MFS Meridian Funds US Value: filosofía, posicionamiento y visión de mercado del gestor de este fondo value de bolsa americana

, MFS Meridian Funds US Value: filosofía, posicionamiento y visión de mercado del gestor de este fondo value de bolsa americana
Foto cedida

Lo que busca el equipo del MFS Meridian Funds US Value es superar el índice de valor Russell 1000 en un ciclo de mercado completo y lograr una posición competitiva con respecto a productos similares durante el mismo período. Este fondo de MFS IM, que este año cuenta con Sello FundsPeople, con la calificación Blockbuster, es un fondo value tradicional que invierte en empresas de gran capitalización, alta calidad y con una valoración atractiva. “Con el tiempo se ha demostrado que la valoración es uno de los factores más importantes del rendimiento del precio de las acciones. Esto es fundamental a la hora de evaluar todas las potenciales oportunidades de inversión para el fondo”, subraya Steve Gorham, gestor del MFS Meridian Funds US Value Fund.

Además, el equipo de gestión presta especial atención a la gestión del riesgo bajista en todos los entornos de mercado y se fijan en un horizonte temporal de inversión a largo plazo, utilizando un enfoque de valoración flexible, con preferencia por el flujo de caja y metodologías basadas en la rentabilidad. Antes de tomar una decisión de inversión, tienen en cuenta la calidad de la compañía, al considerar que este atributo tiende a perdurar y permanecer estable en el tiempo.

“En el equipo pensamos que los atributos de calidad de las empresas, como un balance sólido y un flujo de caja libre sólido, son subestimados por el mercado. Los inversores tienden a subestimar la sostenibilidad de los rendimientos de las franquicias duraderas y de alta calidad y, como resultado, no valoran adecuadamente a las empresas. La inversión a largo plazo ofrece la oportunidad de aprovechar las influencias a corto plazo en el precio de las acciones. Esta mayor volatilidad en los mercados ha brindado importantes oportunidades de inversión. Como resultado, el primer trimestre de 2020 ha sido uno de los periodos más activos en cuanto a negociación en los mercados en lo que respecta a la estrategia del fondo”, revela.

La mayor actividad podría clasificarse en tres grandes categorías: comprar lo que consideran empresas de alta calidad cuyas valoraciones se habían vuelto más atractivas; operaciones destinadas a mitigar riesgos en la cartera; y vender o reducir posiciones ganadoras.

“Hemos estado interesados en una serie de empresas de alta calidad, pero sus valoraciones han quedado fuera de nuestro marco de acción. Además, hemos realizado varias operaciones para tratar de reducir los riesgos en la cartera. Esto incluía reducir o eliminar compañías cuya durabilidad comercial o balances se han degradado con el tiempo. Un aspecto al que prestamos atención está relacionado con el sorprendente movimiento en el rendimiento del bono estadounidense a 10 años cayendo por debajo del 1%, lo que aumenta la probabilidad de que los tipos de interés puedan permanecer en niveles aún más bajos durante una larga temporada”, apunta.

A corto plazo, Gorham  reconoce que las medidas de distanciamiento social que se han implementado a nivel mundial están impactando en las cadenas de suministro y en la demanda de los consumidores y están provocando que se dispare el desempleo en todo el mundo. Ven probable que, dentro de tres años, muchas de las dificultades que hemos experimentado debido al coronavirus se conviertan en acontecimientos transitorios. Sin embargo, cada vez se centran más en tratar de comprender los efectos de esta crisis a largo plazo en las empresas en las que estamos invirtiendo y en las economías mundiales.

“Creemos que el impacto de un aumento masivo de deuda pública, los tipos de interés significativamente más bajos, una insuficiente financiación de las pensiones y un menor crecimiento global, se mantendrán a largo plazo. También a largo plazo la renta variable podría superar a los bonos y otras clases de activos, especialmente aquellos que utilizan un apalancamiento financiero excesivo. Además, creemos que existe una gran oportunidad para que los gestores de activos logren obtener alfas relevantes para los clientes en los próximos años. Si bien es difícil predecir el futuro, continuaremos trabajando para ayudar a los inversores a alcanzar sus objetivos en esta estrategia, que tiene una visión a largo plazo y tiene como objetivo invertir en negocios resilientes, con valoraciones atractivas, con excelentes balances y que tienen la capacidad de adaptarse y prosperar”, concluye.