Dividendos de calidad y sostenibles para reforzar las perspectivas

Jean-Philippe Hechel_J. Safra Sarasin_noticia
Firma: cedida (JSS Sustainable AM).

TRIBUNA de Jean-Philippe Hechel, lead portfolio manager del fondo JSS Sustainable Equity – Global Dividend. Comentario patrocinado por J. Safra Sarasin Sustainable AM.

Las perspectivas para Europa y EE. UU. permanecen desafiantes. Las presiones inflacionarias continúan y, independientemente de si hemos superado el pico de inflación, es poco probable que los bancos centrales se vuelvan más moderados hasta que la inflación se haya controlado sustancialmente. En este contexto, las estrategias de rentas y dividendos se encuentran entre las estrategias más resistentes en el ámbito de la renta variable, y ofrecen rentabilidades no solo sólidas sino también muy estables. La combinación de actitud defensiva y value crea un estilo único que tiende a funcionar bien durante las últimas etapas del ciclo económico. Dado que es probable que los tipos se mantengan altos y que la economía se debilite aún más, su perspectiva táctica sigue siendo interesante.

¿Por qué invertir en dividendos en este entorno?

La desaceleración del crecimiento y unos tipos elevados hace que sea aún más importante contar con una estrategia de inversión resiliente que sea capaz de soportar las recesiones del mercado y brindar un atractivo potencial alcista a largo plazo. De hecho, los dividendos han sido el principal impulsor de las rentabilidades de las acciones a largo plazo, por lo que creemos que las estrategias de dividendos tienen mucho sentido en este momento.

Dividendos: un driver de rentabilidad a largo plazo

Fuente: MSCI Research, descomposición de la rentabilidad total del índice MSCI ACWI, análisis durante el periodo de diciembre de 2994 a febrero de 2019. Estudio realizado por MSCI en nombre del Ministerio de Finanzas de Noruega (octubre de 2019). "Cierta información ©2023 MSCI ESG Research LLC. Reproducida por Bank J. Safra Sarasin Ltd con autorización". Nota: el rendimiento pasado no es un indicador ni una garantía para el rendimiento futuro. El crecimiento de los dividendos se calcula por acción y el rendiemiento de los dividendos es una función del precio de las acciones.

Históricamente, los dividendos también han demostrado una notable resiliencia. Incluso durante períodos turbulentos, pueden aportar a los inversores ingresos estables y predecibles. Es muy poco probable que regresemos a un mundo anterior al COVID con tasas de inflación moderadas, un crecimiento sólido del PIB y tipos de interés bajos. Además, las incertidumbres en torno a la trayectoria de la economía parecen más elevadas y el contexto geopolítico actual parece más frágil que antes. En este clima, las estrategias de dividendos deberían seguir beneficiándose de su carácter defensivo. Además, normalmente se han comportado bien durante las últimas etapas del ciclo, en el que aún nos encontramos.

El índice high dividend yield tiende a batir al mercado en las últimas etapas del ciclo

Nota: * En base a datos mensuales desde 1998.

Mejor calidad que cantidad

Sin embargo, no todas las estrategias de dividendos se crean de la misma manera: algunas se centran en compañías que pagan altos dividendos, mientras que otras se centran en aquellas con un historial de dividendos crecientes, la visibilidad de los dividendos y cómo se financian.

Si bien el nivel de rentabilidad por dividendo es una consideración, creemos que prestar atención a la visibilidad de la distribución de dividendos es más importante. Esto significa centrarse en empresas que puedan generar flujos de caja estables, que tengan políticas de dividendos fiables, balances sólidos y bajos niveles de deuda. Esto es especialmente importante ya que reduce la sensibilidad de la cartera al aumento de los tipos de interés. En 2022, esta cualidad ha demostrado un alto nivel de resiliencia en comparación con el mercado en general, como demostró nuestra estrategia JSS Sustainable Equity – Global Dividend(1).

Dividendos de calidad y sostenibles

Incorporar la sostenibilidad en el proceso de inversión también puede ayudar a identificar compañías de mayor calidad con políticas de dividendos sólidas y estables. En concreto, analizamos los factores ESG financieramente significativos y cómo impactan en la calidad del negocio y el potencial de inversión de las compañías.

Esto se logra mediante la identificación de cuestiones clave de sostenibilidad (por ejemplo, buen gobierno, medidas de salud y seguridad), la evaluación y el rating ASG de cada compañía que otorgamos mediante nuestra metodología de sostenibilidad patentada. Además, se siguen de cerca los indicadores ESG importantes, como las problemáticas clave y la huella de carbono. Cuando se trata de integrar la ASG en nuestros procesos de inversión, buscamos compañías que:

  1. Tengan altos ratings ambientales, sociales y de gobernanza.
  2. Demuestren tener estrategias sólidas de ASG.
  3. Muestren mejoras claras en su perfil ASG a lo largo del tiempo.

Como resultado de la integración de ASG; no solo invertimos en los típicos nombres defensivos, sino que también identificamos compañías de alta calidad en sectores más cíclicos. Las empresas de energía son un buen ejemplo. Actualmente, pocos players del sector energético se muestran activos en el apoyo a la transición verde. En este sector, es especialmente importante centrarse en compañías que tengan un buen gobierno y que, más allá de afrontar los retos medioambientales, gestionen sus riesgos sociales, como los relacionados con la salud y la seguridad.

Creemos que centrarse en empresas de alta calidad con buena visibilidad del crecimiento de los dividendos no solo generará rentabilidades sólidas sino también muy estables a lo largo del tiempo. Para nuestro enfoque de inversión a largo plazo, la incorporación de consideraciones de sostenibilidad es crucial para evaluar la viabilidad de nuestras inversiones y ayuda a evitar compañías que puedan tener problemas estructurales. Por lo tanto, las estrategias de dividendos deberían ser la piedra angular de toda estrategia de cartera bien diversificada para maximizar la rentabilidad, especialmente en un entorno de mercado desafiante.

Fuentes y notas:

1 ISIN Institutional Share Class EUR: LU2076227029.


Información legal importante

Esta publicación de marketing ha sido preparada por Bank J. Safra Sarasin Ltd, Suiza (en adelante, el "Swiss Bank"), una empresa hermana de Banque J. Safra Sarasin (Luxembourg) SA (el "Banco de Luxemburgo"), con domicilio social en 17-21, Boulevard Joseph II, L-1840 Luxemburgo, que está sujeta a la supervisión de la Commission de Supervision du Secteur Financier –CSSF- y forma parte del Grupo J. Safra Sarasin (el “Grupo Safra”), en la sobre la base de la información a disposición del Banco Suizo oa disposición de las demás entidades mencionadas en el presente documento.

Este documento no es el resultado de una investigación sustantiva o análisis financiero y no constituye una investigación de inversión preparada de acuerdo con los requisitos legales diseñados para promover la independencia de la investigación de inversión, ni está sujeto a ninguna prohibición de negociar antes de la difusión de la investigación de inversión. . Contiene solo material de información general para uso personal del cliente a quien se comunica y está destinado únicamente a fines informativos.

Este documento no se interpretará como una recomendación personal con respecto a los instrumentos o productos financieros o las estrategias de inversión mencionadas en el mismo, ni se interpretará como y no constituye una invitación para celebrar un contrato de gestión de cartera con el Banco Suizo o el Banco de Luxemburgo. Bank o una oferta para suscribir o comprar cualquiera de los productos o instrumentos mencionados en el mismo. La información proporcionada en este documento no pretende proporcionar una base sobre la cual tomar una decisión de inversión.

Nada en este documento constituye un asesoramiento de inversión, legal, contable o fiscal o una representación de que cualquier inversión o estrategia es adecuada o apropiada para circunstancias individuales. Cada cliente deberá realizar su propia tasación.

Los datos numéricos, comentarios, análisis, opiniones, estimaciones y estrategias contenidas en el presente documento reflejan el sentir del Banco Suizo o el sentir de las otras entidades mencionadas en el presente documento con respecto a la posible evolución del mercado sobre la base de su propia experiencia. los estudios económicos y la información en su poder hasta la fecha de expedición. El precio y el valor de las inversiones mencionadas en el presente documento y los ingresos que pudieran generarse pueden variar al alza o a la baja. El cliente entiende que la información, hechos o evaluaciones de desempeño proporcionados en el presente documento sólo pueden ser correctos a la fecha indicada de emisión y que dicha información, hechos o evaluaciones de desempeño pueden estar desactualizados al momento del reconocimiento de este documento, debido a diversas elementos, incluidos, entre otros, las fluctuaciones del mercado o los cambios posteriores del banco suizo.

Dependiendo, entre otras cosas, de las tendencias económicas, el buen rendimiento pasado de un instrumento financiero no es garantía del buen rendimiento futuro de la misma inversión. Las pérdidas de precio, que implican pérdidas para el cliente, siempre son posibles.

Los tipos de cambio de las divisas pueden afectar negativamente al valor, el precio o los ingresos de cualquiera de los productos mencionados en este documento y, de forma más general, al rendimiento de la cartera.

Este documento se basa en información y datos disponibles públicamente ("la Información") obtenidos o derivados de fuentes consideradas confiables. Ni el Banco Suizo ni el Banco de Luxemburgo ni ninguna otra entidad del Grupo Safra garantizan la exactitud, idoneidad o integridad de la Información contenida en el mismo, ni hacen ninguna representación, condición o garantía en cuanto a su calidad, idoneidad, exactitud o integridad, por lo que sea objetivo. Ni el Banco Suizo, ni el Banco de Luxemburgo, ni ninguna otra entidad del Grupo Safra pueden ser considerados responsables por daños directos, indirectos o incidentales, especiales o consecuentes que resulten de la Información incluida en este documento, independientemente de si dichos daños son previsibles o imprevisibles. .

La responsabilidad del Banco Suizo o del Banco de Luxemburgo o de cualquier otra entidad del Grupo Safra no puede comprometerse con respecto a cualquier decisión de inversión, desinversión o retención tomada por el cliente sobre la base de la información contenida en el presente documento. El cliente correrá con todos los riesgos de las pérdidas en las que pueda incurrir como resultado de dicha decisión. En particular, ni el Banco Suizo ni el Banco de Luxemburgo, ni ninguna otra entidad del Grupo Safra, ni sus accionistas o empleados serán responsables de las opiniones, estimaciones y estrategias contenidas en este documento.

Asimismo, se informa al cliente que puede existir una posible conexión comercial entre un emisor al que se hace referencia en el presente documento y una entidad que forma parte del Grupo Safra y que no se puede excluir que de dicha conexión pueda derivarse un posible conflicto de intereses.

El Banco Suizo y el Banco de Luxemburgo recomiendan que cada cliente potencialmente interesado en los instrumentos y productos financieros descritos en este documento procure obtener las descripciones regulatorias correspondientes de los instrumentos y productos financieros relevantes antes de tomar cualquier decisión de inversión, con el fin de evaluar los riesgos involucrados y la adecuación con respecto a su situación financiera y fiscal de dicho instrumento o producto y emitir su propio juicio independiente, confiando, según sea el caso, en el asesoramiento de expertos individuales y la divulgación de riesgos de asesores financieros, legales o fiscales calificados . Los documentos reglamentarios pertinentes sobre instrumentos financieros o productos mencionados en este documento de marketing están disponibles en el Banco de Luxemburgo previa solicitud.

Este documento no puede ser publicado o reproducido en su totalidad o en parte.

© Bank J. Safra Sarasin Ltd. Todos los derechos reservados.

Banque J. Safra Sarasin (Luxemburgo) SA

17 - 21, bulevar José II

L-1840 Luxemburgo

T: +352 45 47 81-1

F: +352 45 47 86 www.jsafrasarasin.lu