Descifrando el enigma ESG: factores a corto plazo y oportunidades a largo plazo

Carmen Olds_Natixis_noticia
Firma: cedida (Natixis IM).

TRIBUNA de Carmen Olds, directora del equipo de Advisory, Natixis IM Solutions. Comentario patrocinado por Natixis Investment Managers.

La literatura académica acerca del impacto de la inversión sostenible sobre los resultados financieros suele coincidir en que existen beneficios a la hora de mitigar y gestionar el riesgo; bien sea por la diversificación que pueden ofrecer las inversiones ESG, o porque el estudio de los factores ESG permite destapar riesgos materiales no identificados por el análisis puramente financiero.

Sin embargo, los resultados son mixtos en cuanto al impacto de la inversión sostenible sobre la rentabilidad. Un análisis de NYU(1) que explora los datos y resultados de más de 1.000 estudios sobre la relación entre ESG y rentabilidad concluye que, aunque algunos encuentran una correlación negativa entre ESG y rentabilidad, dominan los resultados positivos o neutros. Ante todo, los sesgos sectoriales y factoriales de la inversión ESG aparecen como una de las principales explicaciones para las diferencias en rentabilidad frente a la inversión tradicional.

Un estudio realizado por Natixis Investment Managers en colaboración con Morningstar Sustainalytics(2) confirma la creencia generalizada de que los riesgos ESG afectan a las empresas de forma diferente y encuentra grandes diferencias entre empresas de distintos sectores, países o capitalización bursátil. Por ejemplo, dentro del sector industrial, los conglomerados muestran puntuaciones de riesgo ESG más elevadas, mientras que los gases industriales presentan puntuaciones de riesgo más bajas. Del mismo modo, las empresas de Europa y Norteamérica tienen un riesgo ESG menor que las de Asia, América Latina o África, y las grandes empresas tienden a tener un riesgo ESG menor que sus homólogas de pequeña capitalización. Es por esto por lo que encontramos ciertos sesgos en el posicionamiento de los fondos que buscan o promueven objetivos sostenibles frente a los tradicionales.

Desde nuestro equipo hemos estudiado la asignación media de los fondos dentro de la categoría Morningstar Global Large-Cap Equity Blend según su clasificación bajo la SFDR. En primer lugar, encontramos que los fondos clasificados como artículo 8 o 9 suelen tener, de media, un mayor peso en los sectores de tecnología, industriales y salud, pero están infra ponderados sobre todo en el sector energético.

Asignación media por sector económico (%), por SFDR

Fuente: Morningstar, Natixis Investment Managers Solutions, octubre de 2023

El resultado de estas desviaciones sectoriales es que los fondos de renta variable global clasificados como artículo 8 o artículo 9 suelen manifestar un mayor sesgo hacia el factor growth. Por otro lado, también muestran una menor exposición al factor yield, normalmente asociado con la inversión value. Sin embargo, su exposición media a otros factores de riesgo como momentum, quality volatility o liquidity estaría alineada con los fondos que no tienen, ni promueven, objetivos sostenibles.

Estas observaciones no son exclusivas de la renta variable. También en renta fija vemos diferencias en el posicionamiento medio de los fondos artículo 8 y 9, que según nuestro estudio estarían también infra ponderados en el sector energía. Además, en varias categorías de fondos de renta fija se puede observar una mayor duración media de los fondos de artículo 8 y 9. Morningstar(3) achaca este resultado a la sobre ponderación estructural de los fondos ESG en bonos de grado de inversión, que suelen tener rendimientos más bajos y una duración más larga que los bonos de peor calidad crediticia.

Los sesgos sectoriales y de estilo, junto con la mayor sensibilidad a los tipos de interés, ayudarían a explicar el peor comportamiento de los fondos sostenibles frente a los tradicionales durante un año como el 2022, que estuvo marcado por las subidas de los tipos de interés, el liderazgo del sector energético, y la rotación a favor de la inversión value. Sin embargo, y de acuerdo con los resultados de nuestro estudio, en el largo plazo no creemos que invertir de forma sostenible signifique renunciar a rentabilidad ajustada al riesgo. Evidentemente, habrá periodos más difíciles en los que los sesgos habituales de las inversiones sostenibles no se vean recompensados, y de ahí la importancia de identificar y comprender estos sesgos, que pueden ser determinantes de la rentabilidad en el corto plazo.

Evaluando los resultados de la inversión sostenible en el largo plazo

Basándonos en los resultados de nuestro Barómetro de Carteras Españolas, creamos dos carteras representativas de la cartera media moderada española: una cartera tradicional, compuesta por índices tradicionales, y una cartera ESG, con la misma asignación de activos, pero compuesta por índices sostenibles.

Como sería de esperar, la cartera ESG presenta una mejora de las métricas extra financieras: la cartera ESG obtiene una puntuación de riesgo ESG baja, frente a la puntuación media de la cartera tradicional; además, el uso de índices sostenibles ayuda a reducir la exposición a combustibles fósiles, así como la intensidad de carbono media ponderada, o WACI por sus siglas en inglés. Por último, también aumenta la medida en la que la cartera ESG promueve los ODS de la ONU a través de sus inversiones.

En términos de rentabilidad, vemos que en los plazos de 2 y 3 años la cartera ESG quedaría algo rezagada. Sin embargo, en el medio y largo plazo, la cartera ESG habría obtenido una rentabilidad anualizada superior a la de la cartera tradicional. Mientras tanto, el análisis de la volatilidad móvil muestra que hasta el año pasado la cartera ESG habría mantenido una volatilidad consistentemente inferior a la de la cartera tradicional, pero que actualmente tiene una volatilidad anualizada ligeramente superior.

Fuente: Natixis Investment Managers Solutions, octubre de 2023.

Esta mayor volatilidad experimentada por la cartera ESG en el corto plazo, junto con un periodo más difícil en términos de rentabilidad resultan en un ratio de Sharpe inferior al de la tradicional a 3 años, pero superior a 5 y 10 años. Es decir, la cartera ESG habría dado lugar a mejores retornos ajustados al riesgo que la cartera tradicional en el medio y largo plazo.

Fuentes y notas:

Comunicación publicitaria.

Este material se facilita únicamente con fines informativos. toda inversión implica un riesgo, incluido el riesgo de pérdida de capital.

Solo para inversores profesionales.

1 ESG and financial performance: Uncovering the Relationship by Aggregating Evidence from 1,000 Plus Studies Published between 2015 – 2020
https://www.semanticscholar.org/paper/ESG-AND-FINANCIAL-PERFORMANCE%3A-Uncovering-the-by-%E2%80%93-Whelan-Atz/14ce5de6b39a9b8d8f180cbabbfa693182835481?utm_source=direct_link&sort=is-influential

2 Quantitative Investment Approaches for ESG Risk - VOLUME 1: ESG Risk Ratings: A 360° Review
https://connect.sustainalytics.com/invesg-risk-ratings-a-360-review-ebook

3 How do European ESG Funds Perform in 2022? https://www.morningstar.com/lp/european-sustainable-funds-performance


Los resultados pasados no garantizan los resultados futuros.

En España y Portugal Proporcionado por Natixis Investment Managers International o su sucursal Natixis Investment Managers International S.A., Sucursal en España, Serrano n°90, 6th Floor, 28006 Madrid, España. Natixis Investment Managers International es una sociedad de gestión de cartera autorizada por la Autorité des Marchés Financiers (Autoridad Francesa de Mercados Financieros - AMF) con el núm. GP 90-009, y una sociedad anónima (société anonyme) registrado en el Registro de Comercio y Sociedades de París con el núm. 329 450 738. Domicilio social: 43 avenue Pierre Mendès Francia, 75013 París. Natixis Investment Managers International S.A., Sucursal en España está autorizada y supervisada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en relación con sus actividades en España, y por la Comissão do Mercado de Valores Mobiliários (CMVM) en relación con sus actividades en Portugal. Domicilio social de Natixis Investment Managers International S.A., Sucursal en España: Serrano n°90, 6th Floor, 28006 Madrid, España.

La entidad mencionada anteriormente es una unidad de desarrollo de negocio de Natixis Investment Managers, la sociedad de cartera de una diversa gama de entidades especializadas en gestión y distribución de inversiones en todo el mundo. Las filiales de gestión de inversiones de los gestores de inversiones de Natixis realizan cualquier actividad regulada solo en y desde las jurisdicciones en las que están autorizados. Sus servicios y los productos que gestionan no están disponibles para todos los inversores en todas las jurisdicciones.

Aunque Natixis Investment Managers cree que la información proporcionada en este material es confiable, incluyendo la de fuentes de terceros, no garantiza la exactitud, adecuación o integridad de dicha información.

El suministro de este material y/o referencia a valores, sectores o mercados específicos dentro de este material no constituye un asesoramiento de inversión, o una recomendación o una oferta para comprar o vender cualquier valor, o una oferta de servicios. Los inversores deben considerar cuidadosamente los objetivos de inversión, los riesgos y los gastos de cualquier inversión antes de invertir. Los análisis, opiniones y algunos de los temas y procesos de inversión a los que se hace referencia en este documento representan las opiniones del gestor de cartera (s) en la fecha indicada. Estas, así como las tenencias de cartera y las características que se muestran, están sujetas a cambios. No puede haber ninguna garantía de que se produzcan los acontecimientos previstos en este material.

Este material no puede ser distribuido, publicado, o reproducido, en su totalidad o en parte.

Todas las cantidades mostradas se expresan en USD a menos que se indique lo contrario.

Los gestores de inversiones de Natixis podrán decidir poner fin a sus acuerdos de comercialización de este fondo de conformidad con la legislación pertinente.