¿Momento difícil para el sector salud? Momento de oportunidades

Natalia Ortega_Bellevue_noticia
Firma: cedida (Bellevue).

TRIBUNA de Natalia Ortega, Insititutional sales, Bellevue. Comentario patrocinado por Bellevue.

El Bellevue Medtech & Services ha sufrido en los últimos meses una corrección de entorno al 6% que deja la rentabilidad del fondo a YTD plana. Pero la realidad es que no está siendo solo un momento complicado únicamente para este fondo, si no que en general está siendo complicado para el sector salud. Esto no significa que deje de ser una de las grandes oportunidades actuales y la megatendencia más rentable a largo plazo.

El fondo es un producto de renta variable global, con sesgo a mercado americano, que invierte principalmente en valores de empresas que participan en el sector de la tecnología médica y servicios de la salud, donde el equipo gestor cuenta con una dilatada experiencia. La cartera está formada aproximadamente por 35-45 valores y se centra principalmente en grandes
compañías norteamericas y con productos en el mercado. Se reserva entorno a 5% de la
cartera para pequeñas compañías, que traen una gran parte de innovación y digitalización al
sector.

El año pasado el fondo cerró con una pérdida de aproximadamente del 12%, nada alarmante teniendo en cuenta el difícil año que vivimos en la mayoría de los activos financieros y bastante mejor que el sector de tecnología médica que terminó el año con una corrección de aproximadamente el 30%. El fondo se vio afectado principalmente por no tener grandes farmacéuticas en cartera, ya que invierte aproximadamente un 80% en medtech y un 20% en servicios. Aun así, la parte de servicios (grandes aseguradoras americanas) protegió mucho la cartera del fondo, ya que se vieron beneficiadas por la subida de tipos de interés.

Este año el equipo gestor mantiene que sigue siendo momento de moverse de las grandes farmacéuticas, que protegían el año pasado, hacia compañías con un estilo growth, como son las de tecnología médica. De hecho, en la primera mitad del año el fondo se ha comportado razonablemente bien, mientras que el sector salud no podía decir lo mismo.

Sin embargo, en el último mes ha sufrido un pequeño bache. En general, agosto es un mes complicado por haber menos volumen y más volatilidad, lo que supone que el mercado pueda ser más sensible a ciertas noticias. En concreto, uno de los principales motivos de que el fondo se haya comportado mal es que Novo Nordisk, una de las grandes farmacéuticas europeas (y que el fondo no tiene en cartera), anunció que uno de sus medicamentos contra la obesidad reducía el riesgo de problemas cardiovasculares adversos en adultos con sobrepeso u obesidad y con factores de riesgo cardiovascular.

Esta noticia, que a priori es buena tanto para los pacientes como para el sector en general, ha perjudicado a algunas de las compañías dedicadas a la tecnología médica cuyos productos se utilizan en operaciones de intervenciones del corazón, ya que el mercado interpretó que dicho medicamento podría ser un sustitutivo a los procedimientos quirúrgicos enfocados a problemas del corazón. No podemos olvidar que la mayor parte de problemas cardiovasculares no vienen derivados por estas enfermedades, sino que vienen motivados por un envejecimiento.

Aun así, el equipo gestor mantiene que solo es un bache en el camino, que los resultados de las compañías que tienen en cartera siguen siendo buenos y que en el largo plazo la estrategia del fondo sigue manteniendo un potencial atractivo. Por otro lado, y aunque para el sector salud es cierto que está siendo un año complicado, generalmente, en momentos de tensionamiento la estrategia consigue que sus beneficios por acción se mantengan estables, y en los momentos complicados el sector salud se comporta mucho mejor que el resto del mercado.

¿Por qué? La realidad es que por muy grande que sea la crisis económica a la que nos enfrentemos, la población no va a dejar de operarse el corazón o la rodilla, por ejemplo. Esto no quiere decir que las acciones de las compañías del sector no se vean afectadas por la volatilidad. Esto ocurre porque los inversores ponen el foco en compañías que han sido capaces de mantener beneficios y los flujos de dinero acaban volviendo.

Crecimiento constante del EPS y resiliencia en tiempos de crisis

Crecimiento acumulado del EPS de 1999 a 2022.

El comportamiento del fondo desde su lanzamiento avala la consistencia de la estrategia y por otro lado, el fondo cuenta ahora con unas valoraciones muy atractivas.

Las large caps de tecnología médica están valoradas (a la par que el S&P500) y las de seguros de salud a 12,3x (un 26% de descuento respecto al S&P500)