La enorme responsabilidad que supone la inversión sostenible

Ana Claver Noticia
Cedida (Robeco).

TRIBUNA de Ana Claver Gaviña, CFA, country head para Iberia, U.S. Offshore y Latam, Robeco. Comentario patrocinado por Robeco.

Hace un año compartía unas líneas sobre los pensamientos que entonces se me venían a la cabeza en medio de la desolación que vivíamos. Y, aunque ahora la situación sigue siendo compleja, creo que por fin se entrevé un final cada vez más próximo, y que se está modelando un entorno distinto con nuevas costumbres, hábitos y valores. Así que me he vuelto animar a darle continuidad a estas reflexiones desde mi posición en Robeco, y bajo el prisma de la sostenibilidad que es lo que más nos caracteriza.

Llega una nueva forma de trabajar, con la incorporación del formato on line que reemplazará, en gran parte, los lugares físicos de trabajo por zonas de reuniones diferentes donde socializar y conectar. La ubicación física podría pasar a un segundo término para las empresas, pero al primero para las personas, que podrán vivir fuera de la ciudad y de su vorágine diaria. Las últimas tecnologías estarán presentes en la creación de múltiples espacios transformando, por ejemplo, las juntas de accionistas en juntas telemáticas, las llamadas en videollamadas o los grandes congresos en eventos tecnológicos, convirtiendo todos estos espacios en experiencias personales.

Nuevos objetivos en el sector financiero

Este nuevo entorno a su vez exigirá de habilidades distintas, premiando el compromiso, la autogestión, el uso eficiente del tiempo y la consecución de resultados medidos por indicadores objetivos. De esta forma, el desafío de los líderes será la creación de una cultura empresarial basada en nuevos valores donde, adaptabilidad, colaboración, credibilidad, responsabilidad y preparación serán sus nuevas métricas para el largo plazo. El valor de la empresa dependerá de muchos factores, y no únicamente de la cifra de ventas anual a corto plazo.

Observado nuestro sector, el financiero, creemos que ha llegado el momento de marcarnos nuevas metas que nos permitan alinear los incentivos meramente financieros con objetivos sostenibles. Debemos seguir trabajando en métricas que nos ayuden a entender mejor el verdadero valor de las compañías, teniendo en cuenta su capital humano, natural y social. Con ello, conseguiremos ayudar a nuestros clientes a tomar decisiones de inversión mejor fundamentadas y beneficiarse, a su vez, de la gran oportunidad que supone una inversión sostenible, que lucha contra la perdida de la biodiversidad y el cambio climático. Éste último será pieza clave en las agendas políticas y económicas de los gobiernos durante los próximos años, fundamental para mantener la supremacía global mediante el dominio de los nuevos materiales, tecnología y cadenas de suministro.

Alineación con el Acuerdo de París

Dando un paso más allá, en Robeco impulsamos, y nos sumamos a la iniciativa Net Zero Asset Managers desde su lanzamiento el 12 de diciembre de 2020, coincidiendo con el quinto aniversario del Acuerdo de París, y comprometiéndonos a lograr cero emisiones netas de gases de efecto invernadero para 2050, o incluso antes si fuera posible. Esto sólo lo lograremos trabajando codo con codo con nuestros clientes, acordando unos objetivos realistas. Actualmente estamos trabajando en soluciones innovadoras con el objetivo de reducir la huella de carbono de las carteras y alinearlas con las medidas adoptadas en el famoso Acuerdo de Paris. Según la última Encuesta Global sobre el Clima 2021, que hemos elaborado en Robeco, (encuesta entre más de 300 inversores institucionales representando el 20% de los activos a nivel global), el 86% considera que el cambio climático afectará a su política de inversiónen los siguientes dos años, lo que supone una señal inconfundible de que la descarbonización está definitivamente en marcha.

Además, señalar, por ser tan de actualidad, que el 95% de nuestros fondos se encuadran en los Artículos 8 y 9 bajo SFDR, situándonos de nuevo a la cabeza de la inversión sostenible y que recientemente hemos sido galardonados con el premio mejor gestora ESG 2020 que, por primera vez, otorga Expansión – Allfunds.

Hace un año formulaba el deseo de poder sacar lo mejor de la situación a la que nos enfrentábamos y, ahora, que parece que el final de esta pandemia está más cerca, no se nos puede olvidar continuar aplicando las mejores prácticas adquiridas. No sólo porque tenemos la enorme responsabilidad de tomarnos en serio las continuas señales de alarma que nos llegan, sino porque el individuo va a seguir, incluso con mayor intensidad si cabe después de lo vivido, en su búsqueda de lo saludable para sí mismo, para el planeta y para la sociedad. De todo ello hablaremos en nuestra próxima reunión #TimeToAct.