruido actual

El Brown Advisory US Equity Growth cuenta con el Rating FundsPeople 2022. De hecho, uno de los fondos más votados por los selectores del sur de Europa. Un reconocimiento que se entiende muy bien: el fondo se sitúa en el primer cuartil de su categoría a tres y cinco años. Pero el fondo no ha sido exento de la corrección generalizada y encima más profunda en los sectores categorizados como growth. 

Pero en opinión de Stuzin es simplemente eso, una corrección. “No estamos en una espiral de la muerte. Yo ya he vivido esto”, insiste. De hecho, están aprovechando las caídas para entrar en negocios de calidad a, al fin, valoraciones muy atractivas.

Dos ideas recientes son Nvidia y Aligntech. En el caso de Nvidia, es una oportunidad nueva. El gestor reconoce que se han mantenido alejados del sector de los semiconductores en general por las altas valoraciones. También por la exposición de la industria al minado de criptomonedas. “Nvidia tiene una posición líder en centros de datos. Y creemos que aún estamos en la fase temprana de adopción del outsourcing de datos”, explica Stuzin. Aligntech es el productor de la ortodoncia invisible Invisalign. “La vanidad humana es algo que no va a desaparecer por mucha crisis que haya y a pesar de que intentan surgir nueva competencia, Invisalign tiene una posición dominante”, desgrana.

Filosofía del Brown Advisory US Equity Growth

Stuzin define al equipo gestor como inversores en modelos de negocio antes que selectores de acciones. Es una filosofía que se refleja en el tiempo medio de una idea en cartera: 5 años. La paciencia es una cualidad intrínseca de su proceso de inversión. “No necesitamos una satisfacción instantánea. Esto nos permite mantenernos fríos en momentos de volatilidad y ruido”, explica.

Eso si, para estar en la cartera del Brown Advisory US Equity Growth una empresa debe cumplir con un criterio estricto. Buscan un crecimiento de beneficios por acción del 14% a lo largo de un ciclo económico. No es un número al azar. Es exactamente el doble de la media de crecimiento de beneficios del mercado históricamente. En otras palabras, es como la gestora define su estilo growth.

Este filtro implica que la principal preocupación del equipo gestor es la ventaja competitiva. Y el equipo pasa tanto tiempo estudiando los fundamentales de la empresa en la que invierten como en su panorama competitivo. “Nos puede llevar unos tres meses solo elaborar la visión inicial de una idea”, cuenta Stuzin. Esta parte es más la labor del equipo de unos 40 analistas especializados en renta variable. “Mi papel más bien es ser el Dr. No”. Es un proceso exhaustivo, pero necesario. “En una cartera concentrada como la nuestra un error puede ser letal”, sentencia.

Y una última característica del fondo es su política de una idea dentro una idea fuera. El gestor lo ve una condición necesaria para no pecar de sobrediversificación. “Al final el inversor nos elige para generar alpha y un alto active share”, insiste.