Cómo impactará la taxonomía verde en la demanda de productos ISR

cambio climatico
-

El objetivo es claro: caminar hacia un modelo económico de bajas emisiones de carbono. El estudio ‘Las inversiones y el cambio climático’ presentado por Spainsif y Sust4in en el que aporta información y da recomendaciones en este sentido arroja una conclusión contundente. La industria financiera y los actores vinculados a la ISR y la acción climática muestran un optimismo arrollador con el nuevo marco jurídico europeo, especialmente la nueva taxonomía de finanzas sostenibles. Un 86% de los encuestados para la elaboración del informe creen que ésta aumentará la oferta y demanda de financiación climática en los próximos diez años. (Ver gráfico)

Spainsif_1

El estudio, que ha contado con la colaboración de más de 45 inversores institucionales, proveedores de servicios de inversión socialmente responsable (ISR) que actúan en el mercado español y entidades reguladoras, entre otros actores vinculados a la ISR y la acción climática, muestra que la inversión climática en las carteras de inversión tiene solo una dirección y ésta es ascendente.

Aunque en la actualidad este tipo de inversión es baja, casi la mitad de los encuestados afirman que este asunto ocupa menos del 40% del portfolio, ese porcentaje disminuye rápidamente si se observa la proyección a tres y diez años. A esto hay que sumar la tendencia al alza de los que apuntan a que las inversiones climáticas corresponderán a más de un 60% de la cartera de inversión. (Ver gráfico).

Spainsif_2

La crisis ocasionada por la COVID-19, en este sentido, viene a reforzar este optimismo en la evolución de la inversión climática. Exactamente dos tercios (66%) de los encuestados creen que habrá un aumento, sea por el crecimiento generalizado de la financiación sostenible (41%) o gracias a planes verdes de estímulo económico (25%).

Desconocimiento generalizado de la inversión climática

El estudio saca a la luz el desconocimiento generalizado que existe respecto a la inversión climática. La tercera parte de los encuestado ha indicado de manera consistente que desconocen o prefieren no contestar a la pregunta sobre la evolución del papel de la inversión climática en las carteras de las entidades. De hecho, una de las barreras señaladas por los encuestados a la hora de adaptar la inversión hacia una más ‘verde’ es la inexperiencia y/o falta de conocimiento en el mercado (63% y 57%, respectivamente). Otros motivos que esgrimen son  la inexistencia de estándares globales (50% y 46%) y la falta de información fiable (41% y 37%).

Bonos sostenibles y verdes los instrumentos financieros del futuro

Según los datos extraídos del informe, los bonos sostenibles y bonos verdes son percibidos como los instrumentos más importantes en los próximos tres años, respectivamente por 76% y 62% de los encuestados y un 71% y 64% respectivamente en los próximos diez años.

En vista a los resultados obtenidos, el estudio elabora una serie de recomendaciones para que sirvan de hoja de ruta en la que trabajar.

  • Aprobar y estabilizar una mejor regulación (smart regulation).
  • Estandarizar el reporting y métricas.
  • Mejorar la transparencia.
  • Aumentar la sensibilización y formación.
  • Establecer los mecanismos necesarios para garantizar una transición justa reforzar la presencia de aspectos sociales y de gobernanza en las inversiones.
  • Acelerar las inversiones en adaptación.