Nextep Finance echa a andar: las particularidades del nuevo proyecto de Víctor Alvargonzález

VictorAlvargonzalez_BAJA
cedida

Desde su salida de Tressis, Víctor Alvargonzález lleva confeccionando un proyecto que acaba de arrancar. Bajo el formato de EAF, este profesional ha creado una firma de asesoramiento independiente automatizada, donde se combina la tecnología con el factor humano.

Nexstep se trata de un modelo híbrido con tres tipos de servicio (básico, premium y premium +) y tarifas fijas (trimestral o anual) para cada uno de ellos. En caso de ser anual, el coste va desde los 149 euros al año del básico a los 899 euros del servicio más completo, donde hay una atención telefónica mediante asesor financiero personal especializado y consultas sobre todo tipo de productos y mercados y revisión de hasta ocho fondos sobre los que el cliente quiera realizar una consulta, además de los servicios incluidos en el básico y premium.

El nivel de servicio básico empieza por una recomendación de cartera de fondos a la medida, con los fondos de su banco o con los mejores del mercado, un informe detallado, la actualización mediante alertas e informes y la asistencia técnica en el manejo de la aplicación. El servicio premium incluye además un chat de consultas sobre los productos recomendados, la revisión de hasta cuatro fondos sobre fondos que quiera consultar el cliente y el acceso de webinars de Víctor Alvargonzalez, anterior director de Estrategia de Tressis y consejero delegado de Profim.

Alvargonzalez lidera un equipo de ocho profesionales en este modelo de negocio híbrido, donde las máquinas hacen todo aquello que pueden hacer igual o mejor que las personas. “Para potenciar el rendimiento de nuestro equipo y dar un mejor servicio a los clientes, hemos realizado una fuerte inversión en tecnología y hemos creado un algoritmo o robot que hemos llamado Boole”, señalan. Este algoritmo permite abaratar el producto final y con ello las tarifas que pagan los clientes, destacan. El equipo que trabaja en la empresa se centra en el análisis, la estrategia y la atención al cliente.

Nexstep ofrece una opinión objetiva y profesional sobre los fondos de inversión que deberían tener en cartera los clientes que accedan a la plataforma, desde la cartera inicial a los cambios que deban hacer para mantenerla adaptada a la situación y a las expectativa de evolución futura de los mercados financieros. La firma asesora sobre fondos de la entidad del cliente como del resto de fondos disponibles en el mercado nacional.

Al igual que el resto del negocio, la selección de fondos sigue el mismo modelo híbrido que el propio servicio. “Las decisiones estratégicas, la distribución de activos, el tipo de fondos seleccionados, los parámetros que consideramos fundamentales en cada periodo para elegir un fondo son tarea de las personas (estrategia y análisis)”, indica Alvargonzalez.  

Una vez que el equipo establecen los parámetros de la búsqueda, Boole se pone a buscar, ya sea en todo el mercado o en las entidades bancarias del cliente si quiere que elijan entre los fondos de su entidad financiera habitual. Boole es una herramienta que no toma decisiones, simplemente realiza la búsqueda y reparte los pesos en función de la estrategia definida.

Metas

A la hora de marcarse un objetivo, Alvargonzalez apunta que su meta es que cualquier ahorrador o inversor tenga acceso a un asesoramiento independiente libre de conflicto de interés. “Para ello garantizamos que no cobramos ningún tipo de comisión de ninguna entidad financiera por ninguna de nuestras recomendaciones”, contextualiza.

“Hay cientos de miles de inversores en fondos que no tienen acceso a asesoramiento profesional realmente independiente. Nuestros objetivos numéricos son ambiciosos”, destaca.

En este sentido, subraya que “Queremos poner un asesor financiero personal en el bolsillo de todos los inversores, un asesor flexible que no obliga a cambiar de entidad financiera y que tampoco toca el dinero de los clientes, limitándose únicamente a ayudarles en sus inversiones”.