Los dividendos se disparan

Los dividendos se disparan, Los dividendos se disparan
Ibrahim Rifath, Unsplash

Los dividendos mundiales del primer trimestre se dispararon un 11% en tasa general, hasta alcanzar un total de 302.500 millones de dólares. Un récord para los tres primeros meses del año -periodo estacionalmente más tranquilo-, según se desprende de la última edición del Janus Henderson Global Dividend Index. En términos subyacentes, el crecimiento fue aún mayor, del 16,1% El análisis realizado por la gestora muestra que las retribuciones se han duplicado con creces desde 2009, cuando comenzó a elaborarse el índice.

Parte de esta fortaleza responde a la normalización en curso de los repartos tras la perturbación provocada por la pandemia. En el primer trimestre de 2021 se produjeron importantes recortes de dividendos, por lo que se parte de una comparativa relativamente baja. Sin embargo, el crecimiento también refleja el marcado repunte económico tras la crisis de la COVID-19 que tuvo lugar en gran parte del mundo en 2021 y a principios de 2022. A nivel mundial, el 81% de las empresas que pagaron dividendos en el primer trimestre los aumentaron en comparación con el año anterior y el 13% los mantuvieron.

Revisión al alza de la previsión anual

En Janus Henderson Investors no modifican sus previsiones para los trimestres restantes del año, en vista de la incertidumbre reinante sobre las perspectivas económicas mundiales y los crecientes riesgos geopolíticos. No obstante, la inclusión de las sólidas cifras del primer trimestre hace que aumente ligeramente su previsión para el conjunto del año. En lo referente a 2022, ahora esperan que los dividendos mundiales alcancen los 1,54 billones de dólares, lo que supone un aumento en tasa general del 4,6%, equivalente a un alza del 7,1% en términos subyacentes.

EE.UU., Canadá y Dinamarca baten récords trimestrales, pero Asia se resiente

Todas las regiones registraron un crecimiento de dos dígitos y Estados Unidos, Canadá y Dinamarca batieron récords trimestrales. Los dividendos repuntaron un 10,4% en base subyacente hasta un nuevo récord de 141.600 millones de dólares. El 99% de las empresas estadounidenses del índice de Janus Henderson elevó sus dividendos o los mantuvo, frente al 90% en 2021.

La remuneración al accionista en Canadá también alcanzó un nuevo récord al anotarse un alza del 14,0% en base subyacente hasta 13.400 millones de dólares. El 97% de las empresas canadienses del índice registraron subidas, pero los productores de petróleo y los bancos fueron los catalizadores más importantes. El mayor aumento de los dividendos provino del grupo naviero danés Moller-Maersk, beneficiado por la interrupción de las cadenas de suministro mundiales. Este único reparto es el responsable de la cota trimestral récord de Dinamarca.

Con todo, en la entidad perciben una marcada atonía en algunas partes de Asia, como Hong Kong, donde los confinamientos siguen lastrando la actividad económica.

Las mineras seguirán aportando importantes dividendos en 2022

Por su parte, todos los sectores se anotaron alzas interanuales en su remuneración al accionista. Entre los principales sectores, los dividendos del petróleo y la minería fueron los que más crecieron en el primer trimestre. Los repartos en el sector minero aumentaron un 29,7% en tasa general, que en este caso es un indicador más adecuado que la cifra subyacente (+38,0%) en vista de la reciente importancia de los dividendos extraordinarios puntuales para este sector, tremendamente cíclico.

BHP va camino de ser el mayor pagador de dividendos del mundo en 2022 por segundo año consecutivo. En los últimos cinco años, los cinco sectores más importantes del mundo en cuanto a reparto de dividendos han sido los de banca, petróleo, farmacia, telecomunicaciones y seguros.

Las mineras ocuparon el séptimo lugar durante todo el lustro, pero el año pasado escalaron hasta la tercera posición. Ahora está claro que continuarán teniendo un papel relevante en los repartos de 2022. Podrían llegar a distribuir más de 100.000 millones de dólares por primera vez en la historia. Tanto los precios del petróleo como los de los metales se han disparado tras la invasión rusa de Ucrania. Esto mantendrá el crecimiento de los dividendos en estos sectores. Al menos, por el momento.