Los tres noes de J.P.Morgan AM en inversión socialmente responsable

Los tres noes de J.P.Morgan AM en inversión socialmente responsable, Los tres noes de J.P.Morgan AM en inversión socialmente responsable
Foto: FundsPeople.

“Ninguna persona, compañía o país puede luchar contra el riesgo climático solo. Es algo que tenemos que afrontar todos juntos”, afirma Jennifer Wu, responsable global de Inversión Sostenible en J.P.Morgan AM en el European Media Summit celebrado por la gestora en Londres. Tal y como explica, el coste para la economía de no afrontar este reto puede ser muy elevado. En su entidad lo estiman en 2,8 billones de dólares al año. Por eso, en su opinión, el no hacer nada no es una opción. Hay que homogenizar conceptos. “La ESG puede significar cosas diferentes según el contexto”, reconoce.

A su juicio, la regulación puede ayudar mucho a la transparencia en todo lo que hace referencia a la inversión socialmente responsable. Pero hay que tener cuidado porque ésta tiene que estar bien orientada. “Si todas las empresas del mundo reportasen de manera sistemática y homogénea toda la información relativa a cuestiones ambientales, sociales y gobierno corporativo, ayudaría mucho a la transparencia y a frenar el greenwashing”, explica. Por ese motivo, la experta considera que el foco de la regulación debería estar puesto en las empresas y no tanto en las gestoras de activos.  

Desde el punto de vista inversor, Wu no tiene ninguna duda de que la lucha contra el cambio climático “genera muchas oportunidades”. Para bajar al terreno sus afirmaciones, en el evento también participaron Joanna Crompton, gestora de Renta Variable Internacional en J.P.Morgan AM, Amit Mehta, gestor de Renta Variable Emergente y Asia-Pacífico en la entidad, y Eric Bernbaum, gestor de Soluciones Multiactivo en la firma, quienes resaltaron el valor de la gestión activa a la hora de invertir con criterios Ambientales, Sociales y Gobierno corporativo (ASG).

No centrarse en una única temática ASG

La visión ASG de Joanna Crompton como gestora de Renta Variable Global es la de invertir en compañías que sean líderes en sostenibilidad, pero manteniendo una cierta flexibilidad para no concentrar el riesgo. “No nos centramos en un único tema, sino que buscamos crear una cartera equilibrada. Como inversores sostenibles, en nuestro proceso debemos prestar mucha atención al hecho de estar invertidos en aquellas compañías que sean las mejores de su sector en esta materia (best in class). Asegurarnos de esto es muy importante. Por lo tanto, no excluimos de manera indiscriminada sectores o segmentos del mercado.”, explica. En su opinión, de cara al futuro, la S de lo Social cobrará una mayor relevancia.

No solo considerar criterios ASG a la hora de invertir

Para Amit Mehta, gestor de Renta Variable Emergente y Asia-Pacífico de J.P.Morgan AM, la inversión sostenible no solo tiene que considerar los criterios ASG. También los resultados financieros. En ambos casos, es crucial el engagement, sobre todo en el mundo emergente. “Lo hacemos en todas las compañías en las que invertimos. Es algo que nos ayuda a identificar a los líderes sostenibles a largo plazo”, señala. El trabajo de los analistas que J.P.Morgan AM tiene repartidos por estos países es lo que les permite hacer un seguimiento de las compañías y clasificar negocios. “También estimar beneficios, analizar valoraciones y considerar las divisas. Todo ello para identificar las empresas en las que queremos invertir y ser realistas en cuanto a las rentabilidades que esperamos obtener”, explica.

No excluir países o regiones por el hecho de no parecer sostenibles

Según Eric Bernbaum, gestor de Soluciones Multiactivo de J.P.Morgan AM, la inversión sostenible es muy compleja. “Para tener éxito, necesitas dos cosas: gestión activa y acceso a las compañías”, subraya. En su opinión, excluir países o sectores simplemente porque no parezcan muy sostenibles no es la manera más adecuada de afrontar este reto. “Tienes que hacer una asignación a aquellas compañías líderes en materia ASG, pero también a aquellas que están demostrando una tendencia positiva en mejorar sus ratios de sostenibilidad. Para ello, debes ir compañía por compañía con el objetivo de identificar oportunidades”. El experto no tiene ninguna duda de que, de cara al futuro, el número de soluciones vinculadas a la transición energética y el cambio climático aumentará.

Soluciones de inversión

Para hacer frente al cambio climático, hay que desarrollar nuevas tecnologías y soluciones. Y, en lo que respecta a soluciones de inversión, de lo que se trata -según Francesco Conte, gestor de Renta Variable Internacional de J.P.Morgan AM y Katie Magee, especialista de Soluciones de Inversión en la firma, “no es de invertir en las compañías que más están descarbonizando, sino en aquellas que están proveyendo la tecnología necesaria para hacerlo”.

A su juicio, el cambio hacia soluciones climáticas ha comenzado. Y lo importante, en primer lugar, es identificar dónde está el problema. Tal y como explica Magee, el 80% de las emisiones a nivel global se concentra en cuatro áreas: energía industrial, edificaciones, transporte y agricultura. Por ese motivo, las soluciones de inversión de cambio climático de J.P.Morgan AM centran su universo de inversión en renovables y electrificación, construcciones sostenibles, transporte sostenible, alimentación y agua sostenible, y reciclaje y reutilización.

“Contamos con un equipo formado por 35 profesionales distribuido por todo el mundo, que nos ayuda a realizar el análisis top down, pero también bottom-up, para saber si la compañía está contribuyendo o no a la reducción de emisiones”, explica la especialista de Soluciones Sostenibles. En este ámbito, el factor humano en el análisis es importante. Pero también lo es la tecnología. “Juega un papel decisivo la combinación de la inteligencia artificial con el big data. Es lo que a nosotros nos permite ranquear 13.000 compañías y realizar una clasificación por distintos criterios ASG”, concluye.