El rally del riesgo probablemente continuará, pero es vulnerable

Nikolaj Schmidt_noticia
Cedida por T. Rowe Price.

TRIBUNA de Nikolaj Schmidt, economista jefe Internacional, T.Rowe Price. Comentario patrocinado por T.Rowe Price.

Desde las elecciones estadounidenses, los precios de los activos no han parado de subir. ¿Puede continuar el rally del riesgo? Creo que sí, ya que se apoya en tres factores de peso. Sin embargo, también hay tres riesgos inminentes que podrían ponerlo en peligro.

Los tres principales factores del rally

Cabe la tentación de atribuir el rally al resultado de las elecciones estadounidenses. Personalmente, pienso que no se debe tanto a los resultados de las elecciones sino al hecho de que estas ya hayan tenido lugar, por lo que los mercados tienen una cosa menos de la que preocuparse. Los inversores ahora andan en busca de un nuevo relato y, gracias a los buenos resultados de los fabricantes de las vacunas, se han enfocado en el ciclo económico.

El segundo factor ha sido la perspectiva de un gran estímulo en EE.UU. Vemos mucho margen para que el Tesoro de EE.UU. reduzca sus posiciones de tesorería en la Fed para financiar el próximo plan de gasto y, dada la ola del coronavirus de este invierno, no pensamos que la Fed vaya a tomar ninguna medida para cortar esta operación. La adopción del próximo plan fiscal debería ser la expansión fiscal junto con una expansión cuantitativa, lo más parecido al helicóptero del dinero (o la teoría monetaria moderna) que veremos jamás.

El último factor de los precios de los activos ha sido la distribución de las vacunas. Los inversores viven con la esperanza de que para junio, por fin, vislumbraremos la pandemia de coronavirus desde el espejo retrovisor. Si hay suerte, esto reduciría la incertidumbre, liberando los «espíritus animales» y generando un auge económico.

Tres riesgos que justifican la precaución

Hay tres riesgos al acecho que deberían llevarnos a actuar con prudencia. En primer lugar, la expansión fiscal prevista por la Administración Biden es extraordinaria y parece que gran parte del estímulo llegará a la economía real a finales de la primavera. ¿Podría provocar esto un rápido aumento de la inflación? Es posible, pero cuando los bancos centrales se acomodan a cualquier cosa que no sean presiones inflacionistas muy temporales, la divisa tiende a depreciarse. Esto no pinta bien para el dólar, un indicador importante del apetito de riesgo.

El segundo gran riesgo tiene que ver con la eficacia de las vacunas. En mi opinión, dada la rápida acumulación de posiciones largas de riesgo en el mercado, es poco probable que la política fiscal y monetaria excesivamente laxa cubra las grietas que resulten de la ineficacia de las vacunas debido a las mutaciones del virus.

Nuestra tercera preocupación es China. La economía china ha protagonizado una recuperación espectacular tras la recesión provocada por el coronavirus y hemos llegado a un punto en que se están revirtiendo las políticas de estímulo. No quitamos el ojo de China para asegurarnos de que el ritmo de endurecimiento sea, efectivamente, moderado.

Creo que los factores de los precios de los activos pesan más que los riesgos y que, por tanto, lo más fácil es que los precios continúen subiendo, y considero esa corrección como una oportunidad.


Información importante

Este material se proporciona únicamente a efectos informativos generales y/o de marketing. El material no constituye ni conlleva compromiso alguno de prestar asesoramiento de ninguna clase, incluido asesoramiento de inversión fiduciaria, ni tiene por objeto servir de base principal para una decisión de inversión. Se recomienda a los inversores potenciales que obtengan asesoramiento independiente de índole jurídica, financiera y fiscal antes de tomar cualquier decisión de invertir. El grupo de sociedades de T. Rowe Price, incluidas T. Rowe Price Associates, Inc. y/o sus filiales, reciben ingresos de los productos y servicios de inversión de T. Rowe Price. La rentabilidad pasada no es un indicador fiable de rendimiento futuro. El valor de una inversión y los ingresos que de ella se derivan pueden aumentar o disminuir. Los inversores podrían recuperar un importe inferior al invertido.

El material no constituye una distribución, oferta, invitación, recomendación o incitación general o personal para vender o comprar valores en cualquier jurisdicción o para llevar a cabo cualquier actividad de inversión particular. El material no ha sido revisado por ningún organismo regulador en ninguna jurisdicción.

La información y las opiniones aquí presentadas han sido obtenidas o derivadas de fuentes que se consideran fiables y actuales; ahora bien, no podemos garantizar la exactitud ni la exhaustividad de las fuentes. No existe garantía de cumplimiento de ninguna de las predicciones realizadas. Las opiniones incluidas en el presente documento corresponden a la fecha indicada en el mismo y pueden variar sin previo aviso; dichas opiniones pueden diferir de las de otras sociedades y/o socios del grupo T. Rowe Price. El material no podrá ser copiado ni redistribuido, total o parcialmente, bajo ninguna circunstancia, sin la autorización de T. Rowe Price.

El material no está destinado a ser utilizado por personas de jurisdicciones que prohíben o restringen la distribución del mismo y, en ciertos países, el material se proporcionará unicamente tras la previa solicitud específica del material.

No está destinado para su distribución a inversores minoristas en ninguna jurisdicción.

202101-1496037