La transición energética: ¿más que meras palabras?

Ulrik Fugmann_noticia
Firma: cedida (BNP Paribas AM).

TRIBUNA de Ulrik Fugmann, gestor del BNP Paribas Energy Transition. Comentario patrocinado por BNP Paribas AM.

La tan necesaria transición energética lleva tiempo en boca de todo el mundo, pero ¿hasta qué punto tiene sentido tiene hablar de ella si no se actúa con suficiente rapidez o contundencia? Gobiernos de todo el mundo se han comprometido a la lucha contra el cambio climático fijándose objetivos de neutralidad de carbono, pero cabe afirmar que estos esfuerzos han carecido de consistencia, colaboración y coherencia.

Con las fechas límite de reducción de emisiones ya a la vista, están surgiendo señales de una transformación a largo plazo en el modo en que producimos, suministramos y consumimos energía. No obstante, múltiples personalidades y organismos reconocen que con esto no basta. Si ha llegado verdaderamente la era de la transformación energética, ¿cuál es el mejor modo de acceder a estas oportunidades como inversores?

¿Reconstruyendo de forma más verde?

En plena pandemia, gran parte del respaldo fiscal sin precedentes aportado por los gobiernos para estimular el crecimiento económico estuvo delimitado por iniciativas verdes para asegurar que los países se reconstruían de mejor forma. No obstante, un estudio reciente de la Agencia Internacional de la Energía (AIE) sugiere que solamente un 2% de este gasto se ha destinado a medidas de energía limpia(1).

Sobre todo, la AIE advierte de que, bajo los actuales planes gubernamentales de gasto de recuperación, las emisiones globales de carbono alcanzarán niveles récord en 2023 y continuarán subiendo. AdvertisementEn opinión de sus expertos, el mundo se halla “lejos de la senda hacia la neutralidad de carbono de cara a 2050”(2).

Aunque el tiempo apremia, todavía no es demasiado tarde para implementar los cambios necesarios, y la expectativa es que la próxima cumbre COP26 será crucial a la hora de elevar las ambiciones de todos los agentes para intensificar las medidas climáticas, crear resiliencia y reducir las emisiones. Alok Sharma, presidente del COP26, afirma que “no debemos perder de vista los enormes retos que plantea el cambio climático… estamos trabajando con nuestros socios internacionales en una ambiciosa hoja de ruta de acción climática global… y el COP26 puede ser un momento en que el mundo se una bajo una recuperación limpia y sostenible”(3).

Creciente frecuencia de eventos climáticos extremos

Por si los políticos necesitaban un nuevo catalizador para ampliar sus compromisos climáticos, este verano ha sido escenario de un gran número de acontecimientos meteorológicos extremos en todo el mundo. Una ola de calor sin precedentes afectó a América del Norte, y las inundaciones en China, la India, Alemania, Austria y Bélgica han causado numerosas víctimas mortales y miles de millones de dólares en daños. Ni siquiera los climatólogos daban crédito a sus ojos ante la gravedad y frecuencia de estos eventos. Chris Rapley, profesor de ciencias climáticas en el University College London, advierte de que “se está produciendo un cambio dramático en la frecuencia con la que se producen acontecimientos climáticos extremos”(4).

Un resultado positivo de estos trágicos eventos es que los políticos han pasado a reconocer públicamente la necesidad de hacer más para abordar el impacto del cambio climático y frenar su avance. La canciller alemana Angela Merkel ha instado a “intensificar la lucha contra el cambio climático”(5), mientras que el presidente estadounidense Joe Biden reconoció que el "cambio climático está propiciando una peligrosa confluencia de calor extremo y sequías prolongadas”, añadiendo que “ahora tenemos que actuar con rapidez: se nos acaba el tiempo”(6).

El último informe sobre calentamiento global del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC) de la ONU también confirma inequívocamente la realidad del cambio climático, advirtiendo de que este siglo se superará el nivel de calentamiento de 1,5 °C por encima de los niveles preindustriales a no ser que se produzcan reducciones profundas de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI)(7). Esto llevó al Secretario General de la ONU, António Guterres, a describir este escenario como “un código rojo para la humanidad”(8).

Hoja de ruta de la AIE hacia la neutralidad de carbono

El reconocimiento por parte de grandes figuras públicas de la importancia y la urgencia del reto climático y su compromiso con la intensificación de medidas es un gran paso adelante, pero el compromiso de la AIE no lo ha sido menos. Este poderoso ente energético ha estado vinculado con el fomento de los combustibles fósiles en el pasado, pero en mayo de 2021 deleitó a los defensores de la lucha contra el cambio climático con la publicación de su hoja de ruta hacia las cero emisiones de cara a 2050.

Este informe representa el primer estudio exhaustivo a nivel mundial de cómo puede lograrse la transición energética, ayuda a priorizar las medidas necesarias y define hitos para guiar el camino hacia la neutralidad de carbono. La declaración de la AIE de que “no debería invertirse en nuevos proyectos de suministro de combustibles fósiles”(9) tuvo un impacto particularmente fuerte, al respaldar la financiación del ulterior desarrollo de fuentes renovables.

Invertir en la transición energética

Según la AIE, la inversión total anual en energía necesita alcanzar los cinco billones de dólares de cara a 2030, lo cual añadiría un 0,4% adicional al año al crecimiento del PIB mundial(10). Un gasto de tal envergadura subraya la perspectiva de que la transición energética ofrece una oportunidad excitante a los inversores. Además de representar un tema de fuerte crecimiento secular, también es atractiva para los que consideran importante lograr resultados sostenibles.

La oportunidad que ofrece la transición energética no se limita a la energía limpia. Después de todo, nadie espera que el uso de combustibles fósiles vaya a cesar de inmediato, y las fuentes convencionales siguen siendo una parte esencial del mix energético. De lo que se trata es de reducir la dependencia del mundo en los combustibles fósiles y adoptar progresivamente más fuentes de energía sostenibles y renovables.

Las oportunidades abarcarán innovaciones en redes inteligentes, transporte alternativo, vehículos eléctricos, eficiencia energética industrial, edificios verdes, iluminación LED, pilas de combustible de hidrógeno, energía eólica y fotovoltaica y numerosas áreas de suministro público. En este contexto, la transición energética debería verse como una oportunidad temática muy amplia.

Contribuir a un futuro más verde

Nos hallamos en plena búsqueda de soluciones más verdes para dotar de energía al planeta, y esta podría ser una de las mayores oportunidades de inversión de nuestra época. La comunidad inversora se halla ante una oportunidad increíble para respaldar a empresas que se esfuerzan por descarbonizarse y acelerar la tan necesaria transición energética. Además de los operadores ya establecidos y conocidos, habrá empresas pequeñas, ágiles e innovadoras tratando de forjarse un nombre en este mercado en plena evolución, y cualquiera de ellas podría convertirse en una superestrella del mañana.

En BNP Paribas Asset Management reconocemos la importancia de ser capaces de distinguir entre modas pasajeras y tendencias transformadoras y duraderas. Nos concentramos en investigar e identificar el futuro de la energía, de las fuentes renovables y de su impacto no solo en el sector energético, sino en un amplio abanico de áreas como el transporte y la vivienda. Creemos que esto requiere un conjunto diferente de preguntas. Al fin y al cabo, uno no puede tomar decisiones de inversiones bien fundadas si no adopta un enfoque sopesado, de miras amplias y sin sesgo alguno a la hora de evaluar el impacto y las oportunidades.

Pinche aquí para acceder a más artículos de investigación sobre La era de la transformación.

Fuentes:

1 https://www.iea.org/news/with-only-2-of-governments-recovery-spending-going-to-clean-energy-transitions-global-emissions-are-set-to-surge-to-an-all-time-high

2 https://www.iea.org/news/with-only-2-of-governments-recovery-spending-going-to-clean-energy-transitions-global-emissions-are-set-to-surge-to-an-all-time-high

3 https://www.gov.uk/government/news/new-dates-agreed-for-cop26-united-nations-climate-change-conference

4 https://www.ft.com/content/9a647a51-ede8-480e-ba78-cbf14ad878b7

5 https://www.theguardian.com/world/2021/jul/18/angela-merkel-to-visit-flood-ravaged-areas-in-germany

6 https://edition.cnn.com/2021/06/30/politics/wildfire-response-western-governors-biden-meeting/index.html

7 https://www.ipcc.ch/report/ar6/wg1/downloads/report/IPCC_AR6_WGI_Headline_Statements.pdf

8 https://www.un.org/press/en/2021/sgsm20847.doc.htm

9 https://www.iea.org/news/pathway-to-critical-and-formidable-goal-of-net-zero-emissions-by-2050-is-narrow-but-brings-huge-benefits

10 https://www.iea.org/news/pathway-to-critical-and-formidable-goal-of-net-zero-emissions-by-2050-is-narrow-but-brings-huge-benefits