La reacción de la banca privada ante la pandemia

, La reacción de la banca privada ante la pandemia
-

Directivos de cuatro entidades de banca privada analizan la reacción del sector a la crisis del COVID-19 y los cambios que ha provocado en la industria. Lo hacen en el marco de la XXV edición del Think Tank BNY Mellon, iniciativa para profesionales del sector producida por FundsPeople en colaboración con BNY Mellon Investment Management

“Cuando irrumpió la pandemia, nuestra primera preocupación fue la salud de los empleados. En una primera etapa había banqueros trabajando en el banco y otros desde casa; y posteriormente todos teletrabajando. Habíamos invertido mucho en tecnología, con lo cual no ha habido ningún problema: los sistemas han funcionado”, cuenta Gonzalo Nebreda, director de Renta 4 Banca Privada. Desde el punto de vista del negocio, comenta que “los meses de marzo y abril fueron buenos, por lo que los objetivos se han cumplido, e incluso superado”.

Efectivamente, la tecnología jugó un papel clave en la continuidad del negocio tras la irrupción de la pandemia, un rol determinante que no desaparecerá con el COVID-19.  “Si algo caracteriza al banquero es su capacidad de adaptación, y lo ha demostrado en esta crisis”, cuenta José Luis Santos, subdirector general de Banca March y director del área de Banca Patrimonial. Considera que lo que está cambiando no es el modelo de banquero sino el de la cobertura operativa: “El middle office probablemente se vaya supliendo por herramientas tecnológicas”..

La pandemia ha provocado cambios en el modelo operativo, y también en las carteras de los clientes. El consejero delegado del grupo Edmond de Rothchild en España, Pablo Torralba, cuenta que “La industria tiene un papel muy importante en la educación financiera, en hacer entender a los clientes que el precio que hay que pagar por obtener rentabilidad en este ciclo, que me temo que va ser largo, es la volatilidad”.

Íñigo Calderón, director de la Región Central de Indosuez Wealth Management, cree que la recuperación de los activos de riesgo tras las importantes caídas de marzo y abril ha sido muy rápida en la creencia de que los bancos centrales van a dar soporte a la recuperación económica durante años. “Tras esta mejoría de los activos de riesgo, y ante los rebrotes, se abre un escenario incierto para estos activos durante el otoño por lo que la prudencia debe ser el criterio general de inversión en las carteras”.  

Puede consultar todas las noticias y los vídeos del Think Tank BNY Mellon en la web dedicada http://www.thinktankdebate.com.