La inversión de impacto se convierte en un estilo clave para la industria

Isabel Vento_noticia
Cedida (BlackRock).

TRIBUNA de Isabel Vento, responsable de Desarrollo de Negocio en España, BlackRock. Comentario patrocinado por BlackRock.

El término de inversión de impacto lleva ya varios años circulando por los titulares financieros, dejándose ver por la prensa de la industria y presentándose a una comunidad inversora con ganas de conocerlo. Es un término que ha dibujado grandes temas y protagonizado entrevistas y eventos porque necesitaba plantar la semilla que finalmente está haciendo florecer un estilo de inversión llamado a construir un mundo mejor para todos.

Y lo ha hecho siendo fiel a su esencia: enfocando los recursos a su alcance para lograr un objetivo concreto que mejore el mundo. En este caso, el objetivo era su materialización como gran tendencia de inversión. Y si medimos la rentabilidad obtenida en estos términos, vemos que es muy satisfactoria, aunque debemos seguir confiando en su capacidad para seguir generando valor en el largo plazo(1). Decimos esto porque la inversión de impacto tiene una naturaleza muy particular; necesita cumplir una serie de requisitos que la diferencian de la inversión tradicional, entre los que destacan los siguientes:

  • Intencionalidad: la inversión con impacto busca el objetivo explícito de generar resultados extra financieros positivos para la sociedad o el medioambiente.
  • Evidencia científica y análisis de datos en la construcción de inversiones: una vez marcado el objetivo de impacto, es fundamental establecer las métricas para asegurarse de que se cumple.
  • Gestionar el impacto: este estilo de inversión se basa en la necesidad específica de que los resultados de dicha inversión se construyeran sobre necesidades e intenciones específicas, por lo que hay que controlar que la generación de retornos no aleje a la inversión de su propósito inicial.
  • Contribución al crecimiento de la industria: los gestores de estrategias de impacto exitosas deben compartir sus conocimientos con el resto de la industria para seguir impulsando estos vehículos. Esto se puede hacer con el desarrollo de indicadores, términos y encuentros en los que se ponga en común este conocimiento. Es fundamental que compartan las claves de su éxito para que estas sean la base del éxito de quienes vienen detrás.

¿Y cómo se puede invertir con impacto?

La respuesta es sencilla: confiando en los que saben hacer bien las cosas. En BlackRock siempre hemos sido muy fieles a un modelo en el que la visión a largo plazo, la gestión de riesgo y la inversión en tecnología nos han permitido avanzar de forma constante y exitosa en los campos en los que nos hemos adentrado, por lo que creemos que estamos muy bien posicionados para trasladar esta historia de éxito al campo de la inversión con impacto.

Nuestro fondo de impacto es el BlackRock Global Impact Fund, que justamente cumple un año por estas fechas. En este periodo, el fondo ha construido los pilares para integrar las demostradas capacidades de gestión de BlackRock con el compromiso con la inversión socialmente responsable para encontrar aquellas inversiones que sinteticen ambas características en un objetivo tangible que haga del mundo un sitio mejor(2).

Este fondo trata de solucionar los grandes problemas a los que se enfrentan los inversores a la hora de encontrar retornos en el escenario actual al tiempo que genera un impacto positivo, ya sea en el ámbito social o en el medioambiental.  Asimismo, navega a través de un amplio universo que le permite desplegar una asignación diversificada a través de segmentos, temas o geografías. El fondo busca opciones innovadoras con impacto con independencia del origen, de la industria o de la capitalización, entre otros factores(2).

Del mismo modo, la identificación de las compañías mejor posicionadas para generar retornos atractivos e impacto positivo se ve acompañada de un recorrido a largo plazo, por lo que contribuye a construir un mundo mejor durante largos periodos de tiempo(2).

Fuentes:

1 Invest with Impact, The case for impact investing, BlackRock, 2021.

2 Invest for more, BlackRock, 2021.


Advertencias sobre el riesgo

Riesgo de capital. El valor de las inversiones y las rentas derivadas de ellas pueden disminuir o aumentar y no están garantizados. El inversor puede no recuperar íntegramente su inversión inicial.

El historial de rentabilidad no representa un indicador fiable de la rentabilidad actual o futura y no debería ser el único factor que sopesar al escoger un producto o estrategia.

Las variaciones en los tipos de cambio entre divisas podrán también ocasionar disminuciones o incrementos en el valor de las inversiones. Las fluctuaciones pueden ser especialmente marcadas en el caso de un fondo de mayor volatilidad y el valor de una inversión podría disminuir súbita y considerablemente. Los niveles y las bases de tributación pueden cambiar cada cierto tiempo.

Aviso legal del fondo

BlackRock Global Impact Fund

Riesgo de contraparte, Riesgo de derivados, Mercados emergentes, Mercados fronterizos, Riesgo de liquidez

Descripción de los riesgos del fondo

Riesgo de contraparte

La insolvencia de cualquier entidad que presta servicios como la custodia de activos, o como contraparte de contratos financieros como los derivados u otros instrumentos, puede exponer a la Clase de acciones a pérdidas financieras.

Riesgo de derivados

Los derivados son muy sensibles a las variaciones del valor del activo en que se basan y pueden aumentar el volumen de las pérdidas y ganancias, provocando mayores oscilaciones en el valor del Fondo. La repercusión para el Fondo puede ser mayor cuando los derivados se utilizan de forma amplia o compleja.

Mercados emergentes

Las inversiones en mercados emergentes generalmente están asociadas con un mayor riesgo de inversión que las inversiones en mercados desarrollados. Por lo tanto, el valor de estas inversiones puede ser impredecible y tener una mayor variación.

Mercados fronterizos

Los mercados fronterizos suelen ser más sensibles a las condiciones económicas y políticas que los desarrollados y los emergentes. Otros factores incluyen un mayor riesgo de liquidez, restricciones a la inversión o a la transmisión de activos y la entrega fallida o con retraso de valores o de pagos al Fondo. Puede haber mayores fluctuaciones en el valor de una inversión y un mayor riesgo de pérdida de capital.

Riesgo de liquidez

Una menor liquidez significa que el número de compradores y vendedores es insuficiente para permitir que el Fondo venda o compre las inversiones con facilidad.

Aviso legal

Este material está destinado única y exclusivamente a clientes profesionales (de acuerdo con la definición de la Autoridad de Conducta Financiera del Reino Unido y las normas MiFID) y no debe ser empleado por ninguna otra persona.

Hasta el 31 de diciembre de 2020, publicado por BlackRock Investment Management (UK) Limited, entidad autorizada y supervisada por la Autoridad de Conducta Financiera del Reino Unido. Domicilio social: 12 Throgmorton Avenue, Londres, EC2N 2DL, Inglaterra, Tel.: +44 (0)20 7743 3000. Registrada en Inglaterra y Gales con el número 02020394. Por su seguridad, las llamadas telefónicas suelen ser grabadas. Consulte el sitio web de la Autoridad de Conducta Financiera del Reino Unido para obtener una lista de las actividades autorizadas que BlackRock lleva a cabo.

A partir del 1 de enero de 2021, en caso de que el Reino Unido y la Unión Europea no lleguen a un acuerdo que permita a las empresas británicas ofrecer y prestar servicios financieros en la Espacio Económico Europeo, el emisor de este material será:

i) BlackRock Investment Management (UK) Limited para todos los países no miembros de la Espacio Económico Europeo; y

ii) BlackRock (Netherlands) B.V. para la Espacio Económico Europeo,

BlackRock (Netherlands) B.V. está autorizada y regulada por la Autoridad de los Mercados Financieros neerlandesa. Sede social: Amstelplein 1, 1096 HA Ámsterdam, Tel.: 020 – 549 5200, Tel.: 31-20-549-5200. Inscrita en el Registro Mercantil con el n.º 17068311. Por su propia seguridad, las llamadas telefónicas suelen grabarse.

BlackRock Funds I ICAV (el "Fondo") está estructurado como un fondo de inversión organizado con arreglo al derecho irlandés y autorizado por el Banco Central de Irlanda como UCITS a efectos de la normativa en materia de UCITS. La inversión en el (los) subfondo(s) sólo está abierta a titulares cualificados, según se definen en el folleto del Fondo correspondiente. Toda decisión de inversión debe basarse únicamente en la información contenida en el folleto de la sociedad, el documento de datos fundamentales para el inversor (DFI) y el informe semestral y las cuentas no auditadas y/o el informe anual y las cuentas auditadas más recientes. Los folletos, documentos de datos fundamentales para el inversor y los formularios de solicitud pueden no estar disponibles para los inversores en ciertas jurisdicciones donde el Fondo en cuestión carezca de autorización.

Para inversores en España

En España, la gama de BlackRock Funds I ICAV está registrada con el número 1742 en la Comisión Nacional del Mercado de Valores de España (CNMV) y el folleto de cada fondo registrado está también registrado en la CNMV. Ningún regulador de valores de España ha confirmado la exactitud de ninguna información incluida en este documento.

Este documento no es, y no debe considerarse bajo ninguna circunstancia como una publicidad o cualquier otro tipo de oferta pública de acciones en los EEUU o Canadá. Este documento no está dirigido a personas residentes en los EEUU, Canadá o ninguna de sus provincias ni territorios, donde las compañías/valores no estén autorizados o registrados para su distribución y donde no se haya registrado el folleto con cualquier comisión de valores o autoridad reguladora. Las compañías/valores no podrán ser adquiridos o poseídos, ni adquiridos con los valores de un Plan ERISA.